Vodafone paga 8 años después

tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Redacción
11 de octubre de 2017

Un cliente recupera casi 2.300 euros que le cobraron por navegar en Internet con el móvil, pese a que tenía tarifa plana

La operadora de telefonía Vodafone ha devuelto 2.259 euros a un cliente que tuvo que pagar hace ocho años esa cantidad por un servicio de navegación a través del móvil que ya pagaba mensualmente dentro de la cuota acordada. El servicio de navegación móvil le fue ofrecido por Ono, que posteriormente fue adquirida por Vodafone. Los cargos irregulares duraron 13 meses. Estas facturas no deberían haberse emitido nunca, ya que el usuario disponía de una tarifa plana que le permitía consumir datos de manera continuada. Esta situación ocurrió en Sevilla y la víctima se llama Carlos, que hace ocho años contrató un móvil nuevo a ONO, hoy en manos de la multinacional británica Vodafone.

Lograr la victoria ante el gigante británico de las telecomunicaciones exigió paciencia y el apoyo de la delegación de Sevilla de FACUA-Usuarios en Acción, una organización que defiende los derechos de los consumidores y de la que es socio la víctima de este abuso. Poco después de contratar la línea con tarifa plana de navegación incluida, Carlos empezó a recibir cargos de ONO con la descripción Tráfico Datos-Transmisión GSM. Llamó a la compañía y, en varias ocasiones, le dijeron que retrocederían los cargos, pero nunca lo hicieron. Carlos había contratado una tarifa plana de internet móvil y según la publicidad que le había remitido antes la compañía, con el servicio de «banda ancha móvil» mediante modem usb podría «disfrutar» de una navegación «sin límites, sin horarios, desde cualquier lugar, sin límite de descarga«, según explica FACUA.

Sin embargo, tras la contratación, el usuario comenzó a recibir cargos basados en supuestas descargas de datos que ni siquiera se correspondían con su consumo real -que en cualquier caso, debía estar incluido en su tarifa plana-. La excusa de la compañía es que su servicio ofrecía un máximo de 1 Gb de descarga, pese a que la publicidad del producto decía claramente que no había límites. Carlos reclamó por teléfono a la compañía en numerosas ocasiones que corrigiese los cargos y, pese a que ésta le aseguró que así lo haría, en ningún momento rectificó. Tras ocho años de reclamaciones, Vodafone comunicó a FACUA Sevilla que «tras realizar las comprobaciones oportunas sobre los hechos que nos describen, hemos procedido a realizar un ajuste por un importe de 2.259 euros, que se ingresará en la entidad bancaria que Carlos R.E. nos ha facilitado«.

Te puede interesar