Alquilar vivienda

¿Vas a alquilar tu vivienda? Mejor con un seguro de impagos

Desde el inicio de la pandemia se han incrementado de forma notable el número de inquilinos morosos. No te arriesgues, contrata tu póliza de impagos de alquiler y ¡un problema menos!
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

¿Quieres alquilar tu vivienda habitual, pero no te atreves por miedo a posibles impagos o destrozos por parte de los inquilinos? Sin duda, se trata de dos de los grandes temores que solemos tener antes de dar el paso y es normal, porque ambos pueden llegar a trastocar tu economía doméstica.

Según un informe publicado recientemente por la patronal de las aseguradoras, Unespa, existen diferencias importantes en cuanto a los costes. En general, los casos de impago generan un perjuicio económico medio de 3.179 euros. Sin embargo, los daños y desperfectos son considerablemente inferiores, alrededor de 336 euros. 

Ahora bien, en las situaciones más extremas, que alguna que otra vez se dan, el importe por los daños en el inmueble puede llegar a triplicar al de los impagos. Ni de lejos es lo habitual, pero se tiene constancia de percances relacionados con deterioros que han llegado a ascender a 45.000 euros. En el caso de la ausencia de la renta, el precio máximo que han pagado las aseguradoras no ha superado los 15.000 euros. 

Un producto que ha duplicado su contratación 

Además hay otro aspecto importante a tener en cuenta: desde la irrupción de la pandemia, las incidencias por impago de alquiler se han incrementado considerablemente, tal y como han afirmado tanto desde la Asociación de Propietarios de Viviendas de Alquiler como desde el Fichero de Inquilinos Morosos.

Teniendo en cuenta como están las cosas, si quieres evitar enfrentarte a ocupantes morosos o tener que pagar de tu bolsillo una elevada reparación del mobiliario, paredes, suelo… Te recomendamos que contrates un seguro de impago de alquiler. No en vano, este producto ha duplicado su contratación durante el segundo semestre de 2020, como  aseguran desde el Observatorio Español del Seguro de Alquiler (OESA). En esta misma línea, la aseguradora ARAG, especializada en defensa jurídica, constató que las contrataciones empezaron a recuperarse a partir de junio. Y, durante los meses de verano, llegaron a crecer hasta llegar a un 33% con respecto a 2019.

De hecho, desde esta entidad afirman que cerca del 30% de los nuevos contratos de alquiler que se firmen en 2021 seguramente incluirán este seguro. Sobre todo, en grandes ciudades como Madrid y Barcelona, donde es más probable que se produzcan este tipo de percances. Por eso, merece la pena contar con la protección que te ofrece una póliza de estas características.

Además está comprobado que, si dispones de este seguro, los incidentes se reducen a más de la mitad. Según datos de OESA, en 2020, los siniestros de los pisos con seguro de impago fue del 7,2%, menos de la mitad que en el caso de los arrendamientos sin seguro, en los que la cifra ascendió hasta el 15%. La previsión es que, a lo largo de marzo, este tipo de contratiempos desciendan a un 3,6 %, es decir, a niveles pre-COVID.

Llegados a este punto, quizás te preguntas: ¿por qué al contratar un seguro se producen menos incidentes? Pues, uno de los motivos es que las aseguradoras tienen la capacidad de filtrar la idoneidad de los inquilinos en función de su capacidad y circunstancias económicas, a través de sus eficaces sistemas de evaluación (scoring).

Además muchas compañías también ofrecen –como servicio adicional– un estudio de la solvencia del inquilino, como una forma de prevenir situaciones de morosidad. En gran parte, es gracias a estos informes previos que la tasa de siniestros es más baja. Eso sí, tal como recomiendan desde OESA es preferible contratar este tipo de seguros a través de un mediador.

Protegid@s pase lo que pase

Como ves, contar con este tipo de póliza, además de ser la única garantía del pago de la mensualidad en caso de incidencia, reduce notablemente la posibilidad de tenerla. Por todo ello, alquilar una vivienda sin el filtro que realiza una aseguradora es aventurarse demasiado. 

En definitiva, todos son ventajas. Olvídate de fianzas y avales, y apuesta por un seguro de impago de alquiler. Un producto que te garantiza cobrar la mensualidad pase lo que pase; te protege frente actos vandálicos y desperfectos; te asegura la solvencia económica de tu inquilino y además, pone a tu disposición un servicio de defensa y asesoría jurídica si es necesario. 

¿Vas alquilar tu piso y sigues dudando si te conviene este seguro? Lo más recomendable es que te pongas en manos expertas. Consulta con tu mediador de confianza, para que te asesore sobre la póliza que mejor se adapta a tus necesidades. ¡Así dejarás a un lado los dolores de cabeza y podrás dormir tranquil@!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.