Vacuna Covid-19 no obligatoria

Si no te vacunas, lo mismo no entras

En España la vacuna del COVID-19 no es obligatoria, pero podría solicitarse como requisito para poder acceder a algunos eventos o lugares con aglomeración de gente, como restaurantes o competiciones deportivas.
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo

A finales del pasado mes de diciembre dio comienzo en toda Europa la campaña de la vacuna COVID-19. Y, como en todo, hay mucha gente que no tiene claro que hará, si vacunarse o no. Pero, cuidado porque es posible que el estar vacunado se convierta en un requisito necesario para poder acceder a determinados lugares con mucha gente (como los restaurantes, por ejemplo) o, incluso, para poder postular a un nuevo trabajo.

¿Obligatorias o no obligatorias?

Lo primero que hay que aclarar, y así lo explican desde ARAG, compañía de seguros de Defensa Jurídica, que la vacuna COVID-19 no es obligatoria en nuestro país. De hecho, el gobierno considera que “se pueden lograr mejores resultados de aceptabilidad si la vacuna es voluntaria”.

La legislación, sin embargo, contempla la posibilidad de que existan excepciones esa no obligatoriedad en casos extremos. Así, recuerda la aseguradora, la Ley 22/1980, de 24 de abril, recoge que las vacunas contra la viruela, la difteria y las infecciones tíficas “podrán ser declaradas obligatorias” si la existencia de casos repetidos de estas enfermedades crea un problema de salud pública. Asimismo, la Ley Orgánica 3/1986 también reconoce la opción de tomar medidas para preservar y garantizar la salud pública.

En el trabajo

Los expertos legales de ARAG explican que una empresa podría facilitar a sus trabajadores las vacunas de forma voluntaria, pero no podría exigir la vacunación obligatoria. Sin embargo, en el caso de trabajadores nuevos, la situación es algo diferente. “Sí podría suceder que una empresa decidiera contratar nuevos trabajadores que estuvieran vacunados como requisito preferente para poder optar al puesto de trabajo”, argumentan desde la aseguradora.

También es particular el caso de profesionales que trabajen con ancianos o del ámbito sanitario. Al estar en contacto directo con grupos de riesgo, sí que podría haber una base para imponer ciertas medidas. Como realizar un cambio de puesto de trabajo para no poner en riesgo a esas personas, ejemplifican desde ARAG.

O en el cole

La vacuna COVID-19 tampoco es obligatoria en menores. De hecho, la planificación de vacunación sistemática contra el coronavirus no incluye a los menores de 16 años. Esto es así porque estas vacunas, a día de hoy, no se han probado suficientemente en niños (aunque Pfizer tiene en marcha un estudio en esta línea). Dos razones hay para ello. Primero que, normalmente, la mayor parte de medicamentos se testan primero en adultos; una vez comprobado que funcionan, los ensayos se amplían a niños y otros grupos, como las embarazadas o las personas inmunodeprimidas. Segundo, a lo largo de estos meses se ha hecho evidente que cuando el COVID-19 afecta a menores de 12 años lo hace habitualmente de forma leve o asintómatica. De ahí una menor urgencia en su inmunización mediante vacunas.

Pero, volviendo a la no obligatoriedad para los más pequeños, ARAG recuerda que existen algunos precedentes en los que se ha recurrido a una orden judicial para que sí lo sea. Un ejemplo: en diciembre de 2010 hubo un brote de virus de sarampión en un colegio público granadino. Varios padres de alumnos del centro rechazaron vacunar a sus hijos, impidiendo la contención del virus. Y finalmente la Consejería de Salud de la Junta andaluza obligó a su vacunación.

En cuanto a la no admisión de nuevos alumnos en un centro escolar por no estar vacunados, existen precedentes. Algunas sentencias recientes, informa la entidad, han fallado a favor de escuelas que han denegado la inscripción a niños no vacunados, por considerar que ponían en riesgo la salud del resto de alumnos.

¿Y eventos o restaurantes?

El Gobierno ha informado de que las personas vacunadas tendrán un carné que lo certifique. Así, y al menos en teoría, este documento podría abrir la puerta a que sea obligatorio presentarlo en ciertos eventos o lugares. En Andalucía, el presidente de la Junta ya advirtió el diciembre pasado que en los partidos de fútbol o en los eventos con aglomeraciones sólo habrá dos maneras de acceder. Una, con un certificado de PCR realizado 72 horas antes. Dos, estar vacunado. Habrá que esperar para ver si otras comunidades establecen condiciones parecidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.