Un Seguro protege a la empresa del Si me toca, no vuelvo

4 de cada 10 trabajadores españoles dejarían su empleo si les tocase la lotería

La fiebre navideña ya nos ha contagiado a todos en mayor o menor grado y uno de los síntomas más relevantes es esa ilusión de que nos toque el Gordo. Seguro que, aunque no quisieras, has acabado comprando el número con los del gimnasio, los del cole del niño y, como no, el del trabajo.

Se trata de una dinámica muy común en estas fechas y así lo demuestran los datos: Las ventas de cupones para los sorteos de Navidad supone casi el 50% de las ventas anuales de Loterías y apuestas del Estado. Según datos de la Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Lotería (Anapal), este año hemos gastado una media de 60€ por persona en el Sorteo Extraordinario de Navidad.

Como decíamos, casi nadie se libra de comprar lotería en el trabajo, aunque sea un décimo compartido. Uno de los principales motivos es ese conocido “imagina que les toca a todos menos a mí”. Y de ahí derivamos a otra frase estrella en las oficinas “Si me toca, a mí no me veréis más por aquí” u otras variantes que insinúa viajes a islas paradisíacas. De hecho, casi 4 de cada 10 trabajadores españoles dejarían su empleo si les tocase el premio según un estudio de la consultora TNS.

Así pues, imaginad que toca y que los empleados cumplen sus “amenazas”. Al volver de vacaciones la empresa se queda vacía y ¿qué pasa entonces?. Pues bien, en el mundo asegurador piensan en casi todo así que, por supuesto, no podía faltar un seguro que proteja a las empresas ante esa situación. Existen pólizas que cubren posibles fugas masivas e inesperadas de talento.

Por ejemplo, Hiscox España contempla esa posibilidad dentro del módulo de negocios, en la parte de daños materiales a todo riesgo. La póliza incluye garantías ante la pérdida de beneficios de la organización por múltiples razones, una de ellas es que los empleados se marchen de forma repentina al ganar la lotería. “Entramos en escena cuando los empleados del asegurado abandonan su puesto en un periodo de menos de 10 días desde el sorteo, sin respetar los 15 días de preaviso. En esa situación le abonamos a la empresa hasta 5.000 euros”, explica Benjamín Losada, suscriptor en riesgos profesionales y empresas de Hiscox España.

En el supuesto que la mayoría de la plantilla abandonaran de repente sus puestos de trabajo, eso comportaría a la empresa gastos en selección de personal, consultoría, formación, horas extra de los empleados que se quedan… etc. Precisamente todo esto es de lo que se encargaría el seguro.

Obviamente, hay ciertos requisitos y condiciones específicos en cada póliza, por ejemplo, puede ser que se requiera que el premio sea como mínimo de 150.000€ o que sea emitido por Loterías y Apuestas del Estado y no por otras organizaciones. Así que, como más vale prevenir que curar, mejor consultar a los expertos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro