La huella (Sleuth)

• Año: 1972 (Tiene un remake dirigido por Kenneth Branagh en 2007)
• Dirección: Joseph L. Mankiewicz
• Guión: Anthony Shaffer
• Reparto: Laurence Olivier, Michael Caine, Alec Cawthorne, John Matthews, Eve Channing, Teddy Martin
• Género: Thriller. Drama
• Resumen: Andrew Wyke (Laurence Olivier) es un prestigioso escritor de novelas de intriga. Además, su pasión por los juegos de ingenio y las adivinanzas lo ha llevado a convertir su gran mansión en una especie de museo, donde se exponen los juguetes y mecanismos más extravagantes. Una tarde, invita a su casa a Milo Tindle (Michael Caine), amante de su mujer y propietario de una cadena de salones de belleza, para proponerle un ingenioso plan del que ambos podrían salir beneficiados. (FILMAFFINITY)

Un retorcido plan de estafa al seguro

Joseph L. Mankiewicz decidió llevar a la gran pantalla la magistral obra de teatro de Anthony Shaffer titulada “La Huella”. Una obra que mezcla celos, venganza, orgullo, crisis existencial ¡y hasta una posible estafa al seguro!

Solamente hacen falta dos actores para mantener al espectador en vilo durante 138 minutos. Pero ese ‘solamente’ puede ser una trampa si no se escoge bien a los actores principales. Eso implica que el éxito del film recae, no solo en el hilo argumental sino también en la interpretación se sus dos protagonistas, dos pesos pesados: Laurence Olivier frente a Michael Caine. El resultado fue la que se ha convertido ya en una pieza clásica del cine. De hecho, obtuvo cuatro nominaciones a los Oscar, entre ellas a mejor director, banda sonora y a mejor actor (para sus dos actores principales).

El argumento nos presenta a Andrew Wyke (Laurence Olivier) que es un reputado autor de novelas de intriga que pasa por un mal momento, de esos de falta de inspiración y de sentido de la vida. Wyke es un apasionado de los juegos de ingenio, mecanismos y acertijos. Además es un hombre acaudalado así que convierte su mansión en una especie de museo que alberga todo tipo de cachivaches y juguetes intrigantes. Por otro lado tenemos a Milo Tindle (Michael Caine) un joven y ambicioso peluquero.

Tindle es el amante de la mujer de Wyke, parece que se quieren y planea casarse con ella cuando se divorcie del viejo escritor. Aquí empieza el embrollo, Wyke invita a Tindle a su peculiarmente decorada mansión para acordar las condiciones de la separación y dejarles vía libre. Pero no quiere tener que pasar una pensión a la que se convertirá en su ex-mujer, así que se le ocurre plantearle a Tindle que perpetren juntos un fraude al seguro. Milo tendrá que fingir el robo de una joyas que Andrew tiene aseguradas y guardadas a buen recaudo en su casa. Ambos saldrían beneficiados, el dueño de las joyas cobraría el dinero del seguro y le daría un porcentaje al “ladrón” para que pudiera iniciar su nueva vida junto a su amante.

Obviamente nada es lo que parece y las intenciones de Andrew Wyke son mucho más complejas y retorcidas. Descubrimos a un hombre resentido, calculador e ingenioso que logrará humillar en distintos niveles a su “oponente”.

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro