Un resbalón en el baño le costó casi 30.000€ al seguro

Jesús García se cayó en el baño del hotel de Punta Cana y se rompió la cadera y el fémur

Cuando pensamos en unas relajantes vacaciones en el Caribe nadie incluye la estancia en un hospital en la ecuación. Lamentablemente, los accidentes suceden y, a veces, la cosa se complica más de la cuenta. Eso es lo que les pasó a Jesús García y Araceli Esteban, vecinos de Alaquàs (Valencia) que viajaron a Punta Cana el pasado 10 de agosto.

Ni 24 horas habían pasado cuando el viaje se torció, Jesús resbaló en el baño del hotel, presuntamente a causa de una fuga de agua, rompiéndose la cadera y el fémur. Desde el hotel llamaron rápidamente al servicio sanitario que trasladó al accidentado a un hospital privado. Allí esperó hasta 20 horas en un box a que llegara la ayuda del seguro, cinco mil dólares que le permitieron acceder a una habitación. No obstante, el importe no era suficiente, Jesús requería de una intervención cuyo coste ascendía a los 24.000€. De nuevo, el seguro abonó la cantidad.

Pero para cuando llegó el dinero, habían pasado ya dos días de la caída y al paciente, de 64 años y enfermo de diabetes, se le habían encharcado los pulmones y había sufrido un fallo renal. Tras una operación de 10 horas, Jesús volvía a la UCI con un pronóstico favorable para su salud, pero no para su economía. En un hospital privado de República Dominicana, cada día en la Unidad de Cuidados Intensivos cuesta en la friolera de cuatro mil dólares y, una vez en planta, dos mil.

La familia acudió al seguro de viaje, al de salud y hasta al de decesos pero aún así la cuñada del herido aseguró que habían tenido que desembolsar mucho dinero. Por el momento, el resort vacacional no ha asumido ninguna responsabilidad. De hecho, una vez finalizada la reserva, el seguro tuvo que procurarles otro alojamiento ya que, según cuentan, el hotel les echó de la habitación. Jesús y Araceli quieren emprender acciones legales contra el resort, al cual hacen responsable de la caída en su baño.

Este viernes la familia pudo ser por fin trasladada de vuelta a España y ya se encuentran en su residencia de Valencia, poniendo fin a esta pesadilla de vacaciones. Araceli declaró ante los medios: «el seguro ha cumplido en todo, a partir del día siguiente, cuando pagó los primeros 5.000 dólares al hospital, eso sí, allí tiene que ser todo con el dinero por delante, si no no hay asistencia médica».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro