cajas-de-seguridad01

Tus objetos de valor, mejor en una caja de seguridad

Seguridad, discreción y privacidad son algunas de las ventajas de este servicio
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Joyas, oro, obras de arte, objetos de valor, documentos importantes… Si dispones de alguna de estas pertinencias, seguramente en más de una ocasión, te habrás preguntado: ¿me curo en salud y alquilo una caja de seguridad en mi entidad bancaria?, ¿cuáles son los requisitos?, ¿qué precio tiene?

Aspectos a tener en cuenta

Bueno, vamos por pasos… El primer requisito para poder tener acceso a una caja fuerte es ser cliente de la entidad bancaria. Aún así, no es extensivo para todos los usuarios. Es decir, el banco en cuestión se asegurará de que eres el candidato perfecto, ya que su uso implica una gran responsabilidad.

En cuanto al precio, cada entidad establece unos costes determinados que pueden oscilar entre los 150 y los 600 euros anuales. Por eso antes de decidirte, conviene informarse bien no sólo del precio anual del alquiler; sino también de si hay costes de apertura, de mantenimiento, si hay que pagar cada vez que se accede a la caja, etc.

Otros aspectos a considerar son el tamaño,  el número de personas que pueden acceder a ellas y el horario. En cuanto al primero, simplemente es aplicar el sentido común. Es decir, no es lo mismo guardar una carpeta con documentos confidenciales que cuadros de grandes dimensiones… Por lo tanto, en función de lo que vayas a guardar, elegirás un tamaño u otro.

En cuanto a los accesos, algunas oficinas bancarias cobran un 50% más de alquiler por cada nueva persona a la que el cliente dé acceso. En cuanto al horario, pues suele coincidir con el de la entidad en la que se encuentre la caja.

Las cuatro ventajas de una caja de seguridad

No cabe duda que este tipo de cajas te ofrecen ese plus de seguridad que necesitas, en caso de poseer objetos o documentos de gran valor. Pero, ¿cuáles son sus beneficios? A grandes rasgos, podemos señalar cuatro aspectos del todo positivos:

  • Mayor seguridad. Si no confías en tener una caja fuerte en tu casa por el riesgo que conlleva para tus seres queridos, ésta es la mejor opción. Sabrás que tus objetos estarán totalmente protegidos y contarán con una vigilancia las 24 h del día. Por lo tanto, dormirás mucho más tranquilo.
  • Total discreción. El contenido es de carácter estrictamente confidencial, y el cliente no tiene obligación de declararlo ante la entidad crediticia. No obstante, está terminantemente prohibido depositar sustancias u objetos ilícitos.
  • Privacidad. Podrás realizar operaciones en tu caja fuerte con absoluta privacidad, sin que nadie te moleste o pueda ver lo que contiene en su interior. Es importante que la dejes bien cerrada y que siempre lleves la llave contigo. En caso de que la extravíes, el banco contactará a los cerrajeros para que sustituyan la cerradura.
  • Acceso a más personas. Como hemos comentado, se trata de un servicio con un coste adicional, pero es muy necesario. Si ocurre una emergencia y únicamente tu tienes acceso a la caja fuerte, nadie más podrá manipularla. Por lo tanto, se recomienda dejar a alguien de tu confianza como beneficiario. Como máximo, podrás autorizar a dos personas.

No está de más contratar un seguro adicional

Generalmente, las cajas de seguridad de los bancos cuentan con un seguro básico o genérico que garantiza la responsabilidad de custodia de bienes sin declarar, hasta un total aproximado de unos 6.000 euros mensuales.

Pero, ¿qué ocurre si se produce un robo? Es improbable pero no imposible… Por lo tanto, no está de más que contrates una póliza extra por el valor de los objetos. Para ello, deberás solicitar a tu entidad la autorización necesaria para declarar el contenido de tu caja y se procederá a la correspondiente tasación.

En caso de duda, como siempre te recomendamos ponerte en contacto con tu mediador de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.