Tu tarjeta de crédito te protege en vacaciones

La mayoría tienen seguros asociados y ofrecen coberturas como la de asistencia médica

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y lo ideal es planificarlas con antelación, para que todo salga a la perfección. No obstante, pueden surgir inconvenientes como: vuelos retrasados, equipajes perdidos o incluso cancelaciones en el último momento, por motivos de trabajo o personales.

En este sentido los seguros de viaje son una garantía para que estos incidentes no supongan la pérdida total de tu inversión. Pero, ¿sabías que muchas tarjetas de crédito cuentan con un seguro de accidente en viajes o de asistencia en el extranjero? Sí, son los grandes desconocidos y ofrecen interesantes prestaciones, cuando estamos fuera de casa. El único requisito es haber abonado el viaje con dicha tarjeta. Ahora bien, te recomendamos que leas la letra pequeña y conozcas cuáles son las coberturas que ofrecen y si son suficientes, sobre todo en lo relacionado con los gastos sanitarios.

En general, se puede afirmar que la mayoría de las tarjetas de crédito ofrecen un seguro de accidentes en transporte público, a lo que suele sumarse una indemnización en caso de fallecimiento o invalidez total. No obstante, como hemos comentado anteriormente, para que se haga efectiva, tendrás que haber abonado los billetes en cuestión con tu VISA, MasterCard o similares, ya que de otro modo no tendría validez y en cualquier caso, la cobertura estaría limitada al trayecto que hayas pagado con la tarjeta.

La posibilidad de disponer de un seguro de viaje más completo suele estar asociada a la gama de tarjetas Premium, Oro o Platinum. Aunque, la variedad de coberturas y condiciones es bastante amplia: desde seguros de viaje asociados que incluyen asistencia médica o equipaje, hasta propuestas más amplias con coberturas que incluyen gastos de repatriación, compensaciones por demora o cancelación de vuelos, pérdida de equipaje, etc. A pesar de ello, es totalmente aconsejable que te informes bien de sus límites para evitar sorpresas.

Seguros de viajes vs tarjetas de crédito

Es importante conocer las coberturas que nos ofrece un seguro de viaje convencional frente al asociado a una tarjeta de crédito. Las principales diferencias entre ambos son:

  • Ámbito de actuación. Las pólizas incluidas en la tarjeta de crédito sólo suelen ser válidas para viajes fuera de tu país de residencia. Sin embargo, el seguro de viaje es válido en cualquier lugar, incluso dentro de tu propio país.
  • Asistencia médica 24 h. Los seguros incluidos en las tarjetas tienen coberturas de asistencia médica en el extranjero, aunque sus garantías económicas suelen ser inferiores a las del seguro de viaje privado: 18.000 € frente a 2.500.000 €.
  • Daños en equipaje. Ambos seguros te protegen frente a posibles incidencias relacionadas con el equipaje, aunque una vez más, encontramos claras diferencias en los límites de las garantías. Por citar un ejemplo, si se produce una demora en la entrega del equipaje y durante la espera tienes que comprar artículos de primera necesidad, los seguros de las tarjetas de crédito tienen un límite de entre 45 y 300 € -dependiendo de la entidad emisora-, mientras que esta cifra ascendería a 450 € por parte del seguro tradicional.
  • Medio de transporte. De nuevo, la principal diferencia entre ambos seguros en lo que respecta a los problemas relacionados con el medio de transporte es el límite económico de las garantías, como las compensaciones por demora en la salida o la pérdida de conexiones.
  • Cancelación o interrupción del viaje. Cabe destacar que no todos los seguros de viaje vinculados a tarjetas ofrecen la posibilidad de anular o interrumpir el viaje sin perder el dinero de la reserva. Aquellas pólizas que sí incorporan esta cobertura sólo permiten la cancelación –casi nunca la interrupción del viaje una vez que ya estás en el destino- por un breve listado de causas, a diferencia de hasta los 32 motivos suelen ofrecer los seguros de viaje.

Otro aspecto a tener en cuenta es que las pólizas de las tarjetas son seguros genéricos, es decir, que no se personalizan en función de las necesidades de los clientes ni del destino, ni tampoco del tipo de viaje. Por lo tanto, tendrás las mismas condiciones si vas a Francia que a la India u otros países más exóticos.

En definitiva si este verano vas a viajar, es importante que lo hagas con plenas garantías. Te recomendamos que compares las coberturas del seguro de tu tarjeta con las de un seguro de viaje y decidas en función del destino, la duración de tu escapada, si viajas solo o en familia…, que es lo que más te conviene. En caso de duda, lo más recomendable es que te pongas en contacto con profesionales del sector.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro