Trucos para dormir bien

Trucos para mejorar la cantidad y calidad de nuestro sueño

Si queremos disfrutar de una buena salud, el sueño es un elemento tan importante como la alimentación y la actividad física. Si te cuesta conciliarlo o tiendes a despertarte por las noches, tu calidad de vida se resiente. Te explicamos algunos consejos sencillos para mejorar cómo y cuánto duermes.
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo

‘Come poco y cena temprano si quieres llegar a anciano’, dice la sabiduría popular. Y es que todo lo que hacemos durante el día puede llegar a condicionar la cantidad de horas que dormimos y la calidad de nuestro descanso. Por eso, te ofrecemos algunas pautas clave para mejorar nuestro sueño y, con ello, nuestra salud general:

  1. Mantén un horario regular. Es bueno acostarse y levantarse más o menos a la misma hora. La repetición es una forma de ‘educar’ el sueño, ya que el cuerpo tiene memoria.
  2. El dormitorio y la cama, para descansar. Nuestra habitación debería ser un entorno agradable y relajante para poder descansar. Parece una obviedad pero no lo ignores: almohada y colchón deben ser cómodos. La temperatura de la habitación, además, debe ser la adecuada: entre 18 y 22ºC, según los expertos. Y, como ya sabemos que nuestro organismo tiene memoria, ten en cuenta que si se habitúa a que la cama sirve para ver la tele, leer o jugar a videojuegos, nos costará más conciliar el sueño.
  3. La actividad física ayuda, pero no siempre. El ejercicio es recomendable ya que cuando nuestro cuerpo consume energía necesita descansar. Sin embargo, debe realizarse un mínimo de tres horas antes de irse a la cama. Si no, el cuerpo se mantiene activo y cuesta más alcanzar el punto de relajación necesario para dormir.
  4. La alimentación también influye. El tipo de alimentación y la cantidad justo antes de irse a dormir también repercuten en la cantidad y calidad del sueño. Los alimentos pesados, las digestiones difíciles o las bebidas estimulantes, como el té o el café, no son lo más recomendable.
  5. Ok a la siesta, pero con moderación. Para que la siesta sea beneficiosa debe tener una duración moderada, entre 20 y 40 minutos. Si dura más de una hora, no tendrá un efecto reparador y, además, puede alterar los ciclos de sueño nocturno.
  6. Relax y poca luz. Acondicionar el dormitorio para el sueño es una buena forma de prepararse; también conviene evitar actividades que requieran atención y concentración justo antes de meterse en la cama. Una ducha, un cuarto de hora antes de acostarse, también es una buena opción para mejorar las perspectivas de descanso.
  7. Deja los problemas para el día siguiente. A veces es difícil, pero es mejor dejar los problemas y discusiones para otro momento, no justo antes de acostarse. Irse a la cama con preocupaciones no nos dejará conciliar el sueño
  8. No des vueltas. Y, para acabar, si no consigues dormir, es mejor levantarse y cambiar de habitación (pero sin realizar actividades que nos desvelen aún más, como mirar el móvil o la tablet), antes que ponerse a dar vueltas sin fin en la cama.

Si a pesar de poner en práctica todos estos consejos, tu sueño no mejora, puede haber varias explicaciones, aunque dos de ellas son las más probables. Una, que seas padre reciente (lo sentimos: hasta dentro de unos dos años es posible que no puedas quitarte de encima las ojeras, sea siguiendo nuestras recomendaciones o sin seguirlas). O, dos, que sufras algún tipo de trastorno del sueño que necesite ser tratado.

Recuerda que muchas aseguradoras de salud cuentan en sus instalaciones sanitarias con Unidades de sueño, departamentos o centros específicos que diagnostican y tratan este tipo de dolencias. Consulta con tu mediador sobre este tipo de servicios y cómo beneficiarte de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.