Goteras en hogar

Tengo una gotera: ¿cómo puede ayudarme mi seguro de hogar?

Más de la mitad de los desperfectos que arregla el seguro en las viviendas españolas corresponden a daños por agua
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

Uno de los problemas más habituales que les ocurre a las familias en sus hogares es la aparición de goteras, fugas de agua o humedades. De hecho, según el informe ‘El seguro del hogar y los gremios de reparadores elaborado por UNESPA, más de la mitad (53%) de los desperfectos que arregla el seguro en las viviendas españolas corresponden a daños por agua. Le siguen en importancia la rotura de cristales (20%) y los daños eléctricos (12%).

Pero, hay más datos al respecto: cada 15 segundos dan un parte las familias por goteras, cada 43 segundos, las comunidades de vecinos; se dice que la frecuencia media de goteras en casas es una cada nueve años… Todo ello hace que este percance se convierta en el siniestro más frecuente en los seguros multirriesgo del hogar

Encontrar el origen de la fuga y llamar al seguro

Pero, ¿qué debemos hacer si detectamos una fuga de agua en casa? Lo primero es encontrar su origen. De esta manera, podremos cerrar la llave de paso del agua y evitar que la reparación de goteras en el piso de abajo sea más grave y costosa. Acto seguido, deberemos llamar al seguro y dar parte del siniestro, para que puedan empezar a actuar. 

Habitualmente, las aseguradoras disponen de varios canales para contactar con sus clientes y generalmente la atención de siniestros se realiza durante las 24 horas, los 365 días del año. Al comunicar la existencia de goteras es importante informar al seguro de los detalles del siniestro, así como de las consecuencias de la fuga de agua.

Por otro lado, aunque parezca obvio, conviene recordar que estamos obligados a poner todos los medios a nuestro alcance para disminuir los daños que genere el agua, hasta que el seguro mande a un técnico para hacerse cargo de la situación y proceder a la reparación de la gotera.

Analizar daños y responsabilidades 

En este contexto, también es el momento de analizar los posibles daños y valorar nuestra responsabilidad a la hora de su arreglo. Aquí es donde entraría en juego la cobertura de Responsabilidad Civil (RC) de nuestra póliza de hogar. En este sentido, hay que tener en cuenta otro aspecto importante que, dependiendo de si el piso es de alquiler o de compra, la reparación de las goteras correrá a cargo de personas diferentes.

Si el piso es de alquiler, lo más habitual es que tengan que gestionar el arreglo de las goteras los arrendadores, independientemente de quien la haya ocasionado. Como inquilinos, solamente tendremos que informar del problema al propietario.

En caso de vivir en un piso de propiedad, habrá que solicitar a un técnico que evalúe el origen de las goteras para, de esta manera, poder determinar quién debe asumir la responsabilidad de los daños.

Si la fuga procede del piso que está encima del nuestro, lo más habitual es que sea ese vecino y su seguro quienes se personen a la hora de afrontar la reparación de unas goteras. En el supuesto que no acepten su responsabilidad, sería el momento de poner una queja ante la comunidad o ante otras instancias mayores, si la cosa se complica y no se llega a un acuerdo.

¿Cómo se concretan las coberturas de daños por agua?

Cada aseguradora establece sus límites en la póliza, pero el seguro multirriesgos de la vivienda suele hacerse cargo de los daños materiales que se producen como consecuencia de una fuga de agua o un derrame accidental que se origine en la instalación o en los aparatos que están conectados a la red de agua de la casa.

También, de los grifos que no cierran, llaves de paso que gotean, válvulas rotas… Son algunas circunstancias que cubre esta garantía de daños por agua. De modo que suele estar incluido:

  • Los daños que se producen por fugas en el sistema de calefacción, de agua caliente o extinción de incendios.
  • Los desperfectos que tengan su origen en las redes de saneamiento subterráneas, tales como fosas sépticas, arquetas, cloacas, alcantarillados y similares.
  • Los perjuicios por agua que se produzcan a causa de heladas.

Ahora bien, generalmente quedan excluidos aquellos daños que se generan por la corrosión generalizada o el desgaste notorio de las instalaciones de la edificación.

En definitiva, afrontar la reparación de goteras en casa teniendo un seguro de hogar es mucho más fácil, ya que solamente tendremos que llamar a la aseguradora e informarle del problema para que nos envíen un profesional que compruebe tanto los daños ocasionados como el origen del problema y lo solucione. En caso de dudas sobre las coberturas de vuestro seguro de hogar, os recomendamos que os informéis con vuestro mediador de confianza.

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Seguros para accidentes infantiles

El seguro también cubre ante los accidentes infantiles en casa

¿Tienes un hijo con un espíritu aventurero que ya querría Indiana Jones? ¿O le persiguen los accidentes caseros como los dementores a Harry Potter? ¿Estás harto de sustituir una y otra vez esas gafas infantiles que no superan sin daños dos sesiones de saltos sobre el sofá? Lo mismo no se te ha ocurrido, pero el seguro también te ofrece alternativas para estar más tranquilo en caso de un accidente infantil en el hogar.

Evitemos accidentes infantiles

En Navidad, niños en casa ¡y seguros!

Llega la Navidad y, con ella, las vacaciones infantiles. Coronavirus mediante, es muy probable que los pequeños pasen gran parte de este tiempo en casa. Y, aunque pensamos que nuestro hogar es seguro, es el sitio donde más accidentes infantiles se producen.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.