cuesta de septiembre

La tecnología, tu mejor aliado para afrontar la cuesta de septiembre

¿Acabas de volver de vacaciones y tu cuenta bancaria pende de un hilo? Te damos consejos para iniciar tu plan de ahorro
Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil

Volvemos del verano y, te hayas ido o no de vacaciones, seguro que tu cuenta bancaria ha notado el veranito. Estamos en plena “cuesta de septiembre” y vamos dejando atrás el buen tiempo y volvemos a nuestra rutina, lo que se traduce en un aumento de gastos.

Sabemos que en época estival tendemos a gastar más: las empresas del sector turístico calculan que las familias gastan entre 1.000 y 3.000 euros de media. Pero, a los gastos veraniegos, hay que añadirle la vuelta al cole en septiembre si tienes niños, el cambio de tiempo o nuestro propósito por retomar buenos hábitos con la rutina. ¿Qué podemos hacer para administrar mejor los gastos?

Planifica tus gastos

Antes de ponerte a gastar, organiza tus cuentas. La contabilidad de una casa es como la de una empresa, hay una serie de ingresos y unos gastos mensuales que debes tener en cuenta. Por ello, los expertos recomiendan establecer un plan contable realista y que valore todos los posibles gastos, previsibles o imprevisibles, que puede haber en una casa.

Sabemos que es un tostón – y más si eres de letras, como nosotros- sentarse a calcular y planificar las cuentas de casa, pero no te preocupes, hay otras soluciones. Como para todo, hay aplicaciones móviles que pueden ayudarte, conectando todas tus cuentas bancarias y actualizando todos los movimientos que haces.

Fintonic, Spendee o Mint son algunos ejemplos. Estas aplicaciones no sólo registran todos y cada uno de las actividades de tus cuentas a tiempo real, sino que también usan la inteligencia artificial para predecir los gastos de los próximos meses y te ayudan a tomar decisiones. Así, podemos ver con antelación cómo de dura va a ser la cuesta de septiembre o la de enero y racionalizar los gastos. Igualmente, hay que tener en cuenta que estas aplicaciones no son adivinas, sino que predicen basándose en tus gastos anteriores. Por lo tanto, cuanto más historial tenga el usuario más precisa será la previsión.  

¿Y si tengo niños?

La previsión de gastos varía mucho según los miembros de un hogar. Está claro que el gasto siempre será superior si tienes niños. Y no sólo por la comida o la ropa. Cuando llega septiembre, después de haber disfrutado del verano en familia, nos enfrentamos a los gastos escolares y extraescolares.

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) calcula que las familias se gastan una media de 500 euros por niño en la vuelta al cole. El mayor gasto viene cuando se han de comprar el vestuario específico y los libros, gastos obligatorios que no son para nada baratos.

Todos recordamos el olor de los libros nuevos del colegio, un placer indescriptible pero también un privilegio por el precio que tienen. Si no quieres privar a tus hijos de este placer pero no has organizado los gastos de septiembre y es un “palo” para tu cuenta, puedes acudir a los ‘compradores’ para reducir gastos. Estas empresas se encargan de rastrear la red en busca de las mejores opciones para obtener los libros al mejor precio.

En cambio, si no te va  lo de comprar libros nuevos, otra opción es acudir a tiendas de venta o intercambio de libros de segunda mano y material escolar.

Otra partida de gastos fuerte es el uniforme (bata o babi, equipación deportiva…). Es ropa que cuesta mucho dinero y que, en la mayoría de casos, se tiene que renovar constantemente, ya que los niños crecen muy rápido. Por ello (y además del recurso tradicional de intentar reutilizar la vestimenta de hermanos, amigos o primos mayores), para reducir el gasto siempre se puede comprar en páginas web de compraventa de segunda mano especializadas.

La pandemia del COVID-19 ha puesto en valor el papel de la tecnología, que ha salvado el proceso de aprendizaje de los niños. Es un ítem que está entrando fuerte en la enseñanza, sobre todo, en los cursos superiores, donde el ordenador y la tablet se han convertido en necesidades básicas. Pero somos conscientes de que esto puede suponer un gran esfuerzo presupuestario al inicio del curso. Muchas familias acuden a comprar tecnología de segunda mano reacondicionada. Se trata de dispositivos que han revisados y preparados por profesionales para ponerlos a la venta otra vez, con todas las garantías y a un precio más bajo.

Revisa los suministros 

Septiembre marca el fin del verano y el inicio de una época más fría, en la que nuestra casa es nuestro refugio. Lo mejor que podemos hacer si lo que queremos es reducir gastos es aprovechar las ofertas de las compañías de suministros. Es decir: agua, luz, gas o Internet

Ahora que e acerca el invierno, los días serán más cortos y más fríos, por lo que los gastos de luz y calefacción pueden dispararse. Si quieres reducir estos gastos, aprovecha los múltiples comparadores web para escoger la mejor oferta del mercado. Además es el momento ideal para comprar dispositivos que permiten controlar la energía que utilizas. Los termostatos o los enchufes inteligentes son baratos y se conectan con los electrodomésticos con wifi a través de aplicaciones móviles, lo que permite reducir así la factura de la luz.

Pero donde más gasto se produce es en la lista de la compra. Y, como hemos dicho antes, es más pronunciada cuando tienes hijos. Por ello, siempre se recomienda comparar los precios de los productos y aprovechar las ventajas de algunas aplicaciones móviles que comparan el volumen de la compra en diferentes supermercados.

Deporte y otras cosas

Parece que lo de construir hábitos de ahorro y de salud tienen algo en común: enero y septiembre. Y así es: en el momento en que tienes que afrontar las cuestas económicas, quieres ponerte en forma

La solución, si tu propósito es empezar a hacer deporte, es substituir tu cuota del gimnasio físico por uno virtual. Tras el confinamiento, muchos gimnasios han visto la luz a través de la tecnología y ofrecen clases virtuales por un precio económico y que te ayudan en dos sentidos: física y económicamente. Hay múltiples plataformas online donde podrás conocer los diferentes planes y cuotas, aptas para todos los públicos que te ayudaran a conseguir tu objetivo. Así, ¿quién no quiere empezar a ir al gimnasio?

Septiembre marca el inicio del año laboral, del curso escolar y de nuevos hábitos. Pero también es un buen momento para echar un vistazo a lo que ofrecen las aseguradoras. Puede que quieras ahorrar y reducir gastos, pero contratar un seguro nunca será un gasto, sino una inversión. Revisa tus pólizas de seguro de hogar, autos o salud e invierte en tus ahorros; tu mediador de seguros puede echarte un mano en ello. 

Así es, tu propósito es ahorrar, ¿no? Pues el mundo asegurador ofrece una variedad de productos de ahorro, con el objetivo de garantizarte una rentabilidad futura. Los expertos, aparte de recomendar cuidar tu gasto mensual con aplicaciones financieras, también son partidarios de crear un fondo específico, que permita asumir los gastos extra (como las vacaciones o la vuelta al cole). Así que no dudes en contactar con tu mediador para que te muestre los mejores productos aseguradores para tus ahorros. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Formación económica

Para gestionar bien nuestro dinero:¡Educación financiera!

El 5 de octubre el día de la Educación financiera. Se celebra desde el año 2015 y su finalidad es concienciar sobre la importancia para nuestras vidas de contar con una formación básica en finanzas. En España parece que aún tenemos mucho que mejorar en el tema.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.