Sobrevivir a la vuelta al cole

Tras el fin de las vacaciones navideñas, los alumnos vuelven a las aulas. Pero, recuperar la rutina no siempre es fácil

Enero es el mes del reinicio del curso escolar, el momento de volver a las clases y a la rutina. Pero, recuperar el ritmo y las obligaciones no siempre es fácil tras el parón navideño. Durante estos días de vacaciones, los niños desconectan mucho de sus actividades lectivas, porque es tiempo de reuniones familiares, acontecimientos muy especiales, regalos…

Pero coger el ritmo no es el único problema. Una de las mayores preocupaciones de los padres de la vuelta al cole es que con ella vuelven los resfriados, las gastroenteritis o las caídas en los recreos. Especialmente, los niños que van a la guardería son los más vulnerables frente a cualquier tipo de enfermedades, especialmente virales.

Pero, que no cunda el pánico, si sigues estos 4 consejos de la Asociación Española de Pediatría todo irá sobre ruedas:

Dormir las horas necesarias

Es una de las recomendaciones básicas. Los niños deben dormir entre 9 y 11 horas, todos los días para favorecer el aprendizaje, la asimilación de experiencias y el crecimiento.

Actividad física regular

Esta Asociación también aconseja que los pequeños realicen cada día, 1 hora de ejercicio físico moderado-intenso para prevenir el sobrepeso y las enfermedades cardiometabólicas en el futuro.

Alimentación equilibrada

También es importante la dieta. Es decir, que los pequeños se alimenten de forma sana y equilibrada. En este sentido, cabe remarcar que el desayuno deberá cubrir el 25% de las necesidades calóricas diarias y estar compuesto por lácteos, cereales y fruta.

Cuidado con el peso de las mochilas

Finalmente, la  Asociación Española de Pediatría nos recuerda que las mochilas no deben pesar nunca más del 10% del peso del niño.

Recomendaciones generales

Aparte de estas recomendaciones, es importante conocer que el centro de educación dispone de un seguro de salud obligatorio que puede cubrir lo básico. Es por ello que podemos optar porque los pequeños reciban una atención rápida en caso de enfermedad o accidente, en este caso, un seguro médico infantil puede ser de gran ayuda.

Seguros privados

En el mercado existen muchas modalidades de seguros de salud y todo tipo de coberturas: básicas, sin hospitalización, con intervenciones quirúrgicas, con copago y sin copago, pólizas de reembolso, etc. Todas ellas se caracterizan por su servicio personalizado, rápido y eficaz. Ahora bien, es preferible contratar un seguro médico de máxima cobertura, sin copago, que cubra todas las necesidades médicas de los más pequeños.

¿Se puede asegurar solo al niño/a?

Lo más habitual es que las familias cuenten con seguros de salud para todos los miembros, ya que suele salir rentable incluir a los hijos en las pólizas de los padres. Las aseguradoras suelen ofrecer descuentos en pólizas familiares y aplican ofertas especiales dependiendo del número de asegurados.

Sin embargo, existe la posibilidad de asegurar tan solo a los hijos, y la mayoría de seguros del mercado ofrece esta opción siempre que el titular de la póliza sea mayor de edad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro