Si vives de alquiler, tenlo en cuenta

El seguro de Responsabilidad Civil y el de contenido propio es básico para los inquilinos

Seguramente, en más de una ocasión, te has preguntado: ¿necesito contratar un seguro de hogar si vivo de alquiler? Como inquilino no es obligatorio que contrates ninguna póliza; ahora bien, si quieres garantizar tu tranquilidad y evitar que tu economía se vea seriamente perjudicada ante posibles siniestros, es más que necesario.

En general, lo más recomendable es que contrates un seguro de hogar que cubra tu Responsabilidad Civil por daños y el contenido propio del inmueble. También, es aconsejable contratar una cobertura a primer riesgo para el continente.

Sin duda, el seguro de Responsabilidad Civil es fundamental en caso de ser arrendatario. No sólo porque cubre los daños que puedas ocasionar a terceros y que no estarían cubiertos por el seguro del propietario, sino también porque cubre los daños que puedas causar en la vivienda en la que vives de alquiler.

También, es fundamental que asegures el contenido propio, incluso en el caso de que la vivienda se haya alquilado amueblada y el seguro del propietario lo cubra. Recuerda que todos tus objetos y pertenencias personales quedan fuera de la cobertura del seguro contratada por el arrendador.

Por otra parte, asegurar el continente a primer riesgo te garantiza que las reparaciones de la vivienda que dificultan o imposibilitan su uso se realizan rápidamente, sin tener que esperar a que el propietario gestione dichas reparaciones o solucione posibles problemas. También, como inquilino en muchos casos te interesa incluir la cobertura de asistencia legal ante posibles reclamaciones por daños.

Las ventajas de contar con un seguro de hogar

Como inquilino contratar un seguro de hogar con las coberturas anteriormente mencionadas te facilitará mucho las cosas. Además, en caso de siniestro te ahorrará mucho dinero. Para que te hagas una idea te ponemos algunos ejemplos: en caso de daños por agua en tu vivienda o en la de un vecino, o en caso de sufrir un incendio, la aseguradora del propietario cubrirá los daños producidos, pero después te reclamará el importe. Sin embargo, si cuentas con un seguro, éste se hará cargo de ello.

Otro caso en el que te resultará muy útil tener seguro de hogar, es si algún objeto cae a la calle desde tu vivienda (como una maceta) y causa daños materiales o personales. También, si tienes una mascota y causa daños a otros. Todos estos tipos de perjuicios quedarían incluidos en la cobertura de Responsabilidad Civil; y en caso de no tener este seguro, tendrías que abonar tu mismo la indemnización.

En el supuesto que entren a robar en la vivienda, el seguro de hogar del propietario en caso de cubrirlo, sólo se haría cargo de los enseres de su propiedad, y no de los tuyos. De ahí, como hemos comentado, la importancia de contratar un seguro para proteger tus pertenencias.

Además, si como inquilino has incluido la cobertura de asistencia legal en tu seguro podrás contar con ayuda profesional para hacer cualquier reclamación, en caso de haber sido perjudicado por terceros. Un ejemplo muy común: si tienes goteras en casa por culpa de un vecino.

En definitiva si vives de alquiler y quieres curarte en salud, es totalmente recomendable que contrates un seguro de hogar. Si tienes dudas o quieres ampliar información sobre estas cuestiones, te recomendamos que te pongas en contacto con profesionales del sector.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] como comentamos la semana pasada, también es recomendable que el inquilino contrate una póliza de Responsabilidad Civil que cubra cualquier daño que le haga al piso del propietario. Es aconsejable que el inquilino […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro