Bodas

¡Sí quiero! Pero después de la Covid-19

Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto

¡17.000 bodas canceladas solo entre marzo y abril del 2020! Esta cifra está trastocando por completo la economía de ciertos sectores. La restauración, los proveedores, las empresas de entretenimiento, la fotografía o los músicos, han visto cómo su actividad económica se ha paralizado por completo. 

Muchas empresas de creación y organización de eventos, así como los consumidores que tenían contratada la celebración de un evento especial, han visto pospuestos o cancelados los ingresos que preveían y esto ha supuesto un gran varapalo para la economía de muchas familias.

Uno de los eventos donde ha afectado de lleno, ha sido el de la celebración de las bodas. Para celebrar este tipo de eventos la contratación de numerosos servicios como catering, finca, fotografía, trajes o viajes son imprescindibles. Como norma general, estos importes se abonan previamente a la celebración, como fianza para garantizar estos servicios, ¿pero qué ocurre ante una pandemia de estas características?

Catering, finca o restaurante

Uno de los gastos más importantes es el del catering, finca o restaurante. El dinero que se pide como reserva ante una situación «no-pandémica», sirve para cubrir la cancelación en caso de que ocurra algo. Si el evento se cancela por causas ajenas, el dinero reembolsado previamente como fianza, se pierde.

Sin embargo, en esta situación tan excepcional donde se han prohibido este tipo de actos sociales, los novios pueden recuperar el dinero desembolsado en concepto de reserva o pago adelantado de la finca, restaurante, comida, etc.

De hecho, la nueva regulación señala que esa devolución, que implica la no celebración del evento, sólo tendrá lugar cuando no existan alternativas, como por ejemplo el aplazamiento de la fecha 

Existe un plazo de 60 días para intentar llegar a un acuerdo, y si no se alcanza dicho acuerdo, deberán devolver el dinero en el plazo de 14 días, descontando los posibles gastos (justificados) que hubiera incurrido el restaurante o la finca. 

Viaje de novios

El Decreto Ley 11/2020 establece que aquellas personas que vean su viaje cancelado por motivo de la Covid-19 tienen derecho a solicitar el reembolso o bien, recibir un bono de un año de validez por la cantidad ya desembolsada. 

Hoteles

Si se habían contratado hoteles de manera individualizada, dada la circunstancia la plataforma online elreclamador recomienda ponerse en contacto con el hotel o la agencia para solicitar las devolución de las cantidades ya abonadas. 

Recuerda que siempre que tengas un seguro para bodas podrás cubrir la cancelación del evento, los daños en el vestuario, los daños o pérdidas de las alianzas, los problemas con los proveedores e incluso la responsabilidad civil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

COVID-19 vacaciones

¿Y si el COVID-19 me deja sin vacaciones?

Después del largo confinamiento y las restricciones por la pandemia del COVID-19, estamos deseando disfrutar de unas merecidas vacaciones. El problema viene cuando tenemos que