Mascotas

Seis consejos para proteger a tus mascotas del calor

El sol y las altas temperaturas pueden perjudicar a la salud de nuestros amigos peludos. Hidratarles, refrescarles, no pasear en las horas centrales del día, ni dejarlos en el coche son sólo algunas de las medidas a tener en cuenta.
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

¿Estás pensando en disfrutar de las vacaciones con tu mascota? Pues, aparte de planificar adecuadamente el viaje, escoger un destino pet friendly, llevar su comida, juguetes o la documentación en regla, debes tener en cuenta un aspecto igual o más importante: proteger adecuadamente a tu perro o gato del intenso calor veraniego. 

Las elevadas temperaturas de esta estación pueden dañar la salud de nuestros amigos peludos. Por eso, debes cuidarles para evitar que sufran un golpe de calor o deshidratación. De hecho, los animales domésticos son más propensos a padecerlos que nosotros. Principalmente, porque no tienen tanta facilidad para regular su temperatura corporal como los humanos, ellos únicamente eliminan el exceso de calor mediante el jadeo y solo sudan a través de las almohadillas de sus patas. 

Así pues, si quieres evitar que el sofocante calor de estos días les pase factura, te facilitamos unos consejos muy útiles. ¡Toma nota!:

Agua limpia y fresca a su disposición

Nuestros fieles amigos siempre deben tener agua a su alcance, pero en esta época del año todavía debes estar más pendiente de ello. Puedes mezclarla con un poco de agua fresca de la nevera o algunos cubitos de hielo para que esté más fría. Recuerda cambiarla a diario. Si vas a salir de casa, puedes dejar dos o tres bebederos llenos, para garantizar que no le falte, en caso de volcarse alguno por accidente.

Por otra parte, si notas que tu animal tiene mucho calor, puedes refrescarle el cuerpo y la cabeza con agua utilizando un vaporizador o, en el caso de los gatos, toallitas refrescantes.

Adaptar los horarios de las comidas

Lo mejor es que coman en las horas de menos calor, a la mañana temprano o por la noche. Así se facilita su digestión. ¿Sabías que también pueden refrescarse con un helado? ¡Pero, no con uno de los nuestros!, porque llevan mucha azúcar y otros ingredientes que les pueden sentar mal. Se trataría de prepararles un polo rico, nutritivo y refrescante, apto para mascotas

Paseos y ejercicio cuando hace  menos calor

De todas a todas, debes evitar exponer a tu perro al sol durante las horas más calurosas, es decir entre las 12 h y las 17 h. Las salidas más largas y el ejercicio físico se deben dejar siempre para primera hora de la mañana o al anochecer, cuando la temperatura es más suave. No obstante, ten cuidado también con el ejercicio físico intenso, ya que incluso en las horas menos calurosas, las temperaturas siguen siendo altas. 

¿Solos en casa? No cierres todas las ventanas

Si tienes que dejar a tu animal doméstico solo en casa, evita cerrar todas las ventanas porque la temperatura puede aumentar en exceso dentro del piso. Es preferible que dejes alguna ventana o balcón abierto, toldos bajados o incluso, el aire acondicionado al mínimo (en caso de disponer de él). De esta forma, no sufrirá las consecuencias de un exceso de calor. En caso de tener a tu mascota en el exterior, debes asegurarte que tiene suficiente espacio a la sombra, a cualquier hora del día, para que pueda refugiarse del sol.

El peligro de dejarlo en el coche

Bajo ningún concepto dejes a tu amigo peludo dentro del coche o en lugares cerrados sin ventilación, ni siquiera durante unos pocos minutos. Se trata de una práctica muy peligrosa porque en un vehículo cerrado, aunque las ventanillas estén un poco bajadas, los grados suben rápidamente, y la temperatura puede incluso duplicarse, convirtiéndose en una verdadera trampa mortal. Así pues, se trata de un riesgo innecesario que debes evitar.

Si viajas con ellos, debes hacer paradas

En un viaje largo es importante que el vehículo esté bien ventilado y hacer varias paradas para que tu mascota salga, se airee y estire las patitas. Además, conduce con precaución, sin dar acelerones o giros bruscos, para evitar que se maree dentro del vehículo.

Un seguro para mascotas, un buen aliado

Además de seguir al pie de la letra estos consejos, contar con un seguro para mascotas, te da la tranquilidad que pase lo que pase y estéis donde estéis de vacaciones, tu fiel compañero recibirá la mejor asistencia veterinaria.

La póliza más básica incluye, al menos, una visita anual gratuita y las más completas contemplan: amplias pruebas diagnósticas; tratamientos; indemnización en caso de pérdida o robo; seguro de responsabilidad civil (ante los posibles daños que pueda ocasionar a terceros), también para razas no potencialmente peligrosas… Es decir, toda una serie de coberturas que garantizarán el bienestar de tu animal doméstico. Porque, en definitiva, son uno más de la familia y queremos cuidarles cómo se merecen. En caso de dudas sobre tu seguro veterinario o querer ampliar coberturas; no dudes en consultarlo con tu mediador de confianza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Abducción extraterrestre

Abducción extraterrestre: ¿quién dijo miedo…?

Si eres un nostálgico seguidor de Fox Mulder y te espanta la posibilidad de sufrir todo tipo de pruebas por parte de unos insensibles ‘aliens’, tranquilo: el seguro contra una abducción extraterrestre está aquí para protegerte (pues sí: haberlo, haylo).

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.