seinfield

Seinfield

tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Seinfeld (Serie de TV)

9 Temporadas (inicio 1989). Estados Unidos. 20 minutos. Comedia.

Creadores y guionistas: Jerry Seinfeld y Larry David. Música: Jonathan Wolff.
Reparto: Jerry Seinfeld, Jason Alexander, Julia Louis-Dreyfus, Michael Richards, Jerry Stiller, Estelle Harris, Wayne Knight, Len Lesser, Barney Martin, Phil Morris, Heidi Swedberg, Larry David, John O’Hurley, Liz Sheridan, Bob Balaban.

Sinopsis: ‘Seinfeld’ es la telecomedia nº1 de la historia de la TV de los Estados Unidos. Nunca una «serie sobre nada» llegó a tanto. El cómico Jerry Seinfeld y sus excéntricos amigos (Elaine, Constanza y Kramer) viven en Nueva York y les pasan innumerables peripecias en esta genial comedia de situación donde la menor excusa sirve para regalarnos un delirante episodio. Batió todos los récords de audiencia que se pusieron por delante, y aún hoy en día sus reposiciones siguen contando con innumerables seguidores, no en vano Seinfeld es una verdadera leyenda de la televisión americana. ¿Su secreto? Sacar punta a las rutinas de cada día hasta convertirlas en reflexiones filosóficas dignas de figurar en un tratado sobre las grandezas y las miserias humanas. Durante los años 90, Seinfeld alcanzaría los más altos índices de popularidad jamás cosechados por una ‘sitcom’.

(FILMAFFINITY)

De la cultura popular al absurdo. El uso y disfrute del seguro desde un punto de vista singular.

Es lógico que una serie de 174 capítulos que detalla las peripecias diarias de este grupo de neoyorquinos incluya más de una referencia al mundo del seguro. En este caso nos hemos centrado en uno de los últimos capítulos: El día del puertoriqueño, el número 20 de la última temporada (la novena).

A la vuelta del partido del los Metz, el equipo de béisbol de la ciudad, los cuatro protagonistas se ven atrapados en un monumental atasco producido por el corte de la 5ª Avenida con motivo del desfile del día de Puerto Rico. En un momento de desesperación, el excéntrico Kramer le propone un esperpéntico plan a Jerry para librarse del atasco.
Dejamos el coche aquí (en medio del atasco), quitamos la matrícula, raspamos el número del motor hasta quitarlo y nos largamos por allí.

Ante el asombro de Jerry, Kramer, quien si no, se justifica diciéndole a Jerry que al estar asegurado ‘tienen que darte otro por el morro’. Pese a lo esperpéntico del plan, la primera reflexión que le viene a la cabeza al Jerry, es sobre los deducibles o franquicias, sobre las que no tiene ni idea (ni evidentemente Kramer).

Esta conversación, como muchas otras de la serie, muestra dos situaciones habituales sobre el mundo del mundo del seguro. La primera es la habitual falta de conocimiento sobre el seguro que tenemos contratado. Jerry no sabe que deducibles o franquicias tiene contratadas, y Kramer le contesta que como son deducibles ya se lo habrán deducido del coche que van a dejar y como resultado, el neto es cero: en su absurda línea. La segunda hace referencia a una lacra muy extendida: que el fraude (engañar a la compañía) esté bien visto socialmente.

Estas dos ideas van muy ligadas entre sí, ya que cuando uno engaña al seguro, en realidad está estafando al resto de asegurados también, no olvidemos que el seguro tiene como misión repartir entre todos las pérdidas de unos pocos. La prima que paga cada uno de nosotros tiene como finalidad constituir un monto para que unos pocos reciban una compensación en caso de siniestro. La franquicia busca premiar a los buenos conductores y evitar el fraude, repartiendo el costo de las reparaciones entre el conductor, que asumirá un importe fijo, y la compañía que responderá del resto en exceso.

Si te niegas a crecer y a timar a tu compañía de seguros tendrás que arreglártelas tu solo. Es lo que recrimina Kramer a Seinfeld al negarse a seguir su plan. Una respuesta en línea al surrealismo de la serie y sus reflexiones sobre las grandezas y las miserias humanas.

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.