seguros para gente mayor y dependiente

Seguros hechos para gente mayor o dependiente

Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil

No es un secreto que la población envejece cada vez más rápido y, en España, aún más. Y aunque la vejez cada vez es una etapa vital más activa, no todo el mundo dispone de todas sus capacidades al ir acumulando años. Actualmente, más de un millón de españoles (el 3%) dependen de los cuidados de terceros en su día a día; la mayoría, son personas de edad avanzada.

Teniendo en cuenta estos datos, y viendo la situación actual, parece imprescindible contar seguros que garanticen una cierta tranquilidad, tanto para ellos como para sus familiares. Por ello, las aseguradoras ya disponen con pólizas específicas dirigidas a personas mayores o dependientes, pero, ¿qué tipo de seguros les conviene más?

Seguros de dependencia

Sin duda uno de los grandes desconocidos. Se trata de un seguro específico diseñado para personas que sufren limitaciones físicas o psíquicas que les impiden continuar con sus actividades cotidianas. Según el tipo de póliza adquirida y el grado dependencia, la aseguradora indemnizará en forma de renta, de una sola vez o prestando un servicio.

Uno de los servicios que incluye este tipo de seguros consiste en que el asegurado puede beneficiarse de la ayuda de un cuidador en casa. Así, el seguro se hace cargo de los gastos para recibir la asistencia necesaria, comprar sillas y camas especiales, andadores, e incluso indemnizar con dinero para que el asegurado pueda cubrir estos gastos. Es importante, por tanto, revisar bien las condiciones del seguro contratado, tu mediador de seguros te puede asesorar en ello.

Seguros de salud

Si en España podemos fardar de algo es de la sanidad pública. Contamos con un sistema de salud de gran calidad, pero esto no significa que los centros médicos privados sean peores. Al revés, cuentan con grandes profesionales en todas las especialidades y con un servicio muy bien valorado.

El problema de hoy en día con la sanidad pública es que, en muchas ocasiones pueden pasar meses hasta conseguir una visita, una prueba o una operación. Es por ello que los seguros de salud están tomando fuerza y ya están presentes en el 22% de los hogares españoles, según UNESPA.

En el caso de los colectivos más mayores y dependientes, contar con un seguro de salud garantiza ciertas coberturas médicas en caso de sufrir una enfermedad duradera (¡Dios no lo quiera!). Además, se puede acceder a un cuadro médico amplio, con gran presencia geográfica, listas de espera casi inexistentes, atención por parte de especialistas y, en buena parte de los casos, con pruebas diagnósticas y operaciones incluidas.  

Seguros de vida

Son productos que cubren económicamente a las familias o allegados si se produce el fallecimiento repentino de la persona asegurada. Son especialmente relevantes si el asegurado provee económicamente. Y, más, si existen responsabilidades económicas, como hipotecas. En caso de fallecer, pueden garantizan la protección de los pagos pendientes, por ejemplo.

Y, también, son un seguro de tranquilidad y garantía para los asegurados porque pueden protegerles económicamente en caso de incapacidad por accidente o por enfermedad (según las coberturas).

Seguros de decesos

Si vivir es caro, morir no es gratis. El precio medio de un sepelio básico en España ronda los 3.500 euros. Pero, si queremos algún extra (nichos, lápidas, flores, recordatorios, etc.), ronda los 6.500 euros.

Con estos seguros, uno no sólo se queda tranquilo a la hora de liberar a sus familiares de otras cargas económicas, sino que además se puede organizar de manera personal y dejar resueltos los temas más administrativos del sepelio.

Pero a todo esto, hay que tener en cuenta que, a edad más avanzada, más limites para conseguir una buena póliza de seguros, ya que las aseguradoras asumen más riesgos. Además, las coberturas pueden ser más reducidas. De todos modos, siempre se pueden añadir otras garantías más específicas de la tercera edad, como la teleasistencia o el acceso a centros residenciales. Por eso, y como siempre recordamos, lo mejor es acudir al mediador de seguros para que te asesore sobre el producto más adecuado según tus circunstancias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.