¿Se puede evitar una negligencia médica?

La demanda interpuesta por su mujer, acabó con un acuerdo indemnizatorio por 95.000 euros.

Siempre hemos pensado que un error médico es responsabilidad exclusiva del profesional que nos atendió. Éstas pueden acarrear una serie de secuelas irreversibles, incluso provocando la muerte. 

Pero, ¿cuál debería ser nuestro papel en escenarios como éstos? ¿Tenemos algún tipo de responsabilidad? La respuesta es que podemos prevenir algunos asumiendo un rol más activo. 

Informarnos e informar 

Si vamos a ir al médico o nos someteremos a algún tipo de intervención durante los próximos días, es importante que nos informemos, tanto del centro médico como del mismo profesional que nos va a atender. Podemos consultar referencias en internet, o indagar en sus certificaciones y títulos a través del Colegio Médico.

También es necesario advertir y ser pesados al informar de nuestro historial médico, sobre todo en el caso de tener alergias a determinados medicamentos, dejando claro que no podemos ingerir éstos ni ningún tipo de sus derivados.

Esto significa implicarse en el proceso médico, y no solo con un profesional, sino que con todo el equipo de personas que nos va a atender, dependiendo del procedimiento.

Fue por un dolor en el pie y terminó fallecido

Y es que casos de negligencia médica abundan. Uno de ellos ocurrió el 12 de abril de 2018, cuando un hombre de iniciales F.A. acudió junto a su esposa al Servicio de Urgencias del Hospital La Princesa de Madrid, por una pequeña dolencia en el pie.

Pese a que su historia clínica advertía que el paciente padecía alergia a la “Amoxicilina”, los facultativos del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular prescribieron la administración de “Ampicilina”, derivado de la “Amoxicilina”, haciendo caso omiso de tal prohibición.

El 13 de abril de 2018, F.A. falleció a los 80 años producto del shock que le produjo el medicamento, según confirmó la autopsia.

Su esposa interpuso una demanda de acción directa contra la Aseguradora del Servicio Madrileño de Salud. Esta demanda acabó en la asunción de responsabilidades por parte del Servicio de Salud y un acuerdo de indemnización de 95.000 euros. 

La importancia de tomar precauciones

No podemos descuidarnos, y si podemos evitar correr riesgos, mejor. El sistema público de salud se ha deteriorado en los últimos 8 años debido a los recortes presupuestarios, esto ha generado un repunte de la sanidad privada.
 
La sanidad pública está sufriendo las consecuencias de la falta de recursos, no solo en la carencia de especialistas o la longitud de las listas de espera, si no también en el fallo de las infraestructuras. Véase los ejemplos de los hospitales 12 de Octubre o La Paz.

Cada día la sanidad privada es mejor valorada y un negocio rentable. Para el ciudadano puede ser una solución viable si se contratan los servicios de los seguros de salud, muy en alce hoy en día.

Nosotros os recomendamos que os informéis a través de un mediador de seguros de las ofertas del mercado y así ajustar el servicio a vuestras necesidades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro