Salvad al Tigre

Salvad al Tigre: La decadencia de Harry Stone

Un hombre inmerso en una profunda crisis existencial y económica planea incendiar su empresa para pagar las deudas con el dinero del seguro

Esta película le valió el Óscar a mejor actor a Jack Lemmon por su interpretación de Harry Stoner, un hombre de negocios al que le empiezan a torcer las cosas. Lemmon también es conocido por sus relevantes papeles en El apartamento o Con faldas y a lo loco.

Harry lleva una acomodada vida monótona, vive en un lujoso apartamento en en Beverly Hills y dirige una fábrica textil. Pero no es oro todo lo que reluce, el empresario se encuentra inmerso en una profunda crisis existencial y económica. Su vida se desmorona, no siente satisfacción por nada y su negocio está en la quiebra.

Ahogado por las deudas y enajenado por la difícil situación que atraviesa, planea quemar el almacén de la empresa con el fin de cobrar dinero del seguro. Harry pacta el incendio con un compañero, Phil Greene (interpretado por Jack Gilford), un hombre tradicional, de familia estable y de clase media. Pero todo se tuerce cuando uno de sus clientes sufre un ataque al corazón mientras está disfrutando de los servicios de una prostituta pagada por Harry.

La trama transcurre en tan solo un día y medio de la vida de Harry, un período en el que veremos al protagonista intentar reavivar sueños de juventud, enfrentar una situación complicada a base de técnicas fraudulentas y triquiñuelas, y, en definitiva, luchar por sobrevivir en la sociedad capitalista de la América de los setenta.

Harry Stoner es uno de esos personajes cinematográficos controvertidos, de esos que te dan lástima y te generan rechazo a la vez, con dudosos principios morales y éticos. Un film para cuestionarnos muchas cosas, quizá la realidad actual no está tan lejos de este drama.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro