Oftalmología y COVID

El COVID afecta a la vista (y no lo hace como tu crees)

La situación causada por el COVID-19 está perjudicando la salud ocular de los españoles debido, sobre todo, al retraso de los controles oftalmológicos en pacientes críticos, crónicos o con enfermedades degenerativas.
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo

Un 55% de los oftalmólogos alertan de que los pacientes que llegan ahora a sus consultas lo hacen en estados más graves o avanzados que hace un año. El retraso causado por la pandemia en los controles de salud ocular parece el causante. Así lo revela el estudio ‘La salud ocular en tiempos de pandemia’ desarrollado por Miranza, un grupo de centros oftalmólógicos de nuestro país.

Una buena parte de los expertos consultados por este estudio (91%) ha detectado una demora en los controles de salud ocular debido al confinamiento. Y esta dilación, señala también el estudio, se ha debido, sobre todo, al miedo de los pacientes a un posible contagio (49%) y a las restricciones a la movilidad marcadas por las autoridades (28%).

Síntomas o enfermedades que han aumentado

Más de la mitad de los profesionales de la salud ocular consultados han percibido un aumento de determinadas dolencias oculares en los últimos 12 meses. Entre ellas, destacan:

  • El ojo seco.
  • Glaucoma (primera causa de ceguera a partir de los 65 años).
  • La miopía en niños y jóvenes.

Los principales factores que han provocado este incremento son, según los oftalmólogos:

  • Nuevos hábitos de los ciudadanos durante la pandemia.
  • Falta de revisiones oftalmológicas periódicas.
  • Un contexto de estrés e incertidumbre en el ámbito social.

Más pantallas, menos salud ocular

Es evidente que estos meses se han producido cambios en nuestro estilo de vida, marcados por la limitación de la vida social y la movilidad. Pasamos más horas en casa y, al hacerlo, hemos aumentado el consumo de dispositivos tecnológicos. Al menos 8 de cada 10 españoles utiliza de manera habitual smartphone, televisión u ordenador, destaca el estudio. De media, pasamos entre 2 y 3 horas al día ante de una pantalla. Y, de las personas encuestadas, 2 de cada 3 reconoce que ha hecho un mayor uso de estos dispositivos durante la pandemia.

Así, los expertos en salud ocular alertan de un mayor riesgo de padecer enfermedades oculares asociadas a este exceso de pantallas:

  • Fatiga ocular.
  • Fatiga ocular asociada a síntomas como dolor de cabeza y malestar general.
  • Miopía, sobre todo, en niños y adolescentes.

Prevención y visitas anuales

Para remediarlo, la mayor parte de los oftalmólogos insisten en que las visitas de revisión ocular se deben mantener al menos una vez al año.

En este punto, puede resultarnos especialmente útil nuestro seguro de salud. Y es que, aunque no son una de las coberturas que más se suelen destacar, los seguros sanitarios incluyen tratamientos para distintas enfermedades de la vista, además de diversas opciones en el apartado preventivo. Muchos de estos seguros (consulta a tu mediador para elegir el más adecuado en tu caso) incluyen revisiones oculares periódicas. Ello nos permitirá detectar a tiempo cualquier dolencia o, simplemente, estar tranquilos respecto a la salud de nuestros ojos. Recordemos, además, que una de las ventajas más apreciadas de este tipo de seguros es la eliminación de las listas de espera y el acceso directo a médicos especialistas de nuestra elección.

Continuando con en el estudio de Miranza y como consejos de prevención, se recomienda no abusar de las lentes de contacto. También, repasar posibles antecedentes familiares de enfermedad ocular, para poder prevenir problemas con antelación.

Asimismo, sugieren evitar algunos hábitos perjudiciales para la vista:

  • Consumo habitual de tabaco.
  • Frotarse los ojos con frecuencia.
  • No utilizar una protección solar adecuada.
  • Mala alimentación.
  • Consumir alcohol de forma habitual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Residencia para mayores

Aspectos clave para elegir la mejor residencia para nuestros mayores

El servicio, la localización y el precio son tres cuestiones fundamentales a la hora de decantarnos por un centro geriátrico u otro. Además, también puede ser de gran ayuda contar con productos específicos para la tercera edad como el seguro de dependencia, entre otros.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.