Cómo evitar estafas en rebajas

Rebajas

Como cada año, hoy 7 de enero vuelven las rebajas de invierno. Parece mentira, pero tras varios días de compras navideñas: regalos, juguetes, ropa, comida… Aún nos quedan fuerzas para ir en masa a las tiendas y centros comerciales en busca de grandes descuentos. Ahora bien, ¿son ciertos esos precios de escándalo? ¿Es verdad que podemos encontrar chollos?

De entrada, te recomendamos que seas precavido, porque durante esta época salen a la luz las malas prácticas en las que incurren algunos comercios para elevar su nivel de ventas y que, en algunos casos, pueden llegar a ser consideradas estafas. Por eso, para evitarte sufrir sorpresas desagradables, te indicamos cuáles son los timos más frecuentes y cómo puedes reclamar si has sido víctima de uno de ellos.

Estas prendas no estaban antes

Puede ocurrir que entres en un establecimiento y que no encuentres -aunque la busques a conciencia-, esa prenda que tenías fichada en diciembre. Y, ¿qué ha pasado, la ha regalado todo el mundo en Navidad? Pues, no exactamente, lo que sucede es que se venden prendas creadas con la exclusiva finalidad de ser comercializadas en rebajas y con una calidad inferior a la habitual.

Según la Ley del Comercio Minorista, los productos ofertados en las rebajas tienen que haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes y la calidad de estos tiene que ser la misma que antes de estar rebajados. Para poder anunciar que una tienda está de rebajas es requisito legal que al menos la mitad de los artículos tengan descuentos, si bien, la ley no impone un porcentaje de descuento mínimo obligatorio, para que ese objeto pueda anunciarse como rebajado.

Ese precio no es real

Debes fijarte con especial atención en las etiquetas de los productos supuestamente rebajados. Los comerciantes están obligados por ley a indicar en la etiqueta el precio inicial y el precio rebajado. A veces, suelen elevar los precios anteriores para que así sea mayor la diferencia con el precio actual. De hecho, se han dado casos en los que se han encontrado etiquetas en las que el precio final rebajado supera al precio inicial del producto. Afortunadamente, gracias a las redes sociales, donde los clientes comparten sus experiencias, se descubren antes este tipo de malas praxis.

Los saldos no son rebajas

Cuidado no te la cuelen… Si compras un producto deteriorado a un precio considerablemente inferior, por tener alguna tara o defecto; esto que no te lo vendan como rebaja, porque en realidad es un saldo. Por lo tanto, cuando lo compres será aceptando de manera consciente tal condición y no podrás reclamar por ello.

¿Me devuelven el dinero o me dan un vale de compra?

Si compras un jersey o pantalón en rebajas y después cuando llegas a casa, ves que tiene algún defecto… Si no pueden cambiártelo por otro igual, tienes derecho a que te devuelvan el dinero, aunque lo hayas comprado en rebajas y sin que te puedan imponer el conocido vale o ticket de compra.

¿Y si lo quiero descambiar? Pues, aquí las cosas cambian… Si te regalan algo en rebajas y no te convence o tu mismo te has comprado aquel abrigo, pero después en casa no paras de pensar en aquel otro y lo quieres descambiar… Sólo podrás hacerlo si previamente el establecimiento lo ha anunciado, ya que, no están obligados a descambiarlo, al contrario se trata de una cortesía comercial.

No aceptan el pago con tarjeta

Resulta que en la tienda en la que estoy siempre había podido pagar con tarjeta sin problema, pero como ahora están de rebajas me han dicho que no. Pues, si te encuentras en esta situación, debes saber como consumidor que si antes la habían admitido, ahora no pueden negarse. Lo que si que permite la ley al comerciante es fijar una cantidad mínima para admitir como medio de pago las tarjetas de crédito.

¿Cómo puedo reclamar?

Si no quieren cambiarte una prenda deteriorada, te han cobrado un precio que no toca, etc., estás en todo tu derecho de reclamar. Ahora bien, para poderlo hacer, es fundamental que guardes el ticket de compra en el que aparecen los datos del comercio, CIF, precio, IVA. En caso de que tus derechos se vean lesionados, debes solicitar una hoja de quejas y reclamaciones.

Este tipo de reclamaciones se suelen realizar en Consumo, pero en aquellos casos más graves, en los que te encuentres ante un estafa flagrante, podrás denunciar el delito de en el juzgado de guardia del lugar de los hechos o bien ante la Policía o la Guardia Civil.

Cómo detecto una estafa…

Es frecuente utilizar los términos de estafa y engaño como sinónimos, pero lógicamente no son lo mismo. Es decir, una estafa es cuando alguien actúa desde un principio con clara intención de quererte engañar vendiendo lo que no es.

Por ejemplo, te ofrecen un abrigo de piel a mitad de precio. Pero, en realidad ni siquiera es de piel, aunque el producto viene con la etiqueta y documentación falsificada donde indica que es 100% piel. Aquí estaríamos ante una clara estafa penal, que podrías denunciar y daría lugar a un proceso penal. En caso de ser una persona jurídica o empresa la que comete el delito, se vería condenada muy probablemente a una pena de multa.

Sin embargo, si te venden un abrigo de piel con un precio que en rebajas es superior al precio que tenía antes, sería considerado un engaño, pero no una estafa. Aunque lógicamente, también podrás ejercer tus derechos en vía civil o a nivel de consumo.

Seguro de defensa jurídica, un plus de tranquilidad

Así, pues si en estas rebajas te sientes engañado o directamente estafado y quieres poner tu reclamación; no está de más que cuentes con un seguro de defensa jurídica o legal.

Al igual que en otros seguros, tendrás a tu disposición a los profesionales más adecuados para que puedan resolver tu problema, en este caso de tipo legal. Mayoritariamente, los problemas que tienen que abordar estos expertos están relacionados con el Derecho. Por eso, buena parte de los servicios del seguro de defensa jurídica hacen referencia a temas fiscales, matrimoniales, civiles (como por ejemplo, herencias)… Pero, también te asesorarán en caso de conflictos de consumo y reclamaciones.

Por lo tanto, que en estas rebajas no te timen y si quieres reclamar, recuerda ponerte en contacto con los expertos de tu seguro de defensa jurídica, para que te indiquen los pasos que tienes a dar. 

Esta nochebuena mis compras están aseguradas

Compras Nochebuena

A estas alturas estamos ultimando los detalles para celebrar la Nochebuena en compañía de nuestros familiares y amigos. Muchos ya hemos ido a comprar los manjares típicos de estas Fiestas como: el marisco, el jamón, el besugo, el pavo… Además de, por supuesto, todo el surtido de dulces típicos: turrones, neulas, mantecados, mazapanes, panettones…, para así disfrutar como se merece de una noche tan especial.

Durante estos días festivos no queremos escatimar en nada, nos gusta compartir buenos momentos, sonrisas, emociones y también regalos. Y aquí viene otro de los grandes protagonistas de estos días: ¿ya los has comprado? ¿Te falta alguno? Recuerda que entre los detallitos de Papá Noel, los regalos de Reyes para tus hijos, sobrinos, primos y amigos son unos cuantos… Por lo tanto, es importante que te planifiques y no lo dejes todo para última hora. 

Cada vez es más frecuente que compremos los regalos de forma online, a través de nuestro PC o móvil. Sin duda, es más rápido, sencillo y cómodo. Además, podemos comparar el precio de lo que buscamos en varias webs en tan sólo unos clics, accediendo a mejores precios y ofertas. 

Ahora bien, todo tiene sus riesgos y en estos días de fiestas, los ciberdelincuentes también aprovechan para efectuar sus ciberataques y hacerse con tus datoscredenciales o dinero de cuentas bancarias. Así que antes de realizar tus compras de Nochebuena o Navidad online, ten en cuenta estas recomendaciones:

  • Antes de comprar, actualiza tu dispositivo. Es fundamental que actualicemos el software e instalemos un antivirus para descartar posibles virus capaces de recopilar información personal y bancaria de nuestro PC o Smartphone.
  • Conéctate de forma segura. Siempre debemos evitar comprar haciendo uso de redes wifi públicas, ya que no ofrecen ninguna garantía de seguridad. También debemos tener en cuenta:

Si estamos en una tienda online que no nos facilitan información de la empresa: dirección, CIF/NIF, quiénes son, dónde tienen domicilio fiscal etc., es más que suficiente para desconfiar.

También, debemos evitar aquellas páginas que la dirección no empieza por HTTPS y no muestra un candado en la barra de direcciones. Si no dispone de él, significa que la información que se transmite no está cifrada. Asimismo, es sospechoso si no aparecen textos legales como: Términos y condiciones, Política de privacidad, etc., o bien están mal redactados. 

Si ofrecen varias formas de pago y realmente sólo aceptan tarjeta de crédito. Existen e-commerceque en la portada ofrecen varios medios de pago, pero a la hora de la verdad, solamente permiten la tarjeta de crédito, por lo tanto, no son de fiar. En estas webs tampoco suelen informar sobre la política de envío y devolución de una forma clara. 

  • Desconfía de los chollos navideños. También, tenemos que ponernos en alerta, si un producto con descuento aparece con un precio inicial muy inflado sobre el que posteriormente se aplica un descuento muy alto.
  • Consulta sobre la tienda en buscadores, redes sociales y foros. Comprobaremos qué opinionestienen otros usuarios sobre el e-commerce, en el que estamos a punto de comprar, esto sin duda, nos proporcionará información muy valiosa.
  • Comprobar el sello de confianza del comercio online. Es interesante comprobar si el e-commerceestá adherido a algún sello de confianza, es decir, a algún código de buenas prácticas de comercio electrónico que garantiza que cumple unos criterios de seguridad en la compra y cumplimiento legal en materia de privacidad y protección de los consumidores.
  • Revisa tus gastos. Tras comprar por Internet, ¿os habéis llevado la desagradable sorpresa de ver que os han descontado lo que no toca? Pues, para resolverlo lo antes posible, recordad siempre consultar los movimientos de vuestra tarjeta o cuenta bancaria. Así os daréis cuenta, si os han descontado una compra dos veces o aparece algo que no os suena de nada. En caso de irregularidades, notificadlo inmediatamente a vuestra entidad bancaria para que procedan a cancelar la compra y os puedan devolver vuestro dinero.

En definitiva, las compras online son una excelente opción si queréis ahorrar tiempo y dinero. Ahora bien, si estas Navidades queréis disfrutar de las ofertas y promociones sin sorpresas desagradables; no esta de más contar con un un seguro de ciberriesgos. De esta manera, podréis mantener a salvo vuestro equipo, datos e información personal. En caso de dudas, os recomendamos poneros en contacto con profesionales del sector. 

Lo que pagamos de más en el Black Friday y Cyber Monday

Las ventas digitales están en aumento, las tiendas online pueden proporcionar ventajas sobre la venta tradicional que son muy adictivas para las nuevas generaciones;

  • La eliminación de intermediarios posibilita unos precios más económicos.
  • La variedad de productos es mayor, ya que no depende de la preselección que realizan los dueños de los comercios, ni de la capacidad de los almacenes en los puntos de venta.
  • Inmediatez, no hay horarios de apertura, siempre puedes realizar la compra.
  • Los ecommerce se han sumado al “envío gratis”, por lo que no hace falta desplazamientos ni cargar con los productos a casa.
  • Por último, la facilidad, y gratuidad en muchos casos, de las devoluciones.

Si a todo esto sumamos la posibilidad de poder realizar las compras en redes sociales como YouTube, Instagram o Facebook, la tentación está a solo un clic.

Las cifras del Black Friday y Cyber Monday

Aun no se disponen de las cifras exactas de ventas en España, pero en EEUU se han establecido nuevos records con 6.740 millones de euros para el Black Friday y 8.560 millones de euros para el Cyber Monday.

En España se produjeron ayer más de 3,5 millones de repartos, 1 millón solo en Madrid. Y es que pese a que las compras se han incrementado, las ventas en tienda física no paran de disminuir a favor de la compra online.

El reto de la logística

Habiendo aprendido del colapso de Seur en el reparto del Black Friday 2016, las empresas de reparto se preparan para estas fechas con la contratación de personal extra, aumentando su plantilla un 10%. Los centros logísticos se refuerzan para este fuerte inicio de campaña navideña y comienzan a funcionar 24 horas todos los días de la semana.

Los descuentos los pagamos todos

El aumento de las furgonetas de transporte crea un enorme caos en la circulación, la combinación de un mayor número de vehículos, la escasez de zonas de carga y descarga y el consecuente pico de contaminación, son una bomba para el flujo de personas en las ciudades.

Según la DGT, los accidentes de furgonetas aumentan cada año, quizás ligado al aumento de matriculaciones de estos vehículos usados para el transporte de mercancías.

Y aún no hemos contado con las devoluciones. Según la patronal de logística UNO, la tasa normal de devoluciones es de un 24,5%. Esta tasa se incrementa entre un 5% y un 10% en estas campañas.

El planeta también sufre

Según afirma la UOC, las ventas online son menos sostenibles para el planeta. Inicialmente parece que evitar los desplazamientos a los centros comerciales evita la emisión de gases contaminantes, pero hay que compararlo con el impacto de la compra online, que se caracteriza por:

  • Imposibilidad de poder agrupar los pedidos.
  • Uso de gran cantidad de envases de cartón y plástico.
  • Impacto del transporte internacional.
  • Impacto de la logística local.

Por ello, se pide que las compras sean agrupadas y que se proporcione plazos de entrega más relajados que permitan una distribución y entrega más eficiente.

Los modelos propuestos

Para reducir el tráfico y la contaminación, muchos ciudadanos solicitan la adopción de la medida Londinense. En ella se instalan centros de reparto en los barrios, que permiten pasar de las furgonetas a repartidores en bici y evitar colapsos de circulación y contaminación.

Los expertos coinciden que esta medida es un paso adelante, pero no compensa el daño al medioambiente, por lo que solicitan políticas públicas que permitan atenuar la presión sobre la logística.

Una iniciativa surgida de la conciencia de esta necesidad es el movimiento no buy year, la propuesta de dejar de comprar todo lo que no sea estrictamente necesario durante un periodo determinado de tiempo.

Tarjetas de embarque, la puerta a tus datos

Es por ello que muchos se suman a los románticos que adoran ver las tarjetas de embarque impresas. Este gesto, tan común puede traernos problemas si queremos mantener nuestra privacidad.

El acto en si de imprimir las tarjetas no comporta un riesgo para nuestra seguridad digital, pero la creciente compulsión por compartir nuestro día a día en redes sociales si que puede serlo.

Puede ser que te hagas una foto con ella y la compartas, que la dejes a la vista o la tires sin tener cuidado de dónde (y no es cuestión de reciclaje, que también). La cuestión es que si eres un viajero frecuente, en las tarjetas aparecen tres datos que son jugosos para los ciberdelincuentes:

  • Tu nombre completo.
  • Número de reserva.
  • Número de cliente frecuente.

Con ellos y un poco de ingeniería social pueden saltar las tres preguntas de seguridad que solicitaría, por ejemplo una aerolínea, para acceder a tu área privada. Algo muy fácil para los amantes de lo ajeno.

 «En el cibercrimen, la industria de los viajes es la segunda en cuanto ataques, justo después de los servicios financieros«, afirmó Caleb Barlow, presidente de CynergisTek, a Forbes.

Y ahora es cuando puedes preguntarte ¿qué uso pueden darle a los puntos acumulados en mi cuenta de fidelización? La respuesta es bien sencilla:

  • Vender directamente los puntos. Imagina que tienes 100.000 millas en una aerolínea, supongamos que el valor real de estas millas equivale a 1.500 euros. Si las venden por 1.000 euros, los 500 euros son una ganancia más que aceptable por un trabajo de poco más de 30 minutos.
  • Transferir los puntos. Si no tienes una gran cantidad o ellos no tienen una venta rápida pueden transferir los puntos a otra cuenta de la que tengan control.

Las tarjetas de embarque

No deben ser tiradas en cualquier parte, no las dejes a la vista mientras esperas tu vuelo, y sobretodo, no les saques fotos. Esta es la mejor manera de evitar el robo de esta información.

Para protegerte y que tengas un hábito saludable en ciberseguridad es conveniente que actives la doble verificación. Aunque parezca una aplicación sin mucha interacción con tus datos personales, recuerda que con 14 datos personales se puede hacer una identificación de la persona con la misma fiabilidad que el ADN (salvando las distancias)

Aprende a mantener tus datos seguros. Una gran opción es la Academia de Hiscox.

¿Prueba de muerte? Aquí lo tienes

En la República de Sudáfrica existe una región llamada KwaZulu Natal, es aquella conocida por habitar en ella la tribu Zulú. En Stanger (o KwaDukuza) falleció como consecuencia de un violento atraco, un asegurado de Old Mutual.

Los ritos Zulú de enterramiento no son muy diferentes del resto de culturas, siempre y cuando el espíritu siga en el cuerpo cuando se entierra, ya que si no interviene el sacrificio de una cabra y …. Bueno, eso no es normal por aquí.

El caso es que tras fallecer Sifiso Justice Mholongo, la familia confió en cubrir los gastos del funeral con los 2.000 euros del seguro de vida contratado en Old Mutual. Tras 4 días de lucha contra la burocracia de la entidad, la familia agota su paciencia.

Así pues, la viuda y la hermana del difunto se personan en la sucursal de la entidad para reclamar y se encuentran con que se les pide una “prueba de muerte”. Si ahora estás pensando en un certificado de defunción, borra esa imagen de tu mente.

Ambas se vuelven a casa, ponen a Sifiso dentro de una saca de lona, lo meten en el maletero del coche y lo llevan a la sucursal. ¿Quién pidió una prueba de muerte? Trabajadores y clientes salen del local aterrados por el espectáculo. Los motivos pudieron ser varios; el olor, el respeto a la muerte (propia o ajena), para tomar perspectiva, para grabarlo todo y subirlo a twitter

El caso es que tras confirmar con la entidad bancaria que habían recibido el pago, procedieron a llevar al difunto a casa, obviamente en el maletero. Llegados a este punto no consintieron en marcharse con promesas de pago, solo con la confirmación del ingreso, lo que alargó la visita de Sifiso a las oficinas.

Obviamente el video se hizo viral y Old Mutual pidió disculpas a la familia respondiendo al twitter, en ese momento ya famoso, y realizando una declaración pública en la que piden disculpas. La aseguradora afirma que el 99% de los seguros de vida se pagan en menos de 48 horas, por lo que esperemos que esta sea la excepción y que ninguna familia tenga que pasar por este trago.

Licencia para asegurar

Spectre

Año: 2015
Dirección: Sam Mendes
Guión: John Logan, Neal Purvis, Robert Wade, Jez Butterworth (Personajes: Ian Fleming)
Reparto: Daniel Craig, Christoph Waltz, Léa Seydoux, Ralph Fiennes, Monica Bellucci, Naomie Harris, Rory Kinnear, Ben Whishaw, Dave Bautista, Andrew Scott, Jesper Christensen, Stephanie Sigman, Tenoch Huerta.
Género: Acción, Thriller, Espionaje.
Sinopsis: James Bond (Daniel Craig) recibe un críptico mensaje del pasado que le confía una misión secreta que lo lleva a México D.F. y a Roma, donde conoce a Lucía Sciarra (Mónica Bellicci), la hermosa viuda de un infame criminal. Tras este encuentro, James Bond se infiltra en una reunión secreta donde descubre la existencia de una siniestra organización conocida como SPECTRE. Paralelamente empieza a perder a poyos en Londres donde el nuevo director del Centro para la Seguridad Nacional cuestiona las sus acciones y pone en duda la importancia del MI6, encabezado por M (Ralph Fiennes). Sin los recursos habituales, Bond avanzará en su investigación, descubriendo una estremecedora conexión entre él y el enemigo que busca. (FILMAFFINITY)

Spectre comienza celebrando la paradójica fiesta del día de los muertos. El director, Sam Mendes, nos sitúa en México DF y nos deslumbra con un larguísimo plano secuencia de seis o siete minutos de la más pura escuela bondiana (al que haremos referencia al final del artículo). El ritmo vertiginoso que crea te envuelve durante las dos horas y media de la película. Es una vuelta a los orígenes de la saga tras un paréntesis más reflexivo y oscuro de la celebrada Skyfall. Un Bond más desatado, solitario y rebelde se enfrenta a un villano (interpretado por Christoph Waltz) de la talla del Dr. No o Goldfinger.

En la película encontramos dos curiosas referencias al mundo del seguro que, como comprenderéis, en este portal no hemos podido pasar por alto. La primera la encontramos al inicio de la película. Cuando James realiza la ya clásica visita a Q (Ben Whishaw), este le introduce a través de una inyección un dispositivo de nanotecnología en el torrente sanguíneo. La acción sucede sin previo aviso a un sorprendido Bond que, lógicamente, le pregunta al técnico qué demonios es. Todos los aficionados a las películas de la saga, o a cualquiera de espías, sabríamos la respuesta a esa pregunta: un rastreador.

Pero, en este caso, Q nos sorprende con una respuesta más original:

  • Un seguro de vida

Y esta no es el único guiño al sector asegurador. Más adelante, cuando James Bond coincide por primera vez con la bella Lucía Sciarra (Mónica Bellucci), volvemos a encontrar nuevas referencias al seguro. En esta ocasión es Mónica Bellucci quien pregunta a James Bond de qué conocía a su padre y de qué trabaja. La respuesta de nuestro agente secreto parece haberse contagiado de la escena anterior porque pese a tener licencia para matar no se le ocurre nada más que decir: en ‘seguros de vida’

La verdad es que con el historial que tiene este carismático agente, las compañías de seguros deben tener una curiosa contradicción. Por un lado, a ver quien es el guapo que le cubre un seguro de responsabilidad civil, y si no atentos al principio de esta película. Pero, por otro, siempre sale indemne… con lo que decesos, accidentes o bajas laborales cuentan con una siniestralidad muy baja.

En todo caso, nosotros nos confesamos fans de este personaje (y más si es interpretado por Daniel Craig) y no se nos ocurre mejor seguro de vida que estar protegidos por él ?

Desheredado por injurias a los padres

Los datos recopilados por la fiscalía de menores apuntan a que anualmente se producen más de 4.300 denuncias de padres a hijos. Pero eso es solo la punta del iceberg ya que los profesionales, educadores y psicólogos advierten que apenas se denuncia el 15% de los casos. A falta de cifras oficiales, las estimaciones “reales” de esta problemática son mucho más preocupantes: uno de cada diez españoles estaría maltratando física y/o psíquicamente a sus progenitores. ¿Y si estos decidieran actuar al respecto negándoles la herencia?

¿A qué nos referimos con maltrato filio-parental?

Se trata de un tema escabroso y muy desagradable pero no atañe solamente a adolescentes ni se refiere a una discusión acalorada puntual. Son actos reiterados en el tiempo cometidos por un hijo o hija con la intención de dañar física o psicológicamente a sus padres. Se puede diferenciar entre distintos tipos:

  • Abuso físico: golpes, empujones, bofetadas, escupir, lanzar o romper cosas… etc.
  • Abuso psicológico: intimidación, vejación, atemorizar, insultar o injuriar y calumniar. Aquí podría entrar también el abuso emocional con el que los hijos intentan chantajear a sus padres o hacerles creer que están locos y no valen nada.

Lamentablemente, muchos padres tienen que sufrir este tipo de abusos, ya sea cuando sus hijos son adolescentes o mucho más adelante, cuando se encuentran en la vejez.

El Tribunal Supremo se pronuncia al respecto

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha sentado precedentes dando la razón a los progenitores maltratados. Uno de los últimos casos supuso un punto de inflexión en mayo de este mismo año. Entonces, el Supremo ratificó la sentencia de la Audiencia Provincial de Vizcaya que fallaba a favor de una madre que plasmó en el testamento como última voluntad desheredar a dos de sus hijos alegando menosprecio y abandono.

Los hijos afectados protestaron al respecto llevando el tema a juicio. La mujer manifestó que había soportado insultos y calumnias además de asegurar que sus hijos la habían dejado desatendida y desamparada a pesar de padecer una enfermedad crónica que la había postrado en silla de ruedas.

Algunas Comunidades Autónomas como Cataluña o País Vasco han iniciado reformas en el Código Civil propio que contemplan el maltrato psicológico como causa legítima para desheredar a un hijo. Eso sí, para que se aprecie esta causa de deshederación deberá estar reflejada y justificada en el testamento.

Una interpretación extensiva del artículo 853

Así pues, el Tribunal Supremo decidió hacer una reinterpretación de lo que recoge el Código Civil en el artículo 853 donde establece como causas de legítima desheredación:

1ª. Haber negado, sin motivo legítimo, los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda.

2ª. Haberle maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra.

Es en esta segunda causa en la que se ampara, equiparando el maltrato psicológico como una modalidad del “maltrato de obra”.

Por su parte, el desheredado podrá impugnar el testamento por “desheredación injusta” pero entonces debe demostrar que la causa no existe. El resto de herederos y/o los progenitores deberán acreditar que dicho maltrato psicológico efectivamente se produjo.

Los interrogantes del seguro de móviles

Todos los productos nuevos tienen una garantía de 2 años. Según nos informa la OCU, “La garantía protege al consumidor de los defectos de fábrica, problemas prematuros en un producto o desajustes respecto a lo prometido, y obliga al vendedor a subsanar esos fallos, sin que esa solución suponga coste o molestias para el consumidor.

Los precios de los móviles llegan a alcanzar cifras que requieren de una inversión, por ello la idea de un seguro que nos cubra lo imprevisto es tan atractiva, pero ¿sabemos exactamente lo que nos están vendiendo?

Lo que cubre un seguro de móvil

Los seguros se contratan en la compra de un terminal nuevo. Veamos la terminología y sus limitaciones:

Daños accidentales

Por estos daños se refieren a aquellos accidentes que provocan la rotura de pantalla o averías por líquidos. Todas ellas sujetas al concepto de accidente, que se te caiga, resbale o similar. Recuerda que los daños intencionados nunca entrarán en la cobertura de ningún seguro.

Este concepto está abierto a interpretaciones y recientemente hemos podido ver cómo FACUA Euskadi se vio obligada a tomar acciones contra PcComponentes (vendedora) y Supporter España (aseguradora) por no querer cubrir un daño accidental.

Robo

Si el seguro cubre robo, es importante conocer la diferencia entre robo, atraco y hurto. Robo y atraco son acciones de sustracción de bienes mediante violencia. En el robo existe violencia porque te rompen la puerta de casa para entrar, mientras que en el atraco, una persona usa la fuerza o intimidación para quitarte las cosas.

La gran diferencia está con el tercero, ya que el hurto no está cubierto. En este caso no existe violencia física ni verbal, es tú descuido el que propicia el que el ladrón se haga con tus pertenencias. Descuidar el móvil en la mesa del restaurante, dejarlo en el coche a plena vista, etc.

Llamadas fraudulentas

En algunos casos el seguro puede cubrir, hasta una determinada cantidad, las llamadas que puedan haber realizado los ladrones desde tu terminal.

Lo que NO cubre un seguro de móvil

Los seguros están para ampliar las coberturas iniciales de la garantía, por lo que cualquier daño que esté cubierta por el fabricante no será cubierta por el seguro. Tampoco cubrirá los descuidos o daños intencionados. Pese a ser obvio, es interesante recordarlo.

Lo que no cubre el seguro de manera genérica es:

  • Daños por desgaste o estéticos.
  • Pérdida de datos almacenados en el dispositivo o fallos derivados de la instalación de aplicaciones.
  • Daños causados por el incumplimiento de las instrucciones del fabricante, manipulación en un centro de reparación no autorizado o un mantenimiento inadecuado.
  • Cualquier hecho o incidencia que deba ser asumida por el Consorcio de Compensación de Seguros, como una catástrofe natural.
  • Pérdida del terminal.

Si quieres contratar un seguro de móvil

Aparte de todo lo comentado anteriormente, hay varios conceptos a tener en cuenta y que pueden variar según la aseguradora:

  • Franquicia: hay seguros que imponen una franquicia (pago obligatorio de una cantidad) en caso de accidente para evitar reclamaciones sospechosas.
  • Limite de siniestros: es común tener un limite de partes de accidentes al año.

Revisa antes de contratar el seguro

En muchos seguros de hogar quedan cubiertos los daños por hurto, robo y atraco en la vía pública. Ten en cuenta esta opción antes de estar sobre asegurado.

Más de dos millones de ataques informáticos: 40.000 millones de euros en pérdidas

Internet, por sí mismo, ha cambiado la vida de muchos. En la mayoría de los casos para bien, permitiendo el acceso a información sin límites y conectando puntos muy dispares del mundo. Sin embargo, ello trae aparejada que nuestra información personal, como usuarios de la red, ya no nos pertenece de forma tan celosa como solía ser. Y obviamente, hay grupos que son conscientes del valor económico que suponen esos datos personales. Es, con el objetivo de apropiarse de ellos y obtener un beneficio económico, donde reside el objetivo de muchos de los ciberataques que reciben, ya no sólo los usuarios, sino también las empresas y entidades que tienen en su poder grandes y pequeñas bases de datos de sus clientes y/o empleados.

Los ciberataques de 2018 en cifras

Los más de dos millones de ataques informáticos perpetrados en el pasado año, se tradujeron en un impacto económico que alcanzó los 40 mil millones de euros (45 mil millones si lo calculamos en dólares). A pesar de lo alarmante de los datos, lo más preocupante es que son simplemente una estimación, ya que como señala la Alianza de Confianza en Línea (OTA, por sus siglas en inglés), en su ‘Informe de Tendencias de Incidentes e Incumplimientos Cibernéticos’, la realidad, a día de hoy, es que son pocos los ataques denunciados, por lo que las cifras mencionadas seguramente sean muy superiores.

Tal y como explica la OTA, actualmente, es muy complejo tener conocimientos precisos sobre la Red, lo que impide tener una visión global del panorama mundial para conocerlo en su totalidad y tener unos datos fiables. Esto se debe, primero, al bajo porcentaje de denuncias, ya que las organizaciones prefieren no hacer público que son vulnerables y que han sufrido un ataque cibernético. Y, segundo, porque la mayoría de las bases de datos son regionales.

A pesar de la falta de datos globales más precisos, el informe pone énfasis en que el 95% de todos esos ataques podrían haber sido evitados. Para ello sólo es necesario que las empresas, entidades y organizaciones, pequeñas y grandes, tomen conciencia de la importancia de protegerse de este tipo de amenazas digitales. Para ello es imprescindible que todas ellas apliquen protocolos de antivirus a sus sistemas, que trabajen con redes seguras, que todos los datos se almacenen en los recursos que facilite la empresa y no en dispositivos personales y que, por último, se haga un uso responsable de la nube.

Los ciberataques más populares

Para la realización de este informe, la OTA analizó el comportamiento, durante el 2018, de cuatro tipos de ataques cibernéticos. El ranswomware, es decir, el secuestro de sistemas informáticos acompañados de la petición de un rescate; la obtención de datos comprometidos de correos electrónicos; los ataques de denegación de servicio, lo que se traduce en la imposibilidad de utilizar ciertos servicios, y, por último, la vulnerabilidad de los dispositivos en conexión, entre otras.

En el caso del ranswomware, en el pasado año, el número de incidentes, de los que se dio parte, disminuyó, pero el perjuicio económico que causaron aumentó en un 60%, es decir, 8 mil millones de dólares. Es destacable que los ataques de este tipo dirigidos a empresas aumentaron en un 12%.

Al hablar de violación de datos, la OTA pone como ejemplo los que fueron los mayores ataques del 2018. Por un lado, el robo que sufrió la base de datos nacional de identificación de India (Aadhaar) que comprometió más de 1.100 millones de datos. Y, por otro, el escándalo que protagonizaron Facebook y Cambridge Analytica con la exposición de los datos de 87 millones de usuarios.

Sobre los ataques Business Email Compromise, aquellos en los que se consiguen los correos electrónicos de los miembros de una entidad y, por medio de engaños, se les solicita a los trabajadores el envío de fondos, el informe, por medio de datos del FBI, indica que aumentaron en 2018. Es más, en EE.UU. estos se cifraron en 20.000 y tuvieron una repercusión económica de 1.300 millones de dólares. Al remontarse a la etapa 2013-2018 la cuantía asciende hasta los 12,5 millones.

Para concluir, una recomendación

Si te preocupa la seguridad de tu empresa, sea del tamaño que sea, te proponemos que consultes las soluciones de nuestros amigos de Hiscox. No solo tienen una solución para ti, sino que también una Academia para que tu personal este preparado para cualquier ciberataque.

Mi coche se ha incendiado en las protestas de Barcelona, ¿cómo reclamo?

Incendios, contenedores y vehículos en llamas, mobiliario urbano dañado, heridos… Todo esto se ha vivido, estos días, en pleno centro de Barcelona, tras la publicación de la sentencia del ‘procés’.

Ahora bien, qué ocurre si como consecuencia de estos altercados, ¿se ha quemado mi coche, moto o han destrozado el escaparate de mi local? ¿A quién puedo reclamar por los daños sufridos? ¿Quién se hace cargo?

Pues, según fuentes consultadas, deberás ponerte en contacto con el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). Tal como ha informado la delegación de Cataluña de este organismo, en principio, el Consorcio se va a hacer cargo y dará cobertura de los daños sufridos en establecimientos y  vehículos por la quema en los disturbios acontecidos en Barcelona. Lo cual confirma que esta entidad ha interpretado los hechos sucedidos como tumulto popular y no, como actos vandálicos, ya que en ese caso, no daría cobertura.

Por lo tanto, si tu coche, moto o comercio se han visto perjudicados; te aconsejamos que en primer lugar, interpongas la correspondiente denuncia por los daños sufridos y que seguidamente, te pongas en contacto con el Consorcio. Recuerda que previamente, debes contar con una póliza de seguros.

Facilita tus datos al Consorcio

Una vez contactes con ellos, deberás facilitarles la siguiente información:

  • Identificación de la persona que facilita el parte de siniestro.
  • Datos identificativos del asegurado.
  • Fecha de ocurrencia de los hechos.
  • Nombre la compañía aseguradora del vehículo dañado.
  • En caso de daños a vehículos, número de póliza del vehículo
  • Número de cuenta bancaria con el IBAN, para recibir la correspondiente indemnización.

Tras facilitar los datos, el perito del Consorcio de Compensación de Seguros se encargará de concertar la correspondiente cita, para efectuar la cuantificación de los daños que serán detallados en el debido informe pericial.

Por otra parte, cabe recordar que según el Reglamento del Consorcio, aparte de dar cobertura en caso de tumulto popular, este organismo público también asume el pago de indemnizaciones a los perjudicados por otras causas como: «los hechos ocasionados violentamente por terrorismo, motín, rebelión y sedición, así como, los hechos o actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempos de paz».

Volviendo a Barcelona, de momento, desde el Ministerio del Interior en funciones, se han evaluado en 627.000 euros los daños causados por los tumultos del pasado miércoles cuando se produjeron 190 incendios de contenedores que se suman a los 250 del martes. A estos daños materiales se unen los causados el lunes en el aeropuerto del Prat que se vio obligado a suspender más de 100 vuelos. Por todo ello, las estimaciones sobre posibles daños apuntan a que se podría superar el millón de euros.

En definitiva, en caso de verte afectado por las protestas de Barcelona, recuerda en reclamar lo que te corresponde al Consorcio de Compensación de Seguros: 93 452 14 00 (delegación de Cataluña).

Si tienes dudas, te recomendamos que consultes con tu mediador, para que sepas lo pasos a dar y cómo presentar tu reclamación ante el Consorcio.