¿Sabías que tienes un seguro asociado a tu tarjeta de crédito?

La mayoría de tarjetas, además de ofrecer descuentos y bonificaciones, también incluyen diferentes seguros como viajes, accidentes, robos y fraudes.

El uso de la tarjeta de crédito está desbancando al efectivo, no solo debido a las compras online sino que también es ya el método de pago más usado en los comercios. Según el Banco de España, se cerró 2017 con más de 51 millones de tarjetas en circulación, eso significa que en España hay más tarjetas de crédito que personas. Pero, ¿saben todas esas personas que sus preciados plásticos están asociados a uno o varios seguros?

Lo cierto es que la información que ofrecen las entidades bancarias al respecto no suele ser mucha ni muy explícita. Lo más probable es que entre los documentos que te hayan entregado junto a tu tarjeta de crédito no aparezcan explicadas las características referentes a las pólizas que las acompañan. Uno de los principales motivos de esta desinformación es que el tomador del seguro es quien emite la tarjeta y se hace responsable de sus cuotas, así que el asegurado pasa a un segundo plano aun siendo el beneficiario de la póliza.

Cada banco establece unas condiciones diferentes así que deberemos ser nosotros quienes preguntemos qué estamos contratando y cerciorarnos de que los seguros asociados son realmente gratuitos y que no se nos está cobrando una cuota por ellos. Lo cierto es que suelen ser libres de costes aunque también tenemos que ser conscientes que se trata de seguros genéricos. Los más comunes suelen ser referentes a viaje y pérdida de equipaje, robo o extravío, anti-fraude y protección de compras, o también de vida.

Eso sí, no pensemos que por tener los seguros de la tarjeta de crédito ya no nos hace falta nada más. Hay que revisar bien las coberturas ya que no todas las tarjetas incluyen las mismas y hay ciertos aspectos que raramente contemplan. Por lo general, los seguros de las tarjetas no tratan responsabilidad civil, así que no nos sirven en caso de accidentes de tráfico. Tampoco si se trata de incidentes ocurridos bajo los efectos del alcohol, las drogas o algún tipo de estupefaciente.

Si bien es cierto que algunas tarjetas de crédito de mayor nivel incluyen cobertura de gastos de emergencia o traslados médicos en su seguro de viaje asociado, no es lo habitual. Lo más común es que la cobertura de viaje contemple solo reembolsos o bonificaciones en caso de retraso o cancelación del vuelo y extravío o deterioro del equipaje. Siempre y cuando la compra del viaje se haya hecho con esa tarjeta de crédito en cuestión.

Lo que sí suelen tener la mayoría es una cobertura de vida con tal de proteger el crédito del saldo de la tarjeta en caso de fallecimiento del titular. En algunos casos también incluyen protección familiar de manera que los familiares pueden recibir alguna indemnización si muere el titular con la tarjeta todavía vigente.

La más útil de conocer es la cobertura frente a robos y la protección anti-fraudes. Como ya tratamos en algunos artículos anteriores referentes al ciberfraude, las compras por internet conllevan cierto riesgo. Los seguros de la tarjeta de crédito cubre los cargos realizados sin el permiso del titular, por robo o mediante la clonación de la tarjeta. También muchas pólizas están empezando a incluir protección en la compra online, si, por ejemplo, se realiza un cobro por duplicado o el producto comprado no llega al destinatario.

Para saber exactamente lo que cubre el seguro asociado a tu tarjeta de crédito, acude a la entidad bancaria e informarte bien. Y para cualquier duda en materia de pólizas no dudes en acudir a un mediador de seguros experto en la materia para que pueda asesorarte conforme a tus necesidades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro