Quién se queda qué después de romper. Capítulo II: Alquiler

Rompes con tu pareja y ahora sí llegan los problemas y las dudas. ¿Quién se queda en el piso? ¿Hay que resolver contrato? ¿Se queda uno de los dos? Con la ayuda de la compañía aseguradora especialista en Defensa Jurídica, ARAG, te sacamos de dudas.

Primero habrá que decidir quién se queda y quién se va, pero ¿cómo hacerlo? Estudiamos distintos escenarios:

› No hay acuerdo y tampoco hijos menores

La abogada de ARAG, Marina Barriendos, explica que si no hay hijos menores, “tiene prioridad el que fue titular del contrato en primer lugar”. En caso de ser ambos cotitulares, “deberán llegar a un acuerdo al respecto”, explica la experta.


› No hay acuerdo pero sí hijos menores

Si hay hijos dependerá de a quién le atribuyan vía judicial la guarda y custodia, así como el uso y disfrute de la vivienda.


› Sí hay acuerdo y uno se quiere quedar en el piso

No hay porqué finalizar el contrato si hay un pacto entre la pareja, en ese caso uno de los miembros (estén casados o no) se podrá quedar en el piso. Para que esto suceda, hay que tener en cuenta algunas condiciones.

En primer lugar, los dos deberían informar al propietario de lo que han decidido. Pero será el que se quede quien deba notificar al propietario que quiere continuar con el alquiler. Para ello tiene un plazo de un mes.

Si no lo hace, el propietario puede finalizar el contrato, y será el último de la pareja en irse del piso quien tenga la obligación de pagar la renta del mes de alquiler.

Igualmente, el propietario podría pedir al que se queda en el piso una confirmación de si quiere continuar con el contrato de alquiler o no. Hecha la consulta, si no le contesta en 15 días la propiedad podrá dar por resuelto el contrato de alquiler.


Consulta otros capítulos de la ‘Guía legal para resolver pequeños conflictos’:

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro