¿Quién paga por los daños de la catedral de Notre Dame?

El mundo llora por las llamas que han consumido la catedral con más visitantes del mundo, Notre Dame

Tras el incendio ha afectado a la catedral de Notre Dame de Paris (Francia), las grandes fortunas galas han comprometido más de 850 millones de euros para su restauración.

Los resultados del siniestro fueron devastadores: más de 1.000 metros cuadrados de cubierta destruidos por las llamas, y la aguja del templo que coronaba la estructura, en su caida provocó daños en la bóveda pétrea.

El gobierno francés ha afirmado que los trabajos podrían durar años.

Una historia medieval

La historia del afamado templo comenzó con las primeras piedras para su edificación, en 1163, para 1260 ya estaba levantada en su mayor parte. Sin embargo fue en 1345 cuando la obra culminó y se transformó en un emblema del arte gótico y de los franceses.

Esta construcción, en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, posee muros, bóvedas y arbotantes que han sobrevivido a pestes, guerras de religión entre católicos y hugonotes, la Revolución Francesa y hasta la invasión nazi.

Y más aún, ella cobija la corona de espinas de Jesus de Nazareth, la túnica de San Luis, estatuas milenarias y las gargolas, que han inspirado más de una historia de la cultura popular.

Con estos antecedentes, cuando vimos en los medios de prensa del mundo que esta construcción era arrasada por las llamas, inevitablemente nos preguntamos, ¿quién se hace cargo de esto? ¿Habían seguros comprometidos?

Determinar causas

Ahora sabemos que la Catedral es propiedad del Gobierno Francés, y que este tipo de edificaciones (monumentos históricos) no cuentan con seguros.

Según el experto en seguros Rafael Nadal, al no asegurar la construcción, el Gobierno asume el riesgo a través de un “autoseguro”, realizando anualmente previsiones para cubrir dichos daños.

Además, según se ha publicado en los medios de prensa, algunas de las obras de arte que habitaban en su interior sí tenían póliza. 

Para Nadal, al igual que ocurre con las viviendas y negocios, la iglesia sí podría haber contado con un contrato de seguro que cubriera incendios o multiriesgos.

¿Qué es lo que viene ahora? Lo normal es que después de un siniestro, se realice una investigación para poder determinar la causa que lo ha provocado y saber si éste se generó por las obras de rehabilitación”, aunque al parecer esta última hipótesis estaría descartada.

Una vez determinado el origen de los hechos, es muy importante poder demostrarlo por si se quiere subrogarse contra el causante. Si se determina que el causante es un empleado de la empresa que estaba realizando las obras, posiblemente se le reclamará así como al director de la obra, responsable de seguridad, contratista principal, etc. Es decir, puede presentarse una cadena de reclamaciones”, indica Nadal.

¿Y qué pasaría si hubiera sido culpa de uno de los trabajadores? ¿Debería cubrirlo el seguro de Responsabilidad Civil? Según el especialista, es probable que la suma en juego no cubra los daños ocasionados, ya que lo normal son pólizas con garantías de uno a seis millones de euros. Cantidad muy inferior, por supuesto, a los daños ocasionados”.

Finalmente el especialista aclara que de no haber responsables, el gobierno francés y las donaciones tendrán que cubrir los daños.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro