Derrumbamiento en Santander

Qué hacer frente a un derrumbamiento

Con dos días de diferencia entre sí, Tarragona y Santander se han visto afectadas por dos catástrofes de distinta magnitud, pero no por eso menos importantes.
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto

En Tarragona la explosión de una fábrica petroquímica se ha cobrado tres víctimas y una decena de heridos. En el barrio de la Nueva Montaña en Santander, milagrosamente, no ha habido que lamentar daños humanos.

Este parque infantil disponía de pistas deportivas que se ubicaban sobre un aparcamiento de una urbanización de edificios vivienda de protección oficial. Estos, fueron construidos por la empresa pública Gesvican, dependiente del Gobierno de Cantabria. El derrumbe ocurrió a las 06:20 de la mañana y afortunadamente no se cobró ninguna víctima.

La comunidad de la Nueva Montaña, tiene una antigüedad de 14 años. La estructura del aparcamiento subterráneo, con una capacidad para 500 coches, cedió posiblemente por causa de las filtraciones debidas al agua de la lluvia y el riego. Este hecho, incidió directamente sobre la tierra del parque, que provocó que la resistencia de la estructura mermase.

En el caso del hundimiento del parque infantil, los vecinos ya habían comunicado posibles problemas de filtraciones, alertando de un riesgo estructural. Así pues, la sobrecarga de la tierra y el agua, se convertía en un peligro desde el inicio.

Rafael Nadal, ingeniero industrial, perito y corredor de seguros, afirma que “este tipo de construcciones, deben pasar un mantenimiento riguroso y actuar cuando existen riesgos estructurales; como es el caso del garaje. Es necesario tener en cuenta la elección de los materiales utilizados en la construcción. En el caso del hormigón o el hierro y un contacto constante con el agua (por lluvias por ejemplo) son materiales que pueden sufrir deterioro con más antelación”.

Empresa pública

El caso de Santander tiene un añadido extra: la empresa promotora Gesvican, es una empresa pública dependiente del Gobierno de Cantabria. Una empresa pública tiene la obligación de tener un seguro de Responsabilidad Civil, pero también, debe hacer el mantenimiento pertinente a todas aquellas infraestructuras que son creadas por la misma y puedan sufrir algún daño.

¿Qué responsabilidades conlleva un caso así?

Por una parte, la propiedad debe realizar un control periódico y por otra parte, al existir denuncia de filtraciones, la administración debería haber actuado o controlado la gravedad de las mismas. Nadal, recuerda que en estos casos debe analizarse bien el tipo de póliza de cada uno de los afectados, pero es posible que se atienda a los siguientes supuestos:

  1. La póliza del aparcamiento y/o comunidad: podría cubrir los gastos de daños por la garantía de «daños por agua» y posteriormente subrogarse si existe un culpable de dichos desperfectos.
  2. La administración: en el caso de reclamarse daños por la comunidad, (o bien por la compañía de esta) se derivará la reclamación a su póliza de Responsabilidad Civil.

Cuando contrates un seguro, hazlo siempre asesorad@ por un profesional, la naturaleza es salvaje e imprevisible y en algunos casos el ser humano, también.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

cambio horario

Ventajas y desventajas de los cambios de hora

Llega el segundo cambio de hora del año. Te recordamos: la noche del sábado 24 de octubre al domingo 25 toca ajustar relojes. El cambio consiste en que las 3 de la madrugada pasarán a ser las 2, por lo que dispondremos de una hora más de sueño.