Teletrabajo

¿Puede vigilarme mi empresa mientras teletrabajo?

Es fundamental que las aplicaciones de supervisión en remoto no vulneren los derechos a la intimidad y la privacidad de los empleados
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

La crisis sanitaria del coronavirus ha cambiado muchas cosas, y una de ellas también ha sido nuestra forma de trabajar, impulsando el teletrabajo. Hace unos meses en nuestro país se practicaba el culto a la presencialidad en el trabajo. Las cifras hablan por sí solas: antes de la pandemia sólo un 16% de la población española estaba acostumbraba a trabajar desde su domicilio. Sin embargo, ahora el porcentaje de población que trabaja desde casa prácticamente se ha duplicado y ya es un 30,2%.

Ahora bien, al tiempo que el teletrabajo crece, también aparecen miles de aplicaciones, programas y herramientas para controlar o monitorizar que los empleados cumplen con sus tareas diarias. Está claro que el trabajador se vuelve invisible a los ojos de los directivos… Por eso, las empresas se las ingenian para poder seguir supervisando a distancia.

Pero, ¿dónde deben estar los límites del control empresarial de los trabajadores? ¿Qué sistemas son legítimos para no vulnerar los derechos a la intimidad y la privacidad de la plantilla? En la reciente ley del teletrabajo no se no concreta qué dispositivos o tipos de control son los adecuados para hacer un seguimiento. Sin embargo, lo que sí que deja claro la nueva norma es que las compañías deben informar a sus empleados de dos cuestiones: por un lado, de los protocolos de uso de sus dispositivos electrónicos (qué está prohibido y qué permitido). Y, por otro, de las vías por las cuales su labor puede ser monitorizada.

¿Han vulnerado tus derechos? Echa mano del seguro de defensa jurídica

Asimismo, la capacidad de supervisión cuenta con dos límites: la intimidad y la protección de datos del trabajador, que pueden verse vulnerados si la monitorización no se lleva a cabo de forma adecuada. Es decir, los sistemas de control deben ajustarse a los fines perseguidos: ver que el trabajador cumple con las funciones y tareas asignadas, optando por opciones menos invasivas. En caso de darte cuenta que estos derechos están siendo vulnerados puede ser de gran ayuda contar con un seguro de defensa jurídica.

Como no podía ser de otra forma, ante nuevas formas de trabajo también surgen nuevos conflictos. Por eso, como trabajador te interesa contar con este tipo de póliza. En caso de enfrentarte a un litigio laboral, dispondrás del asesoramiento necesario para poderlo resolver con éxito.

Precisamente, la legislación laboral y los procedimientos judiciales no son precisamente sencillos. Por ello, para asegurarte que sabes cuáles son exactamente tus derechos y cuál es la mejor forma de hacerlos valer lo mejor es que dispongas de asesoramiento profesional. En este sentido, tu corredor de confianza podrá guiarte e indicarte qué tipo de póliza y coberturas son las más indicadas en estos casos.

A nivel práctico, también es importante saber si el teletrabajo se desarrolla a través de dispositivos propiedad de la empresa o tuyos. Si trabajas con tu propio equipo, la capacidad de la empresa de instalar herramientas o software de control es muy limitada. Además,  podrías hasta negarte, porque, entre otras razones, se estaría poniendo en riesgo la información personal en tu dispositivo.

Más control si el ordenador es de la empresa

Pero, si el ordenador es propiedad de la empresa, las opciones son mucho mayores. Suelen utilizarse programas que se limitan a detectar si el trabajador está activo o no y éstos difícilmente podrán considerarse como vulneradores de derechos. Tampoco los que monitorizan la pantalla, siempre que exista justificación para ello y te hayan informado previamente.

Los que sí pueden plantear conflicto, en cambio, son aquellos que captan la voz o la imagen. En estos casos, tu derecho a la intimidad se ve reforzado porque se encuentra en un entorno muy protegido como es tu hogar. En este caso, si ves que la empresa vulnera tu privacidad, recuerda que puedes hacer uso de tu seguro de defensa jurídica para ponerle remedio lo antes posible.

Una supervisión excesiva repercute en la salud del trabajador y en la reputación de la empresa

Por otra parte, más allá de la legalidad de programas o herramientas concretas, las corporaciones deben ser conscientes de que crear en el trabajador la sensación de que está sometido a una fuerte vigilancia remota puede suponer una presión extra o una ansiedad que le cree un perjuicio en su propia salud. Asimismo, un régimen excesivamente severo en este sentido puede tener un impacto negativo en la reputación y el prestigio de la empresa, especialmente si, al hacer uso de tu seguro de defensa jurídica, se ve sancionada, no ya sólo por la Inspección de Trabajo, sino por la Agencia Española de Protección de Datos.

Otro aspecto importante es el derecho a la desconexión. En este sentido, también merece la pena aclarar que los instrumentos de control no sólo se están empleando para supervisar la labor de la plantilla, también se utilizan para garantizar que se respeta el derecho del empleado a la desconexión digital. A muchas compañías también les preocupa que sus empleados no respeten los horarios y los periodos de descanso y que eso pueda tornarse en su contra en forma de sanciones de la Inspección de Trabajo.

En definitiva, contar con un seguro de defensa jurídica te ayudará a resolver cualquiera de tus dudas legales relacionadas con aspectos como la supervisión del teletrabajo por parte de tus jefes. Y, si la cosa va a más, contarás con el asesoramiento y apoyo de un profesional para resolver tu caso de la mejor manera. 

Otro seguro que es interesante, desde el punto de vista empresarial, es el de Administradores y Directivos (D&O). Como sabemos, la labor empresarial exige tomar decisiones importantes en el seno de una empresa y esto supone una gran responsabilidad. Las reclamaciones contra administradores, consejeros y directivos e incluso empresas de cualquier tamaño son un riesgo real y para estar protegido lo mejor es contar con un seguro que cubra posibles errores en la gestión de la empresa. Contar con un seguro específico para directivos es la herramienta más fiable para prevenir este tipo de contratiempos. Y no importa que sea una mediana o pequeña empresa, porque los riesgos existen para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Seguros para accidentes infantiles

El seguro también cubre ante los accidentes infantiles en casa

¿Tienes un hijo con un espíritu aventurero que ya querría Indiana Jones? ¿O le persiguen los accidentes caseros como los dementores a Harry Potter? ¿Estás harto de sustituir una y otra vez esas gafas infantiles que no superan sin daños dos sesiones de saltos sobre el sofá? Lo mismo no se te ha ocurrido, pero el seguro también te ofrece alternativas para estar más tranquilo en caso de un accidente infantil en el hogar.

Evitemos accidentes infantiles

En Navidad, niños en casa ¡y seguros!

Llega la Navidad y, con ella, las vacaciones infantiles. Coronavirus mediante, es muy probable que los pequeños pasen gran parte de este tiempo en casa. Y, aunque pensamos que nuestro hogar es seguro, es el sitio donde más accidentes infantiles se producen.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.