Un pueblo lleno de ‘criminales’

Una joven nortemericana se rebela y demanda a una gran empresa por aplicar un nombre peyorativo a la población en la que vive

La primera vez que sucedió, Tanisha Torres pensó que tenía que ser error momentáneo. Pero volvió a suceder cada mes. Tanisha, de 26 años, fue a la tienda de Radio Shack (cadena especialista en electrónica) en el centro comercial Airport Plaza en Farmingdale para pagar la cuenta de su teléfono móvil. En el recibo que pidió el 15 de octubre de 2003 apareció su nombre y dirección. Pero en lugar del nombre de su ciudad natal, Wyandanch, donde reside, en el recibo de pago se podía leer ‘Crimedanch’. Teniendo en cuenta que Wyandanch es una ciudad con algunos barrios con un alto índice de criminalidad, la joven no se lo tomó bien.

“Estaba muy indignada”, declaró Torres, pese a que reconoció que a menudo en su pueblo hacían bromas sobre ese nombre. “Es como una broma, ya sabes, ‘Oh, eres de Wyandanch’ y luego dicen eso de Crimedanch. Tengo que pasar por esto todos los días. Pero luego voy a hacer un pago de una factura y es lo que me faltaba”. Entonces decidió llevar los recibos al abogado Andrew Siben, de Bay Shore, quien presentó una demanda en febrero de 2004 contra la tienda en la Corte Suprema del estado en Riverhead.

Preguntada por un reportero de Newsday sobre el cambio de nombre de la población, el gerente de la tienda Bill Sullivan tecleó el nombre de Tanisha Torres en el ordenador y, de hecho, su población de origen apareció como ‘Crimedanch’. Sullivan corrigió de inmediato el nombre de la ciudad de Wyandanch. Dijo que desconocía la referencia incorrecta y dijo que el empleado que procesó el pago de Torres ya no trabajaba allí. Debbie Munir, portavoz de Radio Shack en la sede corporativa en Fort Worth, Texas, declaró a la prensa que “tan pronto como nos alertaron de la situación, cambiamos de inmediato el nombre en el sistema y dejamos el tea corregido”. La portavoz de la compañía añadió que “parece que lo que ha sucedido es que un vendedor que ya no trabaja aquí puede haber introducido el nombre incorrectamente”.

La demanda de Torres alegó que Radio Shack fue negligente e imprudente en este caso tanto por el hecho de no tener un buen sistema de recibos, como por su política errónea de contratación, supervisión y monitoreo de los empleados. La cantidad de dinero que Torres pidió no trascendió, pero en cualquier caso solicita indemnizaciones para compensar a Torres por haber estado “avergonzada y aturdida y haber sufrido ” angustia emocional y angustia mental. Según el abogado demandante, la inclusión en el recibo del nuevo rumbo “implícita o explícitamente etiquetó como una criminal” a Torres.

“Claramente, es difamatorio para Mrs. Torres y para toda la comunidad, y es una violación de los derechos civiles ser caracterizada de una manera que infiere que todos, desde Wyandanch, son delincuentes”, dijo Siben. En español, James Rhoads, comandante de la policía de Suffolk, que cubre las ciudades de Babylon y Wyandanch, dijo que esta población “es una de nuestras áreas más populares” para delitos como el tráfico de drogas y la prostitución. “Nos llama mucho la atención”, dijo, pero agregó que la tasa de criminalidad ha disminuido en los últimos años.

“No soy una criminal”, dijo Torres. “Mi hijo juega en el equipo de fútbol de la escuela secundaria. Crecí allí y estoy orgullosa de mi comunidad”, concluyó Torres, cuyo acuerdo con Radio Shack no fue hecho píublico.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro