problemas visuales infantiles

Detectar problemas visuales en los niños (y evitar que les afecten en el cole)

El aumento en la exposició a pantallas produce problemas visuales infantiles a edades cada vez más tempranas. Aprende cómo detectarlos a tiempo para evitar que afecten a su rendimiento escolar.
Redacción
Redacción
Redacción
Redacción

El uso de dispositivos electrónicos entre los menores es cada vez más frecuente. Según un estudio reciente de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación, los niños de nuestro país pasan casi cuatro horas frente a una pantalla entre semana. Y ese tiempo supera las seis horas durante los fines de semana. Esta prolongada exposición de los más pequeños al entretenimiento digital ha hecho que sus problemas visuales hayan aumentado y que se produzcan cada vez a edades más tempranas.

Problemas visuales más frecuentes entre los más pequeños

La miopía, la hipermetropía y el astigmatismo son los problemas visuales más frecuentes entre los niños. La detección temprana de estas dolencias y la realización de un tratamiento adecuado son claves para evitar problemas asociados.

“Mantener una buena salud ocular es imprescindible en los niños en edad escolar, ya que es esencial para un correcto aprendizaje. Los problemas de visión no solamente pueden derivar en un menor rendimiento académico, sino que impiden el desarrollo del aprendizaje, la lectura y la escritura. Además, perjudican la psicomotricidad fina y la coordinación ojo-mano”, explica el Dr. Emilio Dorronzoro, jefe de servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

Cómo detectarlos

Así, una mala calidad de visión puede derivar, por ejemplo, en falta de atención en la escuela, lo que les impedirá seguir de forma adecuada las explicaciones de sus profesores. Por eso, es especialmente importante detectar estos problemas antes de comenzar el nuevo curso escolar. Sin embargo, no siempre es fácil darse cuenta de que existen problemas visuales en los niños. A veces, los pequeños no son capaces de identificar esas dificultades o de relacionarlas con la vista. Por ello, debemos ser los padres quienes estemos al tanto, para poder detectar los indicios de algun dolencia de este tipo.

El Dr. Dorronzoro nos da algunas pistas para identificarlos:

  • El pequeño entrecierra los ojos o los guiña cada vez que cambia en enfoque visual de cerca a lejos (como le pasará cuando tenga que levantar la vista hacia la pizarra o atender a las explicaciones del profesor, por ejemplo).
  • Se queja de dolores de cabeza o visión borrosa, en especial, al final del día o a la hora de hacer las tareas.
  • Presenta una elevada sensibilidad a la luz y le cuesta adaptar la visión en abientes con menos luz.
  • Se sienta demasiado cerca de la televisión.
  • Parpadea con mucha frecuencia y le lloran los ojos.
  • No enfoca la vista de manera precisa hacia lo que se le señala.
  • Presenta falta de atención y concentración.
  • Gira la cabeza de una forma no natural cuando mira hacia algún punto concreto.
  • Se salta palabras o letras al leer.
  • Muestra descoordinación en el movimiento de los ojos (es decir, no se mueven alineados).

Si se detectas alguno o varios de estos síntomas en el niño, es recomendable acudir lo antes posible al especialista. Así, este podrá valorar el posible problema y tratarlo de la forma más adecuada.

Recuerda que la práctica totalidad de los seguros de salud incluye servicios oftalmológicos, una especialidad médica que cuenta con funciones de prevención, procedimientos especializados e intervenciones quirúrgicas. Aunque las coberturas y servicios de cada compañía pueden parecer similares, no lo son. Por ello, lo mejor es consultar con un mediador de seguros de confianza para que pueda asesorarnos sobre las mejores opciones para nuestro caso concreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Abducción extraterrestre

Abducción extraterrestre: ¿quién dijo miedo…?

Si eres un nostálgico seguidor de Fox Mulder y te espanta la posibilidad de sufrir todo tipo de pruebas por parte de unos insensibles ‘aliens’, tranquilo: el seguro contra una abducción extraterrestre está aquí para protegerte (pues sí: haberlo, haylo).

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.