posiciones en el coche

Los pies en el salpicadero y otros riesgos en el coche

¿Quién no ha conducido con una sola mano al volante o ha puesto los pies en el salpicadero yendo de copiloto? ¿Y una siesta en los asientos traseros? Hay posiciones en el coche que se convierten en un riesgo, pero son habituales en la carretera a pesar de estar prohibidas.
Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil

A lo largo de los años hemos ido adoptando diferentes posiciones en el coche que parecen correctas (o cómodas) y que ahora son las infracciones más habituales al volante porque el reglamento ya las castiga.

Viendo los datos de los últimos años sobre incremento de accidentes de coches, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha endurecido las normas viales. Muchas de estas normas no son conocidas o simplemente tenemos tan interiorizada una costumbre que ignoramos que no siguen la norma. Por eso, como hay tantas posiciones y formas de conducción que vamos adoptando inconscientemente que pueden parecer correctas, vamos a analizar las graves consecuencias que pueden tener.

Pero antes que nada, hay que tener en cuenta lo que dice la ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial en el artículo 13.2:

“El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”

Con esta aclaración, vamos a ello:

Ni muy cerca ni lejos del volante

La posición correcta es la que enseñan en la autoescuela, con las piernas y los brazos con una pequeña flexión de manera que permita manejar el volante sin problemas.

Si te sitúas muy lejos del volante, no llegaras a los pedales y no podrás frenar con una buena presión sobre el pedal. Además, los brazos estarán muy estirados y tampoco dominarás bien el volante, con lo que no podrás realizar bien los giros en momentos de emergencia.

En cambio, si te sitúas muy cerca, la flexión de las rodillas puede ser incómoda para girar rápidamente. Además, los pies pueden estar muy enganchados al pedal de modo que se reduce la movilidad a la hora de hacer un frenazo de emergencia.

¡No eres un piloto de Fórmula 1!

Tanto conducir con el asiento muy tumbado como muy lejos del  volante dificulta la conducción. Con estas posiciones los brazos están muy estirados y puedes llegar a perder el dominio del volante en determinadas situaciones que impliquen giros bruscos.

Otra de las infracciones comunes es agacharse a buscar algo, o en caso del copiloto acercarle algo al conductor. Estas situaciones reducen la eficacia del cinturón de seguridad.

Por eso es importantísimo cuidar la posición dentro del coche, seas o no el conductor. Hay que tener en cuenta que el tiempo de reacción siempre será superior con una postura correcta al volante.

Manos al volante, ¡esto puede ser multa!

Ni conducir con una mano, ni con las manos juntas, ni una en el volante y la otra asomando por la ventana o apoyada en la palanca de cambios… La posición correcta es, otra vez, la misma con la que te sacaste el carnet de conducir: a las diez y diez.

Posición correcta de las manos al volante

Y es que conducir con las manos en una posición incorrecta puede salir caro: hasta 100 euros por conducir con una sola mano o sacarla por la ventana. Además, la sanción puede extenderse al copiloto si este también va con la mano por fuera.

Así que a partir de ahora, las dos manos al volante, ¡salvo en los cambios de marcha! No sólo te ahorrarás una multa, sino que es la forma más segura de conducir y facilita los movimientos.

Prohibido poner los pies en el salpicadero

Es una de las prácticas más peligrosas en el coche y con consecuencias gravísimas.

Si se produce un frenazo, se puede producir el llamado “efecto submarino” y el copiloto puede salir despedido por debajo del cinturón. En cambio, si hay un choque frontal, puede saltar el airbag y empujar las piernas del copiloto hacia su cuerpo ocasionando lesiones muy graves como roturas de mandíbulas, fracturas de rodillas, ceguera o lesiones cerebrales, entre otras.

Es por esto que la DGT y los agentes de tráfico vigilan mucho este tipo de infracciones, que llegan a sancionarse con hasta 100 euros para el conductor. 

Este tipo de hábitos pueden resultar peligrosos tanto para el conductor como los ocupantes, y las consecuencias pueden ser graves en caso de accidente. ¿Para qué someterse a un riesgo innecesario con posturas que están prohibidas?

Recuerda que como conductor también pueden sancionarte, así que no olvides vigilar como van los ocupantes de tu coche y recuerda que estas posturas están prohibidas. Así que recuerda, tanto tu seguro de coche como tu posición y la de tus colegas puede ser determinante para tu seguridad vial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Automovil listo para el invierno

Mantén tu coche a punto para el frío

Cuando viene el frío, las condiciones meteorológicas pueden dificultar la conducción: lluvia, nieve, viento, niebla, menos luz diurna… Por ello, es esencial incrementar la precaución y evitar situaciones peligrosas, para nosotros y para el resto de conductores.

averías coches eléctricos

Los coches eléctricos y sus averías

Poco a poco, el parque automovilístico español se está transformando y cada vez son más los coches eléctricos que nos encontramos en la carretera. Y,

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.