Pagar de forma segura en vacaciones

Pagar de forma segura en vacaciones, ¿una misión imposible?

Las tarjetas son las protagonistas a la hora de pagar en el extranjero. Ahora bien, para utilizarlas de forma segura y no llevarnos disgustos, debemos informarnos sobre las comisiones a las que nos exponemos, y no perderlas de vista en ningún momento.
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

Cada vez tenemos el verano más cerca y este año, al mejorar los indicadores de la pandemia, es más probable que viajemos al extranjero. Tenemos muchas ganas de ir a ese país que soñábamos visitar el año pasado y que debido al COVID, no pudo ser. Ahora bien, antes de partir es importante tener en cuenta toda una serie de aspectos como: tener la documentación en regla; llevar la Tarjeta Sanitaria Europea; acudir al centro de vacunación, en caso de ser necesario; informarse sobre el destino al cual vamos; planear las rutas turísticas, etc.

En esta ocasión, sin embargo, nos centraremos en cómo pagar de forma segura vayamos dónde vayamos. Especialmente, cuando estamos fuera de casa las tarjetas de crédito o de débito suelen ser ampliamente utilizadas en restaurantes, hoteles, comercios o museos. Parece que nos dan más seguridad que llevar dinero en efectivo, ya que nos lo pueden robar con mayor facilidad.

Antes de utilizar la tarjeta, tenlo en cuenta

Además, las tarjetas son admitidas en la mayor parte de los comercios del mundo, lo que nos permite pagar nuestras compras con comodidad. Pero, aunque nos parezca un sistema muy seguro, también está expuesto a ciertos riesgos. Por eso, es importante que tengamos presentes los siguientes aspectos:  

  • Conservar la tarjeta siempre con nosotros. Habitualmente, cuando pagamos en un establecimiento, nosotros mismos introducimos o acercamos la tarjeta al datáfono para realizar el pago. De esta manera, tenemos el control en todo momento, evitando un uso indebido de la misma. Sin embargo, con excusas como una mala cobertura o falta de batería en el datáfono, puede que alguien del restaurante o local donde estamos nos pida la tarjeta con la premisa de devolverla al momento. Cuidado, porque es aquí cuando, en ocasiones, pueden aprovechar para hacer un duplicado. En el momento, no nos percataremos, pero es probable que al regresar a nuestro país y revisar nuestra cuenta, nos sorprenda ver ciertos cargos que no son nuestros. Por eso, nunca debemos perderla de vista.
  • Ojo con las comisiones. Es frecuente que, al viajar al extranjero, y especialmente a países con divisas diferentes, nos llevemos algún que otro susto en lo referido a las comisiones cuando revisemos el historial bancario. Esto es debido a que el cambio de divisas al pagar con tarjeta o sacar dinero de un cajero puede conllevar gastos inesperados. Para evitarlo, debemos consultar con nuestro banco las comisiones en nuestro destino. También debemos tener cuidado en los cajeros, leyendo bien cada paso y estando atentos a la comisión que se nos va a cobrar antes de aceptar la operación.
  • Pagar con el móvil. El teléfono móvil inteligente o smartphone se está convirtiendo en el monedero digital preferido de cada vez más personas. Sin duda, nos ofrece rapidez a la hora de realizar las compras ya que, a través de la aplicación, podemos enlazar las tarjetas. De esta forma, no tenemos que llevar dinero en la cartera y tampoco es necesario cargar con los recibos y comprobantes, pues toda la información de pago se quedaría registrada en el dispositivo. Sin embargo, este método de pago todavía no está aceptado en todos los comercios. Otros inconvenientes son que el móvil se quede sin batería y, también, que perdemos el control de los gastos, al poder hacer una transacción de una forma tan sumamente sencilla.

No reserves en cualquier web 

  • Mejor reservar en páginas web de confianza. Cuando buscamos vuelos o alojamientos por Internet siempre intentamos encontrar las mejores ofertas. Pero debemos ir con cuidado con los chollos. En la mayoría de los casos, solemos sospechar cuando vemos un precio mucho menor al de otros sitios web. Esto no quiere decir que estas ofertas siempre sean siempre fraudulentas, pero no está de más buscar opiniones de otros viajeros que nos ayuden a detectar si nos encontramos ante una estafa. Por otra parte, también es importante que los negocios hoteleros o aerolíneas cuenten con todas las medidas y certificados de seguridad necesarios para evitar el robo de datos de sus clientes por parte de ciberdelincuentes
  • Actuar de forma rápida. Si, a pesar de seguir estos consejos, sufrimos un robo o detectamos que la tarjeta ha sido duplicada, lo primero que debemos hacer es notificarlo a nuestra entidad bancaria lo antes posible, para que la bloqueen y paralicen cualquier operación que intenten realizar con ella. Lo más normal es que recibamos el reembolso de los cargos que hayan realizado con nuestra tarjeta, aunque debemos tener paciencia, porque suele tratarse de un proceso lento. 

La importancia de viajar protegidos 

Aparte de ser precavidos con los sistemas de pago, hay un aspecto que no podemos pasar por alto y es el hecho de desplazarnos siempre con un seguro de viaje. En tiempos de pandemia todos somos más conscientes y sabemos que no podemos aventurarnos a subir a un avión sin él. Por muy bien planificadas que tengamos nuestras vacaciones, hemos visto que las cosas pueden torcerse y, toda la ilusión y el dinero que hemos invertido en ellas, prácticamente, se tira por la borda.  

Por eso, hoy en día, la mayoría de aseguradoras, aparte de las coberturas clásicas de asistencia sanitaria, incluye aspectos como los gastos de cancelación/anulación del viaje en caso de sufrir problemas importantes en vuestra familia o en el domicilio; robo y pérdida de equipaje; indemnización por cancelación o pérdida de conexión del vuelo. También incorporan coberturas COVID-19 que incluyen desde el coste de la realización de una PCR; gastos de cancelación del viaje en caso de dar positivo por coronavirus; gastos derivados de una estancia prolongada por cumplir cuarentena; y hasta la repatriación si se da positivo, entre otras.

En definitiva, nuestro seguro de viaje puede ser un gran compañero en estas vacaciones de verano. En caso de tener dudas sobre las coberturas que más os convienen, os recomendamos que lo consultéis con vuestro mediador de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Los españoles confían en las vacunas contra el COVID

Los españoles confían en las vacunas contra el COVID-19

Según un estudio internacional del Grupo AXA, el 83% de los españoles está dispuesto a vacunarse. De este modo, nuestro país cuenta con una de las tasas de predisposición más altas a nivel mundial, en la misma línea que Italia, China y Reino Unido.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.