¿Debo acreditar que tengo seguro de Auto antes de pasar la ITV?

Pasar la ITV es un trámite que todos los vehículos, en circulación en España, deben completar. Como ya sabes, y si no te lo explico, sólo aquellos que están dados de baja o que acaban de salir de fábrica están exentos de acudir a la ITV. Los demás deben acudir a esta revisión en diferentes rangos temporales en función del tiempo que lleven en funcionamiento.

Pongamos como ejemplo un turismo. Éste deberá esperar cuatros años para pasar su primera ITV (tomándose como punto de inflexión la fecha de su primera matriculación). A partir de ese momento será cada 24 meses hasta que el vehículo cumpla los diez años. Desde esa fecha, las revisiones serán anuales.

¿Cómo afecta la nueva reglamentación de la ITV al seguro de Autos?

Independientemente de cuándo tenga que pasar tu vehículo la ITV, debes tener en cuenta que se examinarán todos los detalles técnicos y electrónicos del mismo y eso, desde la nueva reglamentación implantada en 2018, incluye cerciorarse de que dispones de un seguro de Auto en vigencia.

Como paso previo a la inspección técnica deberás presentar el justificante de la póliza que tengas. En éste deberá aparecer con qué entidad se ha contratado, cuál es la matrícula del vehículo, desde y hasta cuándo es válida y, por último, cuáles son las coberturas contratadas.

En el caso de que no dispongas de ese documento acreditativo, la ITV se resolverá como desfavorable. No obstante, también a raíz de este nuevo reglamento, como conductor podrás repetir la ITV, dentro de un plazo de un mes, en una estación distinta y bajo tu libre elección.

¿Qué otros cambios aplica la nueva reglamentación?

A través de ésta, España se adecúa, de forma pionera, a la directiva de la Unión Europea 2014/45, tal y cómo han de hacerlo todas las ITV europeas. El objetivo de estos cambios es poder acceder a la parte electrónica del vehículo para así controlar y tener constancia de que no ha sido manipulada.

Para llevar a cabo este análisis, los centros de ITV han de disponer de nuevos dispositivos de lectura del sistema de diagnóstico a bordo (OBD) para inspeccionar los sistemas de seguridad electrónicos y de control de emisiones. Especialmente se comprobarán los niveles de emisión de óxidos de nitrógeno, así como si existe alguna eliminación fraudulenta de trampas de partículas o filtros (por ejemplo, la manipulación de la válvula EGR). Además, también se diagnosticarán elementos esenciales de seguridad como la bolsa de aire o los pretensores del cinturón de seguridad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro