Vaciando los juzgados

El acceso obligatorio a la vía civil para reclamar los daños por imprudencia leve ha provocado el descenso de reclamaciones judiciales al seguro

Durante los meses de julio y agosto se realizarán cerca de 90 millones de desplazamientos por carretera, un 2% más que el año pasado, por lo que conducir se vuelve una tarea más peligrosa que en otra época del año con menor tráfico y el número de accidentes aumenta. También, lógicamente, las reclamaciones al seguro.

¿Sabías que en 2016 cambió la manera de cuantificar las indemnizaciones por los daños causados? Cambiaron las cuantías del baremo, se despenalizaron las faltas por imprudencia leve y se aumentaron las indemnizaciones en caso de fallecimiento, aunque el procedimiento judicial es más caro y más lento que los antiguos juicios de faltas.

Además de ser un proceso costoso, las víctimas ya no cuentan con el informe gratuito del forense del juzgado. Las compañías, en cambio, disponen de los mejores profesionales de la abogacía, la medicina forense y el peritaje a su servicio. Otro factor a tener en cuenta es que el nuevo baremo incrementó la cantidad de compensación por fallecimiento o reconocimiento de perjuicios futuros a los grandes lesionados pero la indemnización por lesiones leves ha descendido. Así, por ejemplo, un día de baja laboral pasó de pagarse de 58 a 52 euros diarios.

Antes de iniciar el proceso judicial, es necesario realizar una reclamación extrajudicial a la compañía de seguros, adjuntando la documentación y las pruebas disponibles. Empieza entonces el período de tres meses que tiene la aseguradora para hacernos una propuesta de indemnización (si no la hace le empiezan a contar los intereses por mora).

La mediación o solución extrajudicial es un paso previo optativo al proceso judicial pero suele suceder que la víctima no está de acuerdo con la valoración realizada por los peritos de la aseguradora. Ante esta situación, puede solicitar la evaluación del Instituto de Medicina Legal, que corre a cuenta de la compañía, y la aseguradora estará obligada a actualizar su oferta en el plazo de un mes.

Si aún así no estamos conformes, nos queda la vía del proceso civil, ya que los juicios de faltas por accidentes de tráfico desaparecieron en julio de 2015. ¿El resultado? Un descenso de las reclamaciones judiciales. En 2016 se registraron 3,3 millones de denuncias por asuntos penales en los juzgados españoles, mientras que en 2014 se habían registrado 6,1 millones. En cambio, no se produjo un aumento de las reclamaciones en la vía civil, por lo que no hubo trasvaso de asuntos de una vía a la otra.

Según Unespa, en 2014 hubo 553.600 partes de lesiones y en 2015 fueron 567.000, por lo que no ha habido un descenso en el número de accidentes que explique el descenso en el número de reclamaciones judiciales. Y es que no poder tener acceso a la vía gratuita (la penal) para reclamar los daños por imprudencia leve hace que los accidentados se lo piensen mucho más antes de iniciar una reclamación judicial civil, ya que tiene un coste elevado.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro