Dron sin asegurarlo

No pilotes un dron sin asegurarlo

Con la nueva normativa europea deben asegurarse todas estas aeronaves, incluso las destinadas a un uso exclusivamente lúdico.
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

Hace unos años experimentaron un auténtico boom, llenando nuestros cielos: nos referimos a los drones. En el mercado podemos encontrar un sinfín de modelos para una gran variedad de usos: comercial y profesional (utilizados en la grabación de imágenes espectaculares para películas, anuncios o reportajes), sanitario (algunos incluyen desfibriladores), envío de paquetería, seguimiento del tráfico, control de incendios activos, exploración o limpieza de residuos tóxicos y lúdico-recreativo, entre otros.

Pero cuidado, porque no son tan inofensivos como pueden parecer a simple vista. Es decir, no son un juguete y sin querer, podemos provocar algún percance o accidente como por ejemplo: lesionar a alguien, darle un golpe a un vehículo, que se acabe enganchando en una red eléctrica… Por lo tanto, siempre debemos utilizarlos con la formación adecuada y respetando las medidas de seguridad correspondientes. 

El seguro de Responsabilidad Civil ya es obligatorio

En este sentido, contar con un seguro resulta del todo imprescindible. Además, desde la entrada en vigor de la nueva normativa europea de drones (2020/1058), el seguro de Responsabilidad Civil es obligatorio para todos independientemente de su peso y de si lo utilizamos a nivel profesional o particular. 

Hasta el 30 de diciembre de 2020, la normativa que regulaba la utilización civil de aviones pilotados por control remoto diferenciaba entre vuelos profesionales y vuelos recreativos. En el primer caso, se indicaba que el piloto necesitaba estar formado con los conocimientos teóricos y prácticos acordes al tipo de aeronave que iba a pilotar y estar dado de alta como operador en AESA para poder realizar trabajos con drones. Por otra parte, para vuelos recreativos sólo era necesario cumplir con las limitaciones espaciales establecidas por dicha agencia.

Sin embargo, tras la aplicación de la nueva normativa comunitaria europea de drones, el uso recreativo, lúdico o deportivo de estos dispositivos se rige por lo establecido en los reglamentos europeos que regulan las operaciones aéreas, independientemente de si el uso es profesional o como un hobby. Esto quiere decir que, para volar este tipo de naves este año, todos los pilotos tendrán que cumplir con los mismos requisitos, tanto operacionales como de formación, sin importar cuál sea el motivo del vuelo.

Aspectos clave para volar un dron en 2021

Así pues, las cosas han cambiado y si tienes un avión no tripulado deberás cumplir y respetar la nueva normativa europea. Especialmente, deberás prestar atención a los siguientes aspectos:

  • Volar tu aeronave según las categorías operacionales establecidas (abierta, específica, certificada) y las condiciones y limitaciones establecidas en el lugar de vuelo. 
  • Registrarte como operador de drones en AESA. 
  • Cumplir con los requisitos de formación. Desde el 1 de enero de 2021 existen cinco niveles de formación (del nivel 0 al nivel 4), que dependerán del tipo de operación que vaya a realizar el piloto (abierta, específica o certificada) y de la clase de aeronave que pilotes (Clases C0-C6). 
  • Estas naves deberán cumplir con los requisitos técnicos de su clase y de identificación a distancia. Todos los pilotos tienen que colocar su número de identificación de operador en la propia aeronave para que sea fácilmente visible. Será necesario para todas las operaciones abiertas (con un dron de más de 250 gramos) y las específicas, y para todos los dispositivos que contengan cámaras.
  • Los pilotos de un club o asociación de aeromodelismo deberán volar dentro de los lugares habilitados para ello y cumplir con las condiciones y limitaciones de los mismos.

¿Qué tipo de póliza es la más conveniente para mi dron?

Obviamente, aunque utilices tu avión no tripulado de forma responsable, como ya hemos comentado, nadie se libra de sufrir o provocar algún que otro contratiempo. Por eso, a parte del seguro de Responsabilidad Civil, que es obligatorio y cubre los daños que puedas ocasionar a terceros, también es del todo recomendable un seguro para cubrir los daños que pueda sufrir tu propia aeronave.

Imagínate que estás grabando unas vistas o un paisaje maravilloso y de repente, tu nave choca contra algún obstáculo, cae al suelo y sufre algún daño o se rompe. En este sentido, también es recomendable asegurarlas con una póliza que cubra eventuales roturas o averías. Así pues, aunque se trata de un seguro opcional, es del todo aconsejable. 

Un mismo seguro para varios drones

Otra de las dudas es qué pasa si tengo más de un modelo, ¿me sirve el mismo seguro? Generalmente, es posible contratar un único seguro para todos ellos. Eso sí, especificando los datos de cada uno. De todos modos, no todas las aseguradoras operan de la misma manera: algunas exigen que asegures cada dron de forma individual, mientras que otras dan la opción de asegurar una flota completa.

Otra cuestión al uso: ¿sirve el mismo seguro para varios pilotos?

En principio, todos los pilotos registrados en una operadora de drones pueden hacer uso de un mismo seguro. Pero, por si acaso, merece la pena que consultes esta información con profesionales expertos. Es decir, si tienes dudas sobre los seguros más adecuados para utilizar estas naves con la tranquilidad que necesitas te recomendamos que lo consultes con tu mediador de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.