No lo hagas si tienes hielo en el parabrisas

Aplica estos consejos para evitar roturas o grietas en la luna de tu coche

En los próximos días está previsto que bajen considerablemente las temperaturas. Si habitualmente te desplazas en coche al trabajo o a llevar a tus hijos al colegio, deberías prestar especial atención al estado del parabrisas de tu coche, antes de emprender la marcha. Ahora bien, cuando te dispongas a quitar el hielo, no tengas prisa y hazlo de una forma adecuada. Por ejemplo, nunca debes echar agua muy caliente o poner la calefacción a temperatura elevada, pensando que  así se deshará rápido el hielo, porque podría provocar su rotura.

Antes de que llegue el frío, te aconsejamos rellenar el depósito de líquido del limpiaparabrisas con un producto específico que contenga anticongelante -en invierno el agua o agua con jabón se puede congelar-, lo que podría congelar la bomba eléctrica del sistema.

Por otra parte, para evitar que se forme hielo en el parabrisas, existen muchos trucos caseros más o menos eficaces, como frotar el cristal con una patata pelada, rociarlo con una mezcla de agua y vinagre, etc. Pero, lo más práctico, sencillo y limpio es cubrir la luna con un cartón o una manta. De este modo, evitaremos la formación de hielo y también que las escobillas del limpiaparabrisas se queden pegadas al cristal.

Pero ¿cómo retiramos el hielo por la mañana?

Como hemos comentado anteriormente, siempre debes retirar el hielo antes de emprender la marcha. Aunque esto parezca una obviedad, sigue habiendo conductores que arrancan con él, esperando a que la calefacción y los limpiaparabrisas hagan su efecto, mientras recorren muchos metros sin apenas ver lo que sucede delante del volante, generando una situación potencialmente peligrosa.

Para eliminar el hielo, te recomendamos rociar el cristal con alcohol. El alcohol tiene un punto de congelación inferior al agua. Si la capa de hielo no es muy gruesa es una buena solución; en caso contrario, habrá que utilizar una rasqueta de plástico para quitar el hielo.

En caso de no disponer de una, puedes utilizar la caja de un CD o cualquier tarjeta o carné de plástico que carezca de valor. No debes utilizar instrumentos metálicos ni de materiales que puedan arañar el cristal.

No es recomendable accionar los limpiaparabrisas cuando el cristal está helado, pues se daña la superficie de las escobillas. Una vez eliminado el hielo, podrás utilizar el limpiaparabrisas y los dosificadores de líquido para dejar la luna perfectamente limpia.

Y por último, no olvides retirar también el hielo de los faros: En coches con faros halógenos, suele bastar con encender las luces durante un tiempo. En caso contrario, tendrás que retirar el hielo a mano con un paño.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro