No creas todo lo que lees, las ‘fake news’ te pueden salir muy caras

Las noticias falsas se difunden 6 veces más rápido que las verídicas

El término fake news fue nombrada palabra del año 2017 por la editora de diccionarios Collins. Se refiere a “historias falsas que parecen ser noticias, difundidas en Internet o usando otros medios, generalmente creadas para influir en las opiniones políticas o como una broma”.

Las fake news o noticias falsas se han convertido en el pan nuestro de cada día y Facebook y Twitter son las plataformas de divulgación por excelencia. Según el estudio The spread of true and false news online, realizado por el MIT (Massachusetts Institute of Technology) las noticias falsas viajan mucho más rápido y calan más hondo. Concretamente, se mueven 6 veces más rápido y tienen un 70% más de posibilidades de ser compartidas.

El pasado mes de abril, Mark Zuckerberg, creador de Facebook, comparecía ante el Senado de Estados Unidos por un caso de filtraciones. Allí reveló un alarmante dato: se habían detectado más de 80.000 publicaciones falsas que llegaron a 126 millones de estadounidenses a través de su red social. Pero eso no se queda aquí, ahora un estudio de la Universidad de Oxford ha advertido sobre el peligro que supone la viralización de noticias falsas en Whatsapp. Una buena muestra de ello es la escalofriante noticia que nos llegaba de México la semana pasada: “Quemados hasta la muerte entre aplausos por un bulo de Whatsapp que les acusaba de robar órganos a niños”.

Sin duda, hay que establecer un control de ese tipo de noticias intentando cortarlas de raíz. En España el Código Penal recoge en su artículo 206 que el delito de calumnias propagadas de forma pública puede recibir penas de prisión que vayan de seis meses a dos años o bien multas de doce a 24 años. El delito de injurias propagadas de forma pública supone pena de multa de seis a catorce meses, conforme al artículo 209. El caso se agrava si las noticias falsas difundidas integran mensajes de alarma, atentados terroristas o catástrofes, ya que pueden crear situaciones de peligro para la sociedad o incluso llevar a la activación de los servicios de emergencia. Esto podría constituir un delito de desórdenes públicos que comportara penas de tres meses a un año de prisión o multas de hasta 18 meses, en base al artículo 561 del Código Penal.

Lo más preocupante es que se estima que solo un 14% de la población es capaz de detectar las fake news. Debemos tomar conciencia y que nazca de nosotros entrenar la vista para no creer todo aquello que leemos. Algunos pasos básicos a tener en cuenta para enfrentarnos a esa desinformación son:

  • Comprobar la Fuente: investiga el sitio web al que pertenece, si el link es correcto o si realmente el sitio oficial tiene esa noticia en su web.
  • Buscar el autor: También es relevante saber quién lo firma, realizar una sencilla investigación para verificar su fiabilidad y reputación.
  • Más allá del clickbait: No te quedes solo con el titular o el lead que aparece generado, entra en la noticia para ver cómo se desarrolla.
  • Reparar en la fecha de publicación: Más de una vez se han usado noticias antiguas para desprestigiar a políticos cuando realmente no pertenecen a su mandato.
  • Búsqueda por imagen: en el mismo buscador de google puedes realizar una búsqueda de la imagen que ilustra la noticia y así podrás verificar que están asociadas y no pertenece a otro escenario.
  • Consulta a expertos: existen webs y apps que nos ayudan a verificar la información

Para terminar, os dejamos con este vídeo impulsado por BBC News que también nos invita a hacernos algunas preguntas básicas para reconocer las fake news :

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro