nino-dona-3800-euros-elrubius-tiemposeguro

El niño que donó 3.800 euros a ElRubius y otros casos de menores que han fundido la tarjeta de crédito de sus padres en videojuegos

Fortnite, FIFA 19 y Clash Royale son algunos de los juegos donde los menores han hecho grandes pagos
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Hace un par de días hablábamos de los miles de millones de euros que generan los videojuegos gratuitos y sus plataformas derivadas, y el riesgo de gastar dinero al que están expuestos los menores, tanto en móviles como en consolas.

Hace un año hubo un caso de gasto desorbitado que se hizo viral y ejemplifica la situación: ElRubius, uno de los youtubers de España con más suscriptores, se encontraba jugando a Fortnite en directo a través de Twitch, una plataforma de streaming que permite a los usuarios hacer pequeñas donaciones a los creadores de contenido que les otorgan una serie de beneficios que define el anfitrión.

Varias de estas donaciones llamaron la atención del youtuber por tratarse de elevadas cantidades de dinero: un suscriptor regaló 3.800 euros para pedir jugar a Fortnite con él.

ElRubius, sorprendido por dichos donativos, decidió llamar en directo al fan para hablar con él y conocer sus intenciones. Una voz infantil delató que se trataba de un niño pequeño, Alex, que confesó tener 13 años.

“En mi vida he visto una cantidad tan grande de dinero donada en un streaming”, afirmaba el gamer. Cuando preguntó al seguidor de dónde había sacado el dinero y si había robado la tarjeta de crédito a sus padres, este ignoró sus preguntas. Unos minutos después, Alex afirmó que se trataba de sus ahorros, pero al seguir siendo cuestionado llegó a enfadarse al darse cuenta que había hecho algo que no estaba del todo bien.

ElRubius, consciente de la inocencia del menor, se comprometió públicamente a devolver el dinero a sus padres si contactaban con él -algo a lo que legalmente no estaba obligado-, pero el mal ya estaba hecho. Este caso puede repetirse fácilmente con muchos niños si no se aplica el control adecuado.

Moneda virtual, una divisa que desdibuja el valor real del dinero

Los videojuegos y sus canales de difusión no siempre miden el dinero en una moneda real, como euros o dólares, sino que hacen una conversión a su propio dinero ficticio donde la divisa es muy diferente. Con pocos euros se pueden comprar miles de créditos virtuales de los juegos -no confundir con las criptomonedas-, un cambio de unidad que puede distorsionar fácilmente la percepción real del dinero

Alex donó a ElRubius más de 300.000 ‘bits’ -la moneda de Twitch-, una cifra muy alejada de la cantidad real invertida. Se ha vuelto habitual que los niños jugadores, en vez de querer regalos materiales, pidan ‘pavos’ en Fortnite o ‘Fifa points’ en FIFA 19: el billete virtuales de sus juegos favoritos.

Utilizar una moneda artificial es una técnica que lleva años empleándose en casinos y casas de apuestas. En estos recintos no se suele jugar con dinero en efectivo sino con fichas de plástico con un valor asignado, para que el cliente no tenga la sensación de estar jugando -y perdiendo- el dinero de su sueldo, con el que paga la hipoteca o la comida de sus hijos.

“Mi hijo gastó 648 euros para conseguir a Messi”

Otro caso mediático fue el de lo hijos de una familia británica, menores de 10 años, que gastaron 648 euros comprando equipaciones de futbol en FIFA 19 en Nintendo Switch, noticia que publicó la BBC.

Un padre compró a sus niños un pack de jugadores por valor de 9 euros y ellos se fijaron en cómo se hacía la compra. Los menores empezaron a repetir el proceso y a despilfarrar. Sus progenitores no se dieron cuenta del gasto porque la dirección de correo que tenían vinculado a la consola tenía la bandeja de entrada llena y no les llegaban los emails con las facturas. Lo descubrieron de manera desafortunada cuando el banco empezó a rechazar sus compras con tarjeta porque la cuenta bancaria estaba vacía.

Los padres admitieron a la BBC que “no tomaron todas las precauciones” para limitar el acceso de los menores a los pagos, pero simplemente nunca pensaron “que los niños fueran a hacerlo”. “Mi hijo gastó 648 euros para tener a Lionel Messi, su jugador favorito, y ni así lo ha conseguido”, declaraba el padre a la cadena británica.

La edad mínima para jugar a FIFA 19 que establece la normativa PEGI es de 3 años, pero esta clasificación no contempla este tipo de ciberriesgos. Las cifras del gasto no son de extrañar si nos fijamos en que el juego generó más ingresos por los micropagos que por la compra del propio juego en 2019.

Niño de 11 años gasta 7.000 euros en Clash Royale

El juego para móviles Clash Royale protagoniza el tercer caso. Un niño de 11 años gastó 7.000 euros en micropagos a través del iPad de sus padres. Las compras fueron posibles, de nuevo, por dejar vinculada la tarjeta de crédito a la tablet, acción que las tiendas de aplicaciones suelen al inicio para para poder acceder a ellas.

“Cuando lo descubrimos era demasiado tarde. Nuestro hijo decía que el juego era bueno y que no podía parar de jugar”, explicaron los padres, tal como publicó Neox. “Lo llaman microtransacciones, pero es demasiado fácil que la gente pueda gastar mucho dinero en desbloquear objetos”, subrayaban. La familia reclamó los pagos a Apple pero no recibieron un reembolso por su parte. Las devoluciones por este tipo de compras son complicadas de ganar, por eso es tan importante informarse de los riesgos de comprar en los videojuegos y saber cómo evitarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

La empresa: El foco del ciberataque

Desde el inicio de la crisis sanitaria, España se ha convertido en el 4º país del mundo en el que más se han incrementado los ciberataques.

fraude-wallapop

Fraudes en Wallapop

Wallapop es una solución ideal para la compra entre particulares. “Si no lo usas, súbelo”. ¿Conseguiré identificar el fraude que pueden esconder?