Nachos ardientes

tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Redacción
23 de marzo de 2018

Una mujer demanda al Gobierno de los Estados Unidos porque en una base militar sufrió una quemadura en un dedo a causa del queso derretido que le sirvieron

La comida mexicana tiene muchos seguidores en los Estados Unidos y los nachos con queso son uno de los platos más populares y demandados en todo el país. Pero hay que ir con cuidado a la hora de servirlos porque a veces llevan escondida una demanda. Es lo que sucedió en 2017. Una mujer de Wichita Falls presentó una demanda federal contra el Gobierno de los EE. UU. porque un empleado en una bolera en la base de la Fuerza Aérea Sheppard le sirvió queso muy caliente en sus nachos y accidentalmente la demandante sufrió una quemadura en un dedo.

Jennifer Lindahl presentó la demanda basándose en la Ley Federal de Demandas por Agravios y solicitó una indemnización de 95,000 dólares. Según explica en el escrito presentado ante el Tribunal de Distrito de Wichita Falls (Distrito Norte de Texas), Lindahl se encontraba el 25 de septiembre de 2015 en el South Lanes Bowling Center en Sheppard y pidió nachos en el bar. Según la demandante, cuando el empleado de la cafetería le trajo el queso para los nachos, el queso se derramó en uno de sus dedos. «El queso estaba tan caliente que inmediatamente causó una quemadura”, afirma la demanda. «El camarero limpió el queso con un trapo, lo que provocó que la piel del demandante fuera eliminada de su dedo».

El abogado de Lindahl cree que el Gobierno fue “descuidado, imprudente y negligente” por las siguientes razones:

  • El queso fue servido a una temperatura inadecuada.
  • El camarero no evitó que el queso tocara a Lindahl y no pudo «realizar las maniobras evasivas adecuadas» para evitar el incidente.
  • Los empleados del bar secaron el dedo de Lindahl, lo que provocó que se eliminara la piel y se produjera un daño mayor.
  • El empleado que causó el incidente no fue entrenado adecuadamente sobre las temperaturas y el manejo adecuado de los alimentos;
  • En definitiva, nadie actuó con «la debida diligencia y el cuidado adecuado».

La demanda asegura que Lindahl solicitó tratamiento por su lesión en la sala de urgencias del United Regional Health Care System, donde la herida fue «limpiada y vendada sin la ayuda de analgésicos». Pero la herida empeoró, lo que provocó más viajes para ser visitada por un médico y finalmente la lesión requirió cirugía. «La incapacidad de usar su mano normalmente implicó que la demandante fue cambiada de horario en el trabajo y posteriormente fue despedida». Por estas razones, la demandante solicitó la celebración de un juicio en contra del Gobierno y una indemnizacion de 95.000 dólares que le compensara plenamente por las lesiones, daños y pérdidas sufridas.

Te puede interesar