Motoristas ¡Protegeos!

Las aseguradoras pueden tener en cuenta qué ropa llevabas para indemnizarte como víctima de un accidente

Hace un tiempo nos quisimos hacer eco de las nuevas medidas anunciadas por la DGT que debían implementarse este 2019. No obstante, seguimos a la espera de que aquel borrador realizado por un comité de expertos, bajo el mandato de Pere Navarro, entre en vigor. Según anunciaba la propia Dirección General de Tráfico, estas normas, que incluían sanciones más severas para penalizar el exceso de velocidad y el uso de móviles al volante, serían efectivas “entre febrero y marzo de 2019”. Aún así, conscientes de que estamos en una legislatura atípica, debemos ser conscientes de que tardarán en llegar las propuestas al Consejo de Ministros. Primero deberán celebrarse las elecciones del 28 de abril.

Escenario político aparte, queremos retomar un par de puntos que recogía esa hipotética nueva normativa y que afectaba a los motoristas. Por una parte, se pretendía agravar las sanciones por no usar casco homologado; por otra, se debatía si hacer obligatorio también el uso del resto de equipamiento como los guantes y un calzado adecuado. No solo eso, parece que la DGT se pondrá manos a la obra con este tema e iniciará campañas específicas de divulgación que incidan en el uso del resto del equipamiento de moto, que incluye también chaqueta con protecciones y pantalones específicos para moto.

Actualmente, solo es de uso obligatorio el casco, tanto para el conductor como para los acompañantes. Ese casco debe cumplir unos requisitos específicos y estar homologado. De no ser así, nos exponemos a una multa de tráfico que ronda los 200€ y la retirada de hasta 3 puntos del carnet. Pero lo más grave no sería eso, sino las consecuencias que conllevaría en caso de choque o caída. Por suerte, parece que los motoristas cada vez están más concienciados en ese aspecto, falta ahora coger el hábito de equiparse al completo. Quizá no suponga una multa no hacerlo pero, ¿sabías que el seguro puede pagarte menos si sufres un accidente vistiendo desprotegido?

Así es, si eres víctima de un accidente, puede que la aseguradora valore el importe de la indemnización teniendo en cuenta la equipación del usuario. Obviamente las lesiones serán mucho más graves si el conductor iba en camiseta de tirantes, pantalón de chándal y bambas de ropa que no con la equipación de motorista. Por ende, el tratamiento de esas heridas será también más costoso y sería la póliza quien debería cubrir lo que puede considerar consecuencia de la inconsciencia temeraria del asegurado.

En el segundo punto del Artículo 1 del  Real Decreto Legistaltivo 8/2004, se recoge que “cuando la víctima capaz de culpa civil sólo contribuya a la producción del daño se reducirán todas las indemnizaciones, incluidas las relativas a los gastos en que se haya incurrido en los supuestos de muerte, secuelas y lesiones temporales, en atención a la culpa concurrente hasta un máximo del setenta y cinco por ciento. Se entiende que existe dicha contribución si la víctima, por falta de uso o por uso inadecuado de cinturones, casco u otros elementos protectores, incumple la normativa de seguridad y provoca la agravación del daño.”

Así pues, las aseguradoras pueden ampararse en la Ley para decidir pagar menos al asegurado imprudente. Pero ¿qué tienen en cuenta las compañías para calcular las indemnizaciones por accidente de tráfico? El objetivo de esa compensación económica es restituir el perjuicio causado a la víctima para que vuelva a cómo estaba antes del accidente. Eso no siempre es posible dependiendo de la gravedad de las lesiones. Lo complicado es calcular la cuantía de esa indemnización y para hacerlo existen los llamados “baremos”. Se trata de tablas en las que se establece legalmente la cantidad económica que corresponde a la reparación de los daños y perjuicios personales que se produzcan por accidentes de tráfico. Desde 2016 se aplica el baremo según lo dispuesto en la Ley 35/2015, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

Pero, insistimos, ya no es por el dinero de la indemnización ni vale lo cómodo y fresquito que vayas conduciendo sin camiseta y en bañador, es por tu seguridad y la de los que te rodean.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro