adaptando formatos

«Asistimos al vacío como espectáculo» Estefanía Jiménez

Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto

Estamos viviendo tiempos de cambio, pero no sólo por la crisis sanitaria. En cuanto a hábitos de consumo se refiere, ya habíamos cambiado: vemos películas en plataformas online (Netflix, HBO, Amazon Vídeo…), ligamos desde el sofá, nos traen la cena a casa e incluso la compra. Y ahora, el confinamiento; la coronación obligada de la tendencia.

Y ¿cómo estamos respondiendo al respecto?

Como podemos. Redescubriendo nuestras capacidades y volviendo a perfilar nuestros límites. Y es que, esta crisis nos apunta directamente al miedo y al instinto de supervivencia, dos ejes centrales del ser humano. Pero curiosamente, lo seguimos resolviendo.

El papel de los medios de comunicación

La regla de oro para la gestión de cualquier crisis es comunicar, y si es bien, mejor. Si ya es bastante incierta la situación actual, imaginemos una crisis así con un gobierno opaco y receloso de dar datos; sería el acabose.

Por eso es tan importante el papel de los medios de comunicación en este momento. Según Estefanía Jiménez, Doctora en Comunicación Audiovisual por la Universidad del País Vasco, «los medios saldrán fortalecidos tras esta crisis». Añade que «con el increíble flujo informativo que existe, acudir a fuentes oficiales, está generando la necesidad de saber el discurso que nos tenemos que creer y volvemos a encender los televisores para acudir a los informativos de confianza».

Igual de interesante es la apreciación que hace Jiménez sobre el uso de WhatsApp: «pese a que el tráfico de whatsapp se multiplicó por cinco desde el inicio del confinamiento, es interesante observar la función de esta herramienta. Está actuando de pegamento social; no sólo para salir a aplaudir por los equipos sanitarios, sino por la necesidad de comunicar que «estamos aquí», «estamos pasando por lo mismo» y «yo también formo parte de esto».

Tampoco debemos pasar por alto la necesidad de humor como instrumento catártico frente al miedo: «Tanto en redes sociales, como por whatsapp el ingenio y la creatividad se están poniendo en marcha para combatir una situación, como poco, extraordinaria y nueva» afirma la experta.

Y por último pero no menos importante, «asistimos al vacío como espectáculo. Los periodistas informan desde avenidas y calles absolutamente silenciosas y vacías» apunta la doctora en comunicación.

Este momento tan excepcional que estamos viviendo, está obligando a programas tanto de entretenimiento, como informativos, a adaptar sus formatos. Esta crisis sanitaria, nos está permitiendo entrar en las casas de presentadorxs que emiten desde allí su programa. Sin focos, sin maquillaje, sin vestuario, sólo atendemos a su mensaje (aunque cotilleando un poco cómo viven).

En momentos de incertidumbre, medidas extraordinarias.

2 respuestas

  1. Buen dia: gracias por ofrecer este medio. De pronto lo que voy a decir es fuera de contexto. Pero que se esta haciendo para esas personas desprotegidas que viven en la calle, en la miseria, mas cilnerables para el contagio. Alguien ha pensado en ellos?

    1. Hola Ana,

      Sí,tienes toda la razón del mundo, somos unos privilegiados. En distintas ciudades españolas se están tomando medidas, habilitando comedores sociales. Pero tras el pánico generado, se hace complicado. Esta situación de incertidumbre complica mucho las cosas y como tú bien apuntas, para personas sin hogar es todavía peor. Veremos cómo se va resolviendo.
      Ana, gracias por leernos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar