covidniñosescuela (1)

Mis hijos no van a la escuela para no coger el COVID

Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto

Según los últimos datos actualizados de Newtral, España ya supera los 800.000 casos de contagio de COVID. Con Aragón a la cabeza en nuevos positivos, le siguen Navarra, País Vasco y Galicia. Las cifras comunicadas por el Ministerio de Sanidad, en cuanto a la realización de PCR, España ha realizado más de 10,1 millones de pruebas. Así como 2,4 millones de test rápidos de anticuerpos y 1,14 millones de pruebas de test serológicos de anticuerpos. 

Lo cierto es que, desde mediados de agosto, uno de los temas estrella relacionados con la pandemia ha sido ‘el peligro de la escolarización’. Pese a haber copado titulares la vuelta al cole y de acuerdo a los últimos datos del Ministerio de Educación, el 95,5% de los centros escolares no había registrado ninguna incidencia relacionada con el coronavirus. No obstante, muchas familias han practicado la “insumisión escolar”. Se han cerrado en banda a llevar a sus hijos a las escuelas. Y esto tiene consecuencias. 

Educación obligatoria

En España, y salvo motivos justificados, la educación es obligatoria desde los 6 años hasta los 16. Pese a vivir momentos excepcionales, la pandemia no lo excluye, no hay excepciones. Es decir, aquellos padres que opten por no llevar a clase a sus hijos, podrían tener problemas: en esos casos se activa el protocolo de absentismo escolar. 

¿En qué consiste el protocolo de absentismo escolar? 

Cuando un alumno entre 6 y 16 años falla reiteradamente a clase, es el procedimiento con el que se busca evitar que pierdan su derecho a recibir educación obligatoria. 

¿Cómo? 

Si las faltas superan el 20% de las clases lectivas a lo largo de un mes, el centro podrá intervenir y comunicar dicha situación a la comisión municipal que cuenta con la participación de los servicios sociales. Según los expertos de DAS Seguros, cabe recordar a todos los padres y madres españoles que el Código Penal y el Código Civil indican claramente la obligación que tienen de llevar a sus hijos al colegio. De hecho, días y semanas antes del retorno a la escuela, las instituciones competentes ya advirtieron de este imperativo.

En concreto, el artículo 226 del Código Penal y el artículo 154 del Código Civil establecen este deber legal de los progenitores con la escolarización de sus hijos entre las edades de 6 y 16 años, llegando incluso a prever una pena de cárcel si se incumple. Aún así, DAS Seguros quiere matizar esta posible pena de cárcel, pues solamente tendría cabida en una situación de desidia, dejadez y desatención mantenida durante un período duradero de tiempo.

A pesar de las directrices legales más básicas y generales, muchos padres han acusado a la administración pública y a las comunidades autónomas de falta de previsión, claridad y planificación ante una situación tan compleja y extraordinaria como la que ha provocado el COVID-19.

El Ministerio de Educación estableció el uso obligatorio de mascarillas para los mayores de 6 años. Son necesarios un mínimo de cinco lavados de manos al día, la toma de temperatura a alumnos y profesores y la ventilación frecuente de las instalaciones. Sin embargo y más allá de estas medidas, los padres afirman encontrarse con vaguedades o incertezas que promueven la inseguridad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.