Mi hijo también ahorra

Empezar desde pequeños es clave para que valoren la importancia del ahorro

Les enseñamos muchas cosas a nuestros hijos cuando son pequeños: desde ser  educados y amables, a sentarse bien en la mesa, ir en bicicleta, nadar… Pero, ¿por qué no les enseñamos a ahorrar?

Parece que el tema de la educación financiera es el gran olvidado tanto en casa como en la escuela, donde tampoco se hace demasiado hincapié en aspectos de economía doméstica. Ahora bien, como padres podemos cambiar esta realidad y empezar a hablar con nuestros peques del valor del dinero, para que sean conscientes y sepan administrarlo en un futuro.

Poco a poco y en función de la edad de nuestra descendencia –no es lo mismo hablar de estos temas con una criatura de 4 años que con una de 12-, les iremos introduciendo en estos conceptos para conseguir que adquieran hábitos muy útiles cuando sean adultos.

Consejos cotidianos para que tus hijos ahorren

Ante todo, debemos hacerles comprender que no pueden tener todo lo que quieran, en cualquier momento. Debemos enseñarles, por su propio bien, que detrás de un valor monetario hay un esfuerzo. Es decir, como padres no siempre les tenemos que comprar todo lo que nos piden, porque sí.

Al contrario, debemos hacerles ver que comprar esto o lo otro supone un esfuerzo económico. También, podemos comprarles aquel juguete o jersey de marca que tanto desean, como recompensa; porque han hecho los deberes o han sacado buenas notas… De esta forma, lo valorarán más y serán conscientes de que las cosas no se consiguen en un abrir y cerrar de ojos.

Para que todo este proceso pedagógico os sea más fácil, os damos algunos consejos útiles para que vuestros peques aprendan a ahorrar de una forma muy sencilla:

  • Hacerles partícipes del ahorro en casa. Es importante que hagamos partícipes a nuestros hijos, que les expliquemos cómo conseguimos ahorrar. Así, los peques serán conscientes de primera mano, de cómo lo conseguimos e incluso podrán aportar sus ideas.
  • Darles una paga mensual o semanal. Si les damos una paga, aprenderán a organizar su economía, al igual que lo hacen sus papás con su sueldo, con el que tienen que afrontar todos los gastos: alimentación, ropa, facturas de agua, gas, luz y un largo etcétera. También, para hacérselo más divertido, podemos optar por regalarles una hucha, ya que, seguramente les hará ilusión poner las moneditas dentro. Así, de paso, les enseñamos a valorar el dinero a largo plazo.
  • Establecer prioridades. A todos de vez en cuando nos apetece darnos un capricho. Ahora bien, nuestros peques también deben ser conscientes que hay necesidades prioritarias, por lo tanto, les debemos enseñar a saberse administrar para cubrir lo que es más importante.
  • La importancia de gestionar bien el dinero. Debemos ayudarles a que comprendan que un mal uso del dinero puede comportar que no dispongan de él cuando más lo necesiten. Hoy en día, sobre todo los padres más jóvenes pagan todo con tarjeta y este fenómeno contribuye a que se pierda la conciencia del del valor del dinero, al no tocarlo. Todo es como más volátil, por eso, es importante que llevemos un control de lo que gastamos y que se lo vayamos inculcando a nuestros hijos.
  • Abrirles una cuenta de ahorro. Podemos abrirla desde que son pequeños. Así, podemos ir ingresando cada mes dinero, para que por ejemplo, lo tengan disponible cuando empiecen la universidad. Sin duda, esto también les servirá de ejemplo a nuestros hijos que se darán cuenta que tras un esfuerzo de años se consigue una recompensa. Además, se ha demostrado que los jóvenes con cuentas bancarias, suelen tener mejores conocimientos financieros.

En definitiva, si enseñamos a ahorrar a nuestros peques, aprenderán el significado del dinero. Serán capaces de diferenciar un capricho de una necesidad real; conocerán el valor de cada cosa, no solamente de los juguetes, sino también de los gastos del consumo de luz, agua, gas, alimentación… Por lo tanto, en un futuro, se convertirán en adultos más responsables en la gestión de sus ahorros.

Por otra parte, si queréis tener un plus de garantía en los ahorros de vuestros hijos; no está de más contar con un seguro de ahorro infantil. Existen muchos en el mercado, así que si tenéis dudas, como siempre os recomendamos que contactéis con profesionales del sector.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro