Reparaciones hogar

Mi grifo gotea, ¿a quién llamo?

El ‘servicio manitas’ de tu seguro de hogar puede ayudarte en estas reparaciones
tiemposeguro
tiemposeguro

¿Tienes algún mueble en casa aún sin montar? ¿Tus cuadros llevan medio año en el suelo, en lugar de estar decorando las paredes? ¿Has llegado a acostumbrarte al clic, clic de ese grifo que gotea? Si tu respuesta a estas preguntas es afirmativa, significa que por falta de tiempo, ganas, conocimientos o herramientas adecuadas, acabas relegando las reparaciones del hogar.

Según un informe publicado recientemente en España, los servicios más demandados son: los pequeños arreglos, montar muebles y colgar cualquier cosa en la pared. En un segundo plano estaría: la limpieza, la reparación de la calefacción, arreglar persianas, pintar y trabajos de fontanería. En este tipo de reparaciones, solemos gastarnos de media 180 €. Otro dato es que las mujeres suelen utilizar mucho más este tipo de servicios que los hombres, en cifras un 61% frente al 39%.

Pero, ¿sabías que si dispones de un seguro multirriesgo de hogar, este tipo de servicios suelen estar incluidos? Por eso, antes de llamar a un servicio externo, te recomendamos que revises y leas detalladamente tu póliza, ya que la mayoría de ellas incluyen el denominado, ‘servicio de manitas’.

Revisa las prestaciones de tu seguro de hogar

Gracias al ‘servicio de manitas’ que incluyen algunas pólizas de hogar podrás llamar a un profesional para que se ocupe de multitud de tareas: desde colgar un cuadro, montar los muebles, arreglar una persiana, a desatascar el baño, etc. Además, en la gran mayoría de casos sin coste adicional.

No obstante, te recomendamos que revises tu póliza para que sepas claramente qué tipo de reparaciones cubre. Es fundamental que conozcas las condiciones de cada compañía para evitarte sorpresas desagradables en el futuro. Si tienes dudas entre una aseguradora u otra, valora el número de servicios que cubre y si mejora las condiciones habituales. También, es importante que revises si se presta en cualquier tipo de vivienda o excluye las segundas residencias o los pisos en alquiler.

Sin duda este servicio es una buena solución, si necesitas ayuda en reparaciones o pequeños trabajos en tu domicilio. Lógicamente, no incluye intervenciones que puedan considerarse una reforma o una obra. Por ejemplo, cambiar una cocina o instalar parqué en el suelo. En estos casos, lo mejor es que lo comuniques a tu aseguradora, ya que cuentan con una red de profesionales y te ofrecen poder contactar con ellos. Además, el desplazamiento del profesional y la elaboración del presupuesto suelen estar cubiertos.

Teniendo en cuenta que en lo que más gastamos es en las reformas, alrededor de 429,93€; los cambios de suelos (276,55€); pintar (223,36€) y los servicios de electricidad (193,23); no está de más pedir asesoramiento a nuestra compañía para poder valorar varios presupuestos.

En definitiva, si tienes que hacer una pequeña reparación y no sabes ni por dónde empezar; recuerda que tu seguro de hogar también puede ayudarte. En caso de tener dudas, te aconsejamos que te pongas en contacto con tu mediador de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Las mascotas también sufren el calor

El calor del verano, no sólo lo sufrimos las personas. Nuestras mascotas, sean perros o gatos, también lo sufren. Hoy nos centraremos en los perros.