Averias caldera

Mi caldera no funciona ¿qué hago?

Detectar a tiempo las averías y consultar tu póliza de hogar es fundamental
Erika Parlon
Erika Parlon

Comidas especiales, villancicos, regalos, la casa llena de familiares y amigos… Estamos inmersos de lleno en la celebración de las Navidades y queremos que salga todo perfecto. Pero, ¿qué pasa si de repente, voy a poner la calefacción y no funciona? O, ¿voy a ducharme y no sale agua caliente? Pues, todo indica que la caldera, por el motivo que sea, no funciona correctamente. 

Ahora bien, como en todo hay averías más o menos importantes. Te anotamos las más comunes -ordenadas de mayor a menor gravedad-, para que puedas detectarlas y actuar rápidamente para resolverlas. ¡Toma nota!:

  • Mi caldera no se enciende. Si al pulsar el botón de encendido la caldera no reacciona, se trata de un fallo relacionado con la corriente eléctrica -clavija mal introducida, enchufe defectuoso o ausencia de flujo eléctrico en esa toma-, lo más probable es que la caldera se encuentre en modo “autobloqueo”por una probable obstrucción de la salida de humos. Es un mecanismo de seguridad que, al detectar que el monóxido de carbono no está siendo expulsado, bloquea la caldera para evitar incidentes.

En este caso, se trata de una avería peligrosa. Por eso, debes llamar al servicio técnico lo antes posible y no manipular el aparato si se percibe olor a gas. Sin duda, es una de las intervenciones más costosas, ya que hay que comprobar todo el circuito de evacuación de gases para retirar la suciedad y los residuos sólidos que estén provocando la obstrucción. Dependiendo de la complejidad, la reparación puede ascender a 350€. 

  • El agua no sale a una temperatura adecuada. En la mayoría de ocasiones, es debido a un problema de presión. Es decir, puede que la caldera no esté entre los niveles recomendados (1,2 y 1,5 bares) o que la bomba de presión esté estropeada y deberás sustituirla. En el primer caso, se podrá solucionar sin problemas, tan solo manipulando los mandos de la caldera. Sin embargo, el segundo -que es más típico en el caso de calderas antiguas-, suele suponer un gasto medio de 300€. 
  • Cambios en la temperatura del agua. Si te estás duchando y baja de golpe la temperatura del agua o los radiadores no calienten lo suficiente, puede ser porque la sonda de temperatura está fuera de rango. Al fallar, la sonda detecta incorrectamente los grados y envía información inexacta a la placa. En este caso, se deberá reparar la caldera para que vuelva a captar la temperatura correcta y mantenga el calor requerido. Habitualmente, suele suponer un gasto de entre 120€ y 150€.
  • La llama no prende. Los fallos de encendido son muy habituales y pueden ser originados por varias causas. Es probable que la electricidad o el gas no lleguen hasta la máquina, debido a alguna dificultad o a la interrupción de la conexión, o que la sonda de temperatura esté deteriorada. En función de un origen u otro, el coste de la reparación será mayor o menor, pero calcula que el precio medio se situará en torno a los 80€. 
  • La calefacción funciona, pero se escuchan ruidos extraños. Estos sonidos pueden producirse por diferentes motivos: sedimentación, fuerte combustión por acumulación de gases, entre otros. Pero, el más común suele ser la presencia de aire dentro del circuito que conecta con los radiadores. Este es el problema más sencillo de solucionar y además, lo puedes hacer tu mismo. Tan sólo tienes que realizar una purga individual de cada radiador para expulsar el aire retenido.

Sin duda, la caldera es un elemento imprescindible en el hogar, ya que, proporciona agua caliente durante todo el año y mantiene una temperatura cálida en esos fríos días de invierno. Por eso, es importante que hagamos las revisiones anuales pertinentes para mantenerla en buen estado.

Además, si tienes un seguro de hogar multirriesgo también podrás asegurar todos los daños que directa o indirectamente se puedan producir como consecuencia de la rotura de tu caldera. En caso de duda, como siempre te recomendamos que consultes con profesionales del sector. 

Deja un comentario

Te puede interesar