Más vale mantener que lamentar

La DGT inicia una campaña para concienciar de la necesidad de hacer un buen mantenimiento del coche

Realizar de forma correcta y a tiempo el mantenimiento del vehículo puede salvarte la vida. Ese es el mensaje que la Dirección General de Tráfico (DGT) quiere transmitir a los propietarios de coches en su última campaña divulgativa en la que destaca la gran importancia que el correcto mantenimiento del automóvil tiene para la seguridad vial. “Revisar tu coche con cariño te puede salvar la vida”, asegura la campaña. Una buena puesta a punto es especialmente importante en España, ya que el parque de coches es uno de los más viejos de Europa.
Esta iniciativa de la DGT tiene como elemento principal una campaña publicitaria que consta de varios vídeos destinados principalmente a las redes sociales a través de los que se invita en tono de humor a que los conductores se enamoren de su coche. Dentro de los puntos clave que la DGT recomienda revisar y cuidar, están los neumáticos, amortiguadores y frenos, dirección, alumbrado y señalización, climatización, parabrisas y limpiaparabrisas, aceite y filtros, batería, y la documentación y matrícula del vehículo.
Dentro del apartado dedicado a las lunas del vehículo, la DGT recuerda que “a través de ellos nos llega una información vital para conducir” y destaca su aportación a la seguridad y al correcto funcionamiento de los airbag. También se recomienda tener las escobillas en perfecto estado y se dan consejos para su correcto mantenimiento:

  • Limpiarlas periódicamente con un detergente y esponja, al menos una vez al mes, ya que la grasa y los restos de insectos pueden producir importantes molestias en conducción nocturna, como reflejos y reverberaciones que producirán cansancio.
  • No accionar los limpiaparabrisas cuando el cristal esté helado, o acumule polvo o tierra.
  • Utilizar un líquido limpiaparabrisas para la eficacia y duración de las escobillas.

De hecho, según la compañía Carglass, especializada en lunas de coches, además de tener evidente implicación en la visibilidad, el parabrisas aporta hasta el 30% de la resistencia de la estructura del vehículo y es un elemento clave para evitar el hundimiento del techo en caso de vuelco. La eficacia del airbag del acompañante también está condicionada por el buen estado del parabrisas, pues al desplegarse se apoya sobre él, ejerciendo una enorme presión.
Según informa la DGT, la antigüedad media de los turismos en los que viajaban las víctimas mortales de accidentes en carretera en 2017 fue de 13,2 años, una cifra que ha aumentado respecto a 2016, en la que fue de 12 años. Teniendo en cuenta la relación entre riesgo y antigüedad del vehículo, el mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad se convierte en una actividad imprescindible para combatir la siniestralidad.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro