San Valentin

‘Love is in the air’… Celebra un San Valentín romántico y seguro

Te damos algunas ideas para que todo vaya sobre ruedas
Erika Parlon
Erika Parlon

Hoy 14 de febrero es San Valentín, ¡el día de los enamorados!, la ocasión perfecta para sorprender a tu pareja y recordarle lo especial que es para ti. Seguramente, a estas alturas, ya tendrás preparado ese detallito especial que le hará sonreír o una escapada romántica inesperada que hará que tu amorcito se emocione y ¡dé saltos de alegría!

Sea como sea, a todos nos encanta celebrar este día de una manera u otra. Y sobre todo, lo que queremos es disfrutarlo y que todo salga bien, es decir, que nada se tuerza. Para ello, no está de más contar con un seguro… Y dirás: ¿cómo? ¿Qué pinta aquí el seguro?, Pues, más de lo que te imaginas… Te explicamos su importante papel en cuatro de los regalos más típicos de San Valentín:

  • Bombones, el clásico de los clásicos. Es uno de los regalitos estrella del día de los enamorados. ¿A quién no le gusta disfrutar de unos deliciosos bombones? Además, hoy en día los hacen de todos los gustos, sabores y formas. Pero, ¿qué ocurre si están en mal estado? Es decir, que nos sienten mal de verdad y no nos referimos a un empacho… Pues, en este caso como consumidor podrías poner una reclamación al fabricante. Por lo tanto, más vale que la empresa tenga un seguro de RC de Producto para cubrir las posibles indemnizaciones.
  • Cenita romántica. Una noche como esta, merece una cena en aquel restaurante que tanto os gusta o por qué no, en uno nuevo que queréis descubrir en una fecha tan señalada. Pues, aquí el seguro también está presente, porque el restaurante lo contrata para cubrir los daños que pueda causar a terceros: por intoxicaciones, comida en mal estado, una mosca en el plato…
  • Joyas. Anillos, pulseras, pendientes… También, suelen regalarse este día. Pero, ¿y si tienes la mala suerte que te lo roben o lo pierdas? Esperemos que no, pero si ocurre, en este caso el seguro puede ayudarte a ti con una buena cobertura de robo o extravío.
  • Escapada. Viajar siempre es un placer, pero si encima es en San Valentín, pues todavía es más mágico, ¿no? No te olvides de llevarte tu maleta, las guías de viaje, complementos y accesorios que necesites… Pero, también un buen seguro de viaje… Así si algo se tuerce, estaréis protegidos y sólo será un mal momento, que rápido se podrá solventar.

Así que ya lo ves, el amor y los seguros nunca habían ido tanto de la mano. ¿A qué no te lo imaginabas? ¡Feliz San Valentín a tod@s!

Deja un comentario

Te puede interesar