Los radares de tramo

Los radares que no permiten el frenazo de unos metros antes de llegar al punto de control

Los radares de tramo son relativamente jóvenes en nuestras carreteras, según la DGT son una ayuda al control de velocidad que pretende evitar accidentes en los puntos negros de nuestras carreteras.
Este sistema se empezó a usar en 2015 y desde entonces se están instalando por toda la geografía española. Actualmente hay 57 radares de tramo en funcionamiento.

Qué es un radar de tramo

Es un sistema que mide el tiempo que tardas en recorrer una vía, por lo que podemos tener un radar de tramo que cubra desde 200 metros hasta 12 kilómetros.

El funcionamiento es sencillo, se coloca una primera cámara al inicio del tramo. Esta se ocupa de registrar todas las matriculas y la hora a la que pasan por este punto. Al final del tramo tenemos otra cámara que nos volverá a registrar la matricula y la hora a la que lo hacemos.

El sistema calcula el tiempo que hemos invertido en realizar el trayecto y si supera el tiempo esperado por la distancia y límite de velocidad, se registra la infracción sin ningún tipo de margen, directamente.

Pongamos un ejemplo, supongamos que entramos en una zona controlada por un radar de tramo, es una vía de velocidad límite a 80 km/h y el tramo es de 3 km. Con un par de operaciones simples, podemos calcular que el tiempo que deberíamos tardar en recorrer este tramo debe ser mayor a 2 minutos y 15 segundos.

En caso de haber tardado menos, es porque hemos pisado el acelerador en el tramo y entonces nos mandarán una amable carta a casa con la multa. Si el tiempo es superior, eso quiere decir que no hemos llegado a los 80 km/h y estamos siendo unos conductores precavidos y seguros.

Infalibles

La presunción de ser infalibles los hace ser uno de los radares más temidos, ya que no tienen margen de error y si vamos a 80,5 km/h nos multará.

Por ello es importante que seas consciente siempre de tu velocidad y no te permitas “coger carrerilla”. Para estos casos es importante recordar que la mayor parte del parque automovilístico moderno trae un limitador de velocidad de serie.

También ten en cuenta que en tu seguro de auto podrías tener cubierta la asistencia jurídica o reclamación de multas que podría ayudarte en caso de que te enfrentes a un radar de tramo mal configurado o “poseído”.

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro