Los drones, aliados de las aseguradoras para controlar los campos

tiemposeguro
tiemposeguro

Redacción
30 de agosto de 2017

El uso de aviones no tripulados está mejorando la capacidad de detectar problemas que se desarrollan en terrenos agrícolas

En la actualidad ya hay diversas compañías, como Country Financial o Groupama, que sacan provecho de los drones, también conocidos como vehículos aéreos no tripulados, para controlar de forma más eficiente y económica los terrenos agrícolas asegurados. La capacidad de utilizar aviones no tripulados está ayudando a identificar los problemas en los campos más rápidamente que los métodos de exploración tradicionales desde el suelo y permite compartir con los clientes de forma inmediata la información recopilada.

Por ejemplo, los aviones no tripulados son utilizados para comprobar los daños en áreas situadas en medio de campos de maíz que no pueden ser fácilmente detectados desde la carretera. La información que provee el dron permite guiar a los interesados haci​​a esa zona para realizar una inspección más profunda. No siempre es fácil llegar a algunas áreas desde el suelo en ciertas condiciones, como las inundaciones. Hasta ahora, comprobar los daños en un campo de maíz y averiguar los metros cuadrados dañados exigía un día de trabajo y los datos obtenidos no eran fiables. Los drones ofrecen exactitud y rapidez. En apenas cinco minutos, la compañía dispone de fotos precisas de los daños recibidas en una tablet sobre el terreno.  Además de la agricultura, hay otros usos potenciales de drones para compañías de seguros, como las inspecciones en techos de edificios.

El objetivo de las compañías es reducir costes y lograr que ello repercuta en una rebaja del precio de los productos, lo que beneficia también a los clientes.

Te puede interesar