campamentos de verano seguros de responsabilidad

Los campamentos de verano sustituyen a los abuelos

Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil

Acaba el colegio y como cada año, el dilema de los padres es decidir dónde dejar a los niños en verano. Esta es una de las mayores injusticias si eres padre, porque mientras los “peques” tienen vacaciones interminables, a ti, como padre, no te las alargan y sigues trabajando.  

Puede ser que tengas la “suerte” o desgracia de teletrabajar, y atender “de aquella manera” a tus hijos. Pero si aún no te has acostumbrado a ser polivalente y trabajar a la vez que vigilas a tus hijos o les haces la comida, probablemente también querrás buscar otras alternativas. 

Una de las clásicas soluciones es dejar a los niños con los abuelos, pero ya van dos años que esta opción no es tan fácil. La pandemia del COVID nos ha obligado a prescindir de la “vieja confiable” que eran los abuelos, y hemos tenido que buscar otras opciones.

Los campamentos de verano, una solución  

Así, la solución acaba siendo o un casal o un campamento de verano.  Estas actividades son la salvación de muchos padres. Y es que hay múltiples opciones. Puedes dejar a los niños unos días puntuales, semanas, incluso meses, en campamentos de todo tipo: lúdicos, de ingles, de tenis o futbol… ¡Tú decides al que prefieres!

Quizás es una alternativa arriesgada para esos padres que no quieren alejarse de los niños, pero es la mejor solución si no tienes otra opción. Primero, porque están acompañados y vigilados en todo momento, disfrutando de las vacaciones y haciendo actividades diferentes. Y segundo, porque además de distraerse, trabajan otras habilidades y valores sociales que ya abordaremos, si cabe, en otro momento.

Seguros y asegurados

La preocupación de muchos padres es si sus hijos estarán seguros en estos sitios. Los campamentos de verano son tan, o incluso más seguros, como dejar a los niños en casa de los abuelos. ¿Por qué? Pues porque es obligatorio que el organizador tenga una póliza que cubra daños a terceros producidos por la actividad. Así, todos los niños estarán seguros gracias a estas pólizas de Responsabilidad Civil, que además se suele acompañar por un seguro de accidentes completo.

De este modo, el seguro y la organización se hacen cargo socorrer todos los gastos y gestiones si un niño se hace daño realizando cualquier tipo de actividad o come algo en mal estado y se intoxique, por ejemplo.

En definitiva, si eres de los que no puede compaginarse este verano para cuidar de sus hijos, pero tiene miedo de dejarlo en manos de “cualquiera”, ahora ya sabes que los campamentos de verano sí son seguros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.