Los afectados tras la explosión de Tui

tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Redacción
30 de mayo de 2018

¿Qué podrán reclamar los perjudicados por la tragedia en este pueblo gallego? ¿Y qué pasa con los que no tenían seguro?

El auténtico drama humano que se vivió en Tui el pasado 23 de mayo, cuando explotó un almacén ilegal de pirotecnia dejando tras de sí dos víctimas mortales y 37 heridos, también tiene otra cara: la de los centenares de familias afectadas por la destrucción de sus viviendas y vehículos. Y su periplo para reclamar la indemnización justo acaba de comenzar. En total, 33 familias se quedaron en la calle, 120 casas resultaron gravemente damnificadas y 300 personas se vieron afectadas por los daños de la onda expansiva, que llegó a sentirse en 8 km a la redonda.

Unas 50 familias, además, no tenían seguro, por lo que no les queda otra opción que esperar a las ayudas prometidas por la Xunta y reclamar judicialmente contra el propietario del almacén, ya imputado.

En el caso de los afectados con seguro del hogar o de automóvil deberían recibir la indemnización de la aseguradora en 40 días, que es el plazo fijado por la legislación, si ésta no quiere incurrir en intereses de demora. Además de asumir los daños, la compañía correrá con los gastos de alojamiento temporal de la familia en caso necesario (inhabitabilidad). En este tipo de catástrofes, también entran en juego otras coberturas, como la garantía de desescombro, que cubre los gastos de demolición y traslado de escombros hasta el lugar indicado para depositarlos.

Con respecto a los vehículos dañados por la onda expansiva, los afectados tendrán que consultar si su seguro de automóvil cubre la rotura de cristales y los daños propios (si es a todo riesgo seguramente los cubrirá), aunque si el coche estaba aparcado en el garaje podría ser que los daños ya queden cubiertos por su póliza del hogar.

Por su parte, la justicia dirimirá la responsabilidad del propietario del almacén ilegal, en un proceso en el que no sólo pueden personarse las familias sin seguro. También tienen derecho a hacerlo los afectados que tuvieran seguro, ya que pueden reclamarle la parte que su póliza no ha cubierto, y las compañías aseguradoras, con el fin de recuperar lo adelantado a sus asegurados.

La peor parte, sin duda, se la llevan los familiares de las víctimas y los heridos, daños siempre irrecuperables. Dicho esto, tienen la posibilidad de reclamar judicialmente contra el dueño del almacén, que al margen de su responsabilidad penal podría ser condenado a resarcirles. Además, si estaban asegurados, también podrán pedir la indemnización de la compañía de seguros por la póliza que tuvieran contratada (por fallecimiento, por invalidez, etc). En cualquier caso, nada devuelve el alto precio pagado, está claro.

Te puede interesar