Los coches zombies, la DGT anuncia una campaña para acabar con ellos

Como bien sabes, para que un vehículo, en España, circule legalmente es necesario primero, que éste esté dado de alta; segundo, que el conductor y/o dueño esté al día con el pago del Impuesto de Circulación; tercero, que tenga un seguro de circulación, aunque sea el mínimo, es decir, el seguro de Responsabilidad Civil obligatorio, y que, por último, el vehículo haya superado la ITV. Si, por el contrario, su dueño ha decidido que éste ya no va a circular se ha de tramitar su baja. En función de las razones que motiven esa baja, se puede optar por una temporal o una definitiva.

¿Qué debo solicitar una baja temporal o definitiva?

La primera opción se puede solicitar por tres razones: si durante una temporada se va a dejar de utilizar, si se ha entregado a consecuencia de un contrato de compraventa o si éste ha sido sustraído. Durante el período de tiempo que éste esté dado de baja temporalmente, el conductor no está obligado a que el vehículo cumpla con los requerimientos de uno que sí circula, obviamente.

La segunda opción, es decir, la baja definitiva, se puede solicitar porque se quiere jubilar el coche, porque la reparación que se le ha de realizar es muy costosa y no se quiere asumir o porque éste ha sufrido un siniestro total. Sea cuál sea la razón, la baja definitiva tiene como condicionante que el vehículo ha de ser achatarrado y descontaminado en un desguace o CAT (Centro Autorizado de Tratamiento). De esta forma el conductor obtiene un Certificado de Destrucción y un informe de baja oficial emitido por la DGT.

La problemática de los coches zombies

No obstante, la realidad, tal y como muestran los datos del Ministerio del Interior, es que desde 2004 a 2018, el número de vehículos que se ha dado de baja temporalmente ha pasado de suponer el 5% a representar el 50% de los 700.000 que causan baja anualmente.  Una situación que preocupa a la DGT, ya que, a estos coches, dados de baja temporalmente, se les pierde el rastro.

A estos coches, se les conoce como coches zombies, dado que las autoridades sospechan que, o bien, han sido desguazados sin cumplir con la normativa existente, ya que de haberse hecho correctamente el CAT habría tramitado la baja definitiva. O han sido vendidos a otros países, de forma ilegal. O, por el contrario, sus piezas han sido revendidas para ser reutilizadas en el mercado negro. O directamente, han sido dados de baja, pero siguen circulando.

En cualquiera de estos casos, o el conductor ha incumplido la normativa europea de descontaminación de vehículos o, por el contrario, está circulando en un coche que legalmente no puede hacerlo.

La DGT empieza a luchar contra los coches zombies

Como medida para hacer frente a esta realidad, la DGT anunció que, tras el verano, pondrá en marcha una campaña para dar con esos coches zombies. Es decir, se pondrá en contacto con los titulares de vehículos que hayan tramitado una baja temporal para conocer cuál es la situación actual del mismo y para recordar a su propietario cuál es el proceso de descontaminación que estable la UE.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro